Miércoles, 17 de Abril de 2024
Pulsa ENTER para buscar
Club Empresas Infonif Podcast Rankings Eventos Revistas

J. Brey, AEH2: “Falta de mercado y de regulación, los retos del hidrógeno verde”

J. Brey, AEH2: “Falta de mercado y de regulación, los retos del hidrógeno verde”

Hablamos con Javier Brey, presidente de la Asociación Española de Hidrógeno (AeH2) y director de Tecnología en H2B2, es ingeniero de Telecomunicaciones por la Universidad de Sevilla, doctor por la Pablo de Olavide y profesor en la Universidad Loyola, también en Sevilla. Lleva trabajando en el hidrógeno desde 1998.

– ¿Cuándo comenzó su andadura la asociación? ¿Qué nos puede contar de sus orígenes?

La AeH2 se crea en 2002, promovida por un grupo de empresas, centros de investigación y tecnólogos que ven cómo nuestro país tiene un gran potencial en el hidrógeno y deciden promover una asociación para impulsarlo. En 2005, la AeH2 se abre internacionalmente y, en la actualidad, cuenta con 400 socios y colaboraciones con más de 20 países.

– Hidrógeno gris, marrón, verde… ¿Cuál es la diferencia entre cada uno de ellos?

Realmente, el hidrógeno es un gas incoloro… Se recurre a esta clasificación para diferenciar su origen; reservamos el color “verde” para el hidrógeno renovable, “gris” y “marrón” para el de origen fósil, etc. Sin embargo, hay que decir que, cada vez, se huye más de esta clasificación, en favor de otras más “técnicas”.

Valles del Hidrógeno

Valles del Hidrógeno e inversiones

– El hidrógeno se ha convertido en la gran solución para conseguir la descarbonización de la industria. ¿Es correcto? ¿Supone una gran ventaja para la sociedad?

En efecto, y el motivo para ello está claro: el hidrógeno es un combustible limpio, que podemos producir localmente de una manera renovable, sostenible y segura y que puede ser empleado en muy distintas aplicaciones. Podemos utilizar el hidrógeno en el sector industrial, en el residencial, en el sector de la energía y en el del transporte e, incluso, dentro del sector transporte, puede ser un combustible tanto para vehículos ligeros y automóviles como para vehículos pesados, barcos e incluso aviones. Por ello, se plantea como una solución integral para la descarbonización de todos los sectores.
Desde el punto de vista social, ese componente local que tiene favorece el crecimiento de la industria y la creación de nuevos puestos de trabajo de alto valor añadido.

– ¿Podría decirnos cuántos proyectos de hidrógeno verde están en marcha en estos momentos? ¿Cuáles de ellos están ya funcionando?

Según la última versión del Censo de Proyectos de Hidrógeno de la AeH2, nuestro país cuenta con 123 proyectos de hidrógeno, en diferente estado de desarrollo. Algunos de ellos están ya en fase de construcción, en tanto que otros están aún en fases previas: de gestión de permisos o de cierre financiero.

Falta regulación y de mercado

– ¿Con qué trabas se han encontrado a la hora de poner en marcha estos proyectos y de qué tipo? ¿administrativas…?

La fundamental es la falta de regulación. Hasta el año pasado no había aún una directriz clara de lo que era el “hidrógeno renovable” y aún queda mucho por definir con relación a cómo se produce, cómo se transporta o quién lo debe utilizar.

En segundo lugar, destacaría la falta de un mercado. En estos momentos, aún cuesta casar la oferta (los que quieren producir hidrógeno) con la demanda (los usuarios dispuestos a emplear hidrógeno verde).

– ¿Qué ha propiciado la creación de los “Valles del Hidrógeno”? ¿Los municipios, las empresas, la Administración…? ¿Todos ellos? ¿Los proyectos que se desarrollan son coincidentes en diferentes territorios?

Los “Valles de hidrógeno” son la evolución natural de los proyectos aislados. Si decíamos antes que es difícil casar oferta y demanda, en este tipo de proyectos se intenta paliar ese aspecto promoviendo a la vez diferentes productores y consumidores de hidrógeno que hagan más viable el inicio de una “economía del hidrógeno” local.

– ¿Quiénes lo integran? ¿Qué sinergias se establecen entre ellos?

Es clave que se aúnen productores y consumidores de hidrógeno. También es muy recomendable que, entre estos últimos, haya diferentes sectores de aplicación (residencial, industrial, energía y transporte), de modo que se creen sinergias dentro del proyecto. Además, suele haber un pequeño despliegue de infraestructura (almacenamiento, transporte, distribución, estaciones de servicio…) de hidrógeno.

21.000 M€ de aquí a 2030

– Por otra parte, ¿qué inversión global han hecho los impulsores de los valles del hidrógeno?

Según el censo de proyectos anteriormente citados, si se ejecutasen los 123 proyectos, estaríamos hablando de movilizar unos 21.000 millones de euros de aquí a 2030.

– ¿Qué empleo se prevé que se va a generar?

En cuanto a empleo, se estima que el sector va a contribuir a la creación de unos 85.000 puestos de trabajo en nuestro país en esta década.

HojadeRuta-Hidrogenoverde

Hoja de Ruta del Hidrógeno a 2030

– ¿Qué inversión es necesaria por parte de la Administración para que el hidrógeno verde sea una realidad? ¿Qué papel va a jugar en esta línea el Perte para la Descarbonización?

El hidrógeno ya cuenta con su propio Perte, el de Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento (ERHA), dotado por la Administración con cerca de 7.000 millones de euros, y que moviliza un total de unos 16.000 millones de euros. Evidentemente, otros Perte, como el del vehículo eléctrico o el de la descarbonización van a apoyar también proyectos e iniciativas de hidrógeno, sumando así más recursos en este sentido.

– ¿En qué tipo de proyectos se está trabajando? ¿Qué industrias o sectores se van a ver más beneficiados?

Nuestro país cuenta con ejemplos en todos los sectores. Tenemos proyectos de producción de hidrógeno renovable, de uso industrial (térmico y como materia prima), de “portadores” o “combustibles” de hidrógeno (como metanol o amoniaco), de almacenamiento y transporte, de vehículos de hidrógeno y de estaciones de servicio… Como decíamos antes, el hidrógeno es una solución transversal a todos los sectores.

– ¿Qué nos puede contar sobre los corredores del hidrógeno? ¿Unen los diferentes valles del hidrógeno?

Valles, corredores y “clústeres” son muchas veces sinónimos de las mismas iniciativas. La idea es ir cubriendo y conectando el territorio nacional con proyectos de hidrógeno que hagan posible el uso de este combustible alternativo.

– ¿Puede liderar España la exportación del hidrógeno o no es viable?

España tiene recursos renovables con la calidad y cantidad suficiente como para producir hidrógeno para autoabastecerse (para satisfacer su propia demanda) y para exportar a otros países a unos precios competitivos.

Caixa Ontinyent emancipar-te
Caixa Ontinyent emancipar-te
campaña renta Generalitat
Ruta de las barracas Alcati

Dejar una respuesta