Martes, 23 de Julio de 2024
Pulsa ENTER para buscar
Rentbis: 12 mese de liquidez en solo 24 horas

La nueva era de las refinerías petroquímicas necesita “certidumbre regulatoria”

La nueva era de las refinerías petroquímicas necesita “certidumbre regulatoria”

Andreu Puñet (Tarragona, 1954), con gran conocimiento sobre su sector tal y como queda patente gracias a su larga trayectoria profesional, dirige la Asociación Española de Operadores de Productos Petroquímicos (AOP) desde 2018. Es ingeniero químico e ingeniero industrial, máster in Science por la London Business School, PDD por el IESE y máster en Gestión Empresarial por la Escuela de Administración de Empresas (Eada).

En 1980 se incorporó a Repsol en la refinería de Tarragona, donde ejerció como ingeniero de Procesos en Refino y Petroquímica.

En 1997 se desplazó a Argentina para ejercer como gerente en la refinería y la planta de membranas asfálticas de Repsol en Bahía Blanca. Entre 2000 y 2001 simultaneó esta responsabilidad con la de director técnico del Área de Refino y Marketing en Repsol YPF de Latinoamérica. En 2001 regresó a Tarragona como director del Complejo y se incorporó a la Junta Directiva de la Asociación Empresarial Química de Tarragona (AEQT), donde fue presidente has ta 2008, fecha en la que asume la dirección del Complejo de Repsol YPF de Puertollano.

En 2010 fue nombrado director corporativo de Medios (Compras, Tecnología, Seguridad y Medioambiente e Ingeniería). De 2014 a 2018 ha sido consejero delegado de Petronor.

cifras-refinerias-petroquimicas

Fuente: AOP

El camino de las refinerías petroquímicas hacia los ecocombustibles

– La industria está evolucionando hacia los ecocombustibles. ¿Cómo estáis llevando a cabo esta transformación para convertir vuestras refinerías en centros eficientes y alcanzar la neutralidad del carbono en 2050?

Las refinerías son centros de actividad industrial y, en consecuencia, polos de generación de riqueza y empleo donde están ubicadas. En la estrategia que está siguiendo el sector para llevar sus productos y centros industriales hacia la neutralidad de emisiones recoge la transición de las refinerías hacia hubs multienergéticos dentro de los polos industriales.

La refinería del futuro se alimentará de diversas materias primas y producirá diferentes energías. Hasta ahora, las refinerías sólo utilizaban como materia prima el petróleo, y el gas natural y la electricidad como fuentes de energía, para producir combustibles tradicionales y productos químicos. Sin embargo, la refinería del futuro integrará el uso y reutilización eficiente de los recursos y materias primas, se alimentará de energía renovable, contribuirá a cerrar el ciclo de la economía circular mediante el aprovechamiento de los residuos forestales, sólidos urbanos y no biológicos.

Las refinerías se convertirán en centros energéticos que transformarán los residuos en combustibles renovables, además de producir hidrógeno verde y de utilizar el CO2 capturado.

Investigación y colaboración

– La I+D+i y la colaboración entre industrias es fundamental para conseguir estos objetivos. ¿Cómo se está llevando a cabo?

La investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) y la colaboración, no sólo público-privada, sino también entre industrias, son esenciales para impulsar avances significativos en nuestra industria.

Un pilar fundamental de la inversión en I+D+i es la producción de combustibles renovables e hidrógeno verde y la captura y uso de CO2. Se están realizando inversiones significativas en la investigación y desarrollo de procesos que permitan la producción de combustibles líquidos neutros en carbono.

Asimismo, la colaboración entre nuestras refinerías y otras industrias es fundamental. Estas alianzas permiten compartir conocimientos, recursos y tecnologías para abordar los desafíos comunes y acelerar la adopción de soluciones sostenibles.

Inversiones en refinerías petroquímicas

– Para conseguir estos objetivos, además de las grandes inversiones que está haciendo la industria, ¿habéis valorado el apoyo económico que necesitáis por parte de las administraciones?

Por parte de las administraciones, lo que necesitamos principalmente es certidumbre regulatoria. Es decir, que generen un entorno normativo estable y atractivo para realizar las inversiones en España. El sector está realizando ya inversiones millonarias en la construcción de nuevas plantas y la adaptación de las actuales para sustituir progresivamente el petróleo por otras materias primas, contribuyendo a descarbonizar a otros sectores. Pero estas inversiones las ha realizado a riesgo y en un marco normativo que cada vez se torna más hostil hacia la transformación del sector.

Una medida a adoptar que podría ser positiva es, por un lado, no retraer recursos de esas inversiones y, por otro, incentivar las inversiones orientadas a mejorar la eficiencia energética o la descarbonización del sector y sus productos.

No obstante, en una fase incipiente de desarrollo de las las tecnologías, el apoyo económico y financiero es también importante.

En este sentido, hemos solicitado reiteradamente que se incluya una línea específica dedicada a los combustibles renovables dentro del Perte de Energías Renovables, Hidrógeno y Almacenamiento (ERHA).

El papel del hidrógeno verde

– Otra de las energías en las que estáis trabajando es el hidrógeno verde donde estáis jugando un papel importante. ¿Qué inversión global han hecho las industrias en este sentido para impulsarla y qué empujoncito necesitaríamos por parte del Gobierno o las comunidades autónomas para implantarla de manera efectiva?

El sector del refino tiene comprometidas inversiones en combustibles renovables e hidrógeno verde por valor de más de 16.500 M€. Si anteriormente recalcaba la necesidad de contar con certidumbre regulatoria, una vez que se logre esta, necesitamos una mayor agilidad de todas las administraciones públicas para lograr la aprobación de los proyectos.

Es inviable tener inmovilizada esa inversión, que compite en su implantación con otros países, esperando el visto bueno de la Administración, ya que mientras tanto otros países pisan el acelerador de la transición energética. España tiene todo el potencial para ser líder, pero corremos el riesgo de quedarnos atrás si no vamos al ritmo que la transición energética requiere.

Un marco normativo «insuficiente»

– Has comentado la importancia de contar con un entorno normativo estable. ¿Se está avanzando en esta cuestión tanto en el ámbito nacional y autonómico como europeo?

Como decía antes, es precisamente de lo que adolece el sector, de un marco normativo estable que fomente las inversiones que se requieren para su descarbonización. En este caso, las competencias son más bien del ámbito nacional y europeo, y en ninguno de los dos se está apostando por nuestra industria.

Es un aspecto que la asociación lamenta enormemente, porque ante un reto tan mayúsculo como alcanzar la neutralidad de emisiones, todas las manos son pocas. Nuestra industria tiene una vocación de innovación y desarrollo sin igual, que podría situar a España a la vanguardia tecnológica de la descarbonización, pero hace falta un acompañamiento del marco normativo.

– Otra cuestión es el impacto económico que puede tener o que ya está teniendo el desarrollo del hidrógeno verde en determinadas zonas de España en cuanto a inversiones y empleo. ¿Habéis cuantificado estas cifras?

Teniendo en cuenta los proyectos anunciados por las compañías de la asociación, solo en hidrógeno verde se van a invertir más de 7,8 mil millones de euros y se generarán más de 16.300 nuevos puestos de trabajo, sumando los directos, indirectos e inducidos.

Proyectos en refinerías petroquímicas

– Ha puesto en valor la envergadura de los proyectos que están llevando a cabo las compañías de la asociación.

Efectivamente, es crucial tener en cuenta que los proyectos destinados a la producción de combustibles renovables e hidrógeno verde son de gran envergadura, tanto por su escala como por la inversión necesaria, abarcando aspectos clave como la innovación y el desarrollo.

Esta magnitud implica la necesidad de una colaboración público-privada, convirtiendo a estos proyectos en un espacio óptimo de diálogo entre la Administración y las empresas involucradas. Sin esta sinergia, su realización sería inviable.

En la actualidad, nuestras empresas han anunciado la creación de cuatro ‘valles del hidrógeno’, distribuidos estratégicamente en las proximidades de refinerías en Bilbao, Cádiz-Huelva, Castellón y Tarragona. El impacto económico en estas regiones es significativo, no sólo en términos de generación de empleo, sino también en el progreso industrial y tecnológico de dichas áreas, y, por ende, de España en su conjunto.

La postura española

– ¿Se ha calculado también cuánto se va a ahorrar España en la importación de energías renovables? ¿Está España en posición de liderar esta industria?

España tiene un gran potencial energético y esto le puede hacer llegar a ser líder en este campo y no solamente en Europa sino también en el mundo. Sin embargo, ese potencial hay que desarrollarlo y el primer condicionante que debe hacerlo posible es el de la regulación.

Reiteramos la necesidad de generar certidumbre regulatoria para que las inversiones se produzcan. Insistimos en la necesidad de aprobar los proyectos a tiempo y sin demora alguna, pues cada día de retraso supone situar más lejos el objetivo de descarbonización y más cerca de la posibilidad de fuga a otros países.

Biocombustibles

– ¿En qué otros biocombustibles estáis trabajando? ¿Qué industrias se beneficiarán de ellos?

En la actualidad, estamos trabajando en combustibles renovables derivados de materias primas alternativas al petróleo, como residuos agrícolas y forestales, de la industria alimentaria, residuos sólidos urbanos, plásticos, así como la captura de CO₂ de la atmósfera y el uso de hidrógeno verde. Los biocombustibles son tipos de combustibles renovables, que se clasifican como diferentes dependiendo de la materia prima utilizada en su producción.

Estos combustibles renovables son adecuados para cualquier medio de transporte existente en la actualidad. Además, son una solución esencial para diversos sectores económicos en los que la electrificación no es viable debido a la falta de infraestructura o al desarrollo insuficiente de la tecnología. Por lo tanto, diversas industrias se beneficiarán de la transición hacia estos combustibles renovables, contribuyendo así a la transformación del sector y a la reducción de emisiones.

Descarbonización de las refinerías petroquímicas

– Por último, la industria aérea está pidiendo que se incremente la producción de SAF para poder cumplir con los objetivos de descarbonización. ¿Cómo estáis trabajando en este sentido?

La industria del refino está actualmente inmersa en el desarrollo y producción de SAF (combustibles de aviación sostenibles). No obstante, enfatizamos la importancia de extender los beneficios de los combustibles renovables a diversos sectores y usuarios, además del transporte aéreo. Este enfoque es crucial, ya que permitirá a nuestra industria alcanzar la economía de escala necesaria, no solo para producir a grandes volúmenes, sino también para reducir sus costes de fabricación y, por consiguiente, el precio de estos combustibles.

Además, debido a los procesos químicos de los sistemas de refino, con la producción de estos nuevos combustibles, al igual que ocurre con los tradicionales, se obtiene todo el rango de productos y no puedes elegir entre modos de transporte. Por ejemplo, si produces combustible sostenible de aviación, vas a obtener también gasolina y diésel renovable.

Por tanto, no tiene sentido centrarnos solo en la utilización de los combustibles renovables para descarbonizar la aviación, sino que deberían ser tenidos en cuenta para todos los sectores y todos los modos de transporte.

Generalitat stop al foc colilla
Generalitat stop al foc colilla
Generalitat stop al foc barbacoa
Rentbis
Generalitat stop al foc barbacoa
Rentbis: 12 mese de liquidez en solo 24 horas
Mujeres al Timon viaje transformador
Rentbis
Generalitat stop al foc barbacoa

Dejar una respuesta