Jueves, 30 de Mayo de 2024
Pulsa ENTER para buscar
autoridad Portuaria de Valencia

Las empresas textiles españolas tienen un problema (y no afecta a las grandes)

Las empresas textiles españolas tienen un problema (y no afecta a las grandes)

Corren buenos tiempos para las empresas textiles españolas. Hace apenas un mes Inditex batió récords, superando por primera vez la barrera de los 5.000 millones de euros. La compañía fundada por Amancio Ortega incrementó su resultado neto un 30,3%, hasta los 5.381 millones de euros.

Por su parte, las ventas del gigante del sector textil aumentaron un 10,4%, hasta los 35.947 millones de euros. Mientras que el grupo de moda Mango continúa su expansión en Estados Unidos aumentando su presencia en la costa este con su llegada a Washington D.C. y a Boston. Este año, la empresa fundada por Isak Andic prevé abrir 30 puntos de venta en el país americano y que este se convierta en uno de los tres primeros mercados del grupo en términos de facturación en 2026, tras entrar en 2023 en la clasificación de los cinco mercados más importantes.

Corren buenos tiempos para las empresas textiles españolas. O, al menos, para las grandes empresas del sector. La patronal del sector, Acotex, ha informado de que los márgenes de las empresas españolas del textil limitaron en 2023 el incremento de las ventas hasta un 3,41% de media sobre las cifras de 2022, con un cómputo global de 11.021 millones de euros. ¿Qué está ocurriendo en las empresas textiles?

El problema de las empresas textiles

La industria textil tiene un problema. Eduardo Zamácola, presidente de Acotex, señala que el problema recurrente para las empresas textiles en España no es otro que el elevado coste de producir prendas de moda. En los últimos años, «cada temporada se elevan los precios de las materias primas, de la energía, de la logística y del transporte. Además de los incrementos salariales y de la creciente competencia de las plataformas de venta de ropa a bajo coste».

Esta situación, según apuntan desde la patronal, no se compensa con la subida de precios de los artículos. Razón por la que, pese al dato positivo de ventas en 2023, los márgenes «están penalizando mucho» a las tiendas de moda.

Otro dato a tener en cuenta es que los españoles gastamos cada año menos en moda. El año pasado cada familia española (2,5 personas) gastó en vestirse una media de 922 euros (43 euros más que en 2022 por la subida de precios), frente a los 1.256 euros antes de la llegada de la covid-19. Y muy lejos de 2016, en el que las familias gastaban el doble que en 2022 (1.881 euros).

Zamácola ha relacionado este descenso en los últimos siete años -del 12% al 3,9% de 2023- con un «cambio en la tendencia de compra» del consumidor, con unas preferencias que se desvían «a otros sectores».

Suben las grandes, bajan las pequeñas

Como decíamos al principio de este artículo, corren buenos tiempos para las empresas textiles españolas. Para las grandes, eso sí. El balance comercial de la industria textil en España arroja una cifra negativa de 5.808 millones (7.217 millones en 2022), gracias a un descenso mayor de las importaciones (23.753 millones) en relación con las exportaciones (17.945 millones). En cuanto a las ventas en línea, Acotex ha cifrado el volumen sobre las ventas totales en un 16%.

Hasta un centenar de tiendas de moda cerraron en 2023 en España en comparación con el año anterior. Esto supone una disminución del 0,23%, hasta 43.879 puntos de venta, y el número de empresas del sector se redujo en 223, hasta 7.600 compañías. En contraste, el empleo se incrementó de media un 0,83% en 2023 en tasa interanual para dejar la cifra total en 166.789 empleados.

«Llevamos una fase en la que el pez rápido se come al lento», ha sentenciado Zamácola. Es el caso de Inditex, Tendam (Grupo Cortefiel), H&M o Mango, por citar algunas de las grandes, que han obtenido beneficios récord en el último ejercicio.

Radiografía de las empresas textiles españolas

La evolución de la facturación sigue comandada por las cadenas especializadas en moda, con un 39% de las ventas en 2023. Los hiper y supermercados mantuvieron la segunda posición con el 27,2% de las ventas. En tanto que los grandes almacenes figuraron en la cola y siguieron a la baja con el 8,3%.

Por comunidades autónomas, Madrid (17,4%), Cataluña (16,29%) y Andalucía (15,14%) fueron, por este orden, las que concentraron el mayor volumen de ventas del sector. Aunque el mayor gasto por persona se produjo en País Vasco (414,84 euros), seguido por Madrid (377,21 euros) y Cantabria (368,54 euros).

campaña renta Generalitat
campanya renda Generalitat
campanya renda Generalitat
Aeroport general valenciano

Dejar una respuesta