bolsa-espanola

Estado actual de la Bolsa española: ¿cómo se han gestionado los activos en 2023?

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) hace balance de un año bursátil que termina con el IBEX 35, el principal índice de la Bolsa española, en torno a los 10.000 puntos, un nivel que no alcanzaba desde antes del estallido de la pandemia de la covid-19.

En concreto, las entidades que forman parte de la intermediación financiera no bancaria, de la que forman parte fondos de inversión, titulizaciones, establecimientos financieros de crédito, sociedades de valores y sociedades de garantía recíproca, gestionaron activos por valor de 300.000 millones de euros en 2022, un 8,6% menos que en el año 2021.

Según el informe anual sobre la Intermediación Financiera No Bancaria (IFNB) publicado por la CNMV, esta cifra supone el 6% del sistema financiero total, proporción que se mantiene bastante estable desde 2014 y que es inferior a la de los países que analiza anualmente el Financial Stability Board (FSB) en su informe sobre la IFNB, próxima al 14% de media.

El 93% de los activos analizados corresponden a instituciones de inversión colectiva. Mientras que el 3,8% son para titulizaciones, el 2,4% para establecimientos financieros de crédito, el 0,5% para sociedades de garantía recíproca y el 0,3% para sociedades de valores.

Resistencia de los fondos de inversión

En relación a los fondos de inversión, el informe destaca que algunos indicadores relacionados con el riesgo de crédito y de liquidez apuntan a una mejora respecto a 2021. Esto se explica, principalmente, por el aumento de la tenencia de deuda pública en las carteras de los fondos, de acuerdo con el notable aumento del rendimiento de estos activos durante 2022.

La CNMV destaca que el apalancamiento medio estimado para los fondos de la IFNB continuó siendo muy reducido y alejado de los valores máximos que establece la normativa, de forma que subraya que dicho grado de apalancamiento del sector no es relevante en la actualidad desde el punto de vista de la estabilidad financiera.

Asimismo, se destaca la disponibilidad y uso de herramientas de gestión de liquidez por parte de los gestores de fondos de inversión españoles en los momentos necesarios siempre bajo un marco de comunicación permanente y fluida entre la CNMV y las sociedades gestoras.

En este sentido, se subraya que el 84% de los fondos de inversión (en términos de patrimonio) tiene establecida en folleto la posibilidad de exigir preavisos de hasta 10 días hábiles cuando los reembolsos superen los 300.000 euros y que el 41% tiene establecida la posibilidad de usar un mecanismo de precio oscilante.

También se destaca que los fondos de inversión continúan mostrando un grado elevado de resistencia de acuerdo con los resultados de las pruebas periódicas de estrés que la CNMV realiza sobre estas instituciones.

Situación de la Bolsa española

¿Hacia dónde apunta la Bolsa española? De este modo, el último ejercicio realizado revela que bajo el escenario teórico más severo (hasta 19 veces más severo que el observado en la peor semana de la crisis de la covid-19), solo ocho fondos, cuatro de ellos pertenecientes a la categoría de renta fija de alto rendimiento y otros cuatro en la categoría ‘Otros’, podrían experimentar dificultades.

En cuanto a los mercados privados de capitales se apunta que ha crecido de forma notable en los últimos años y que, aunque formalmente no se considera parte de la IFNB, refleja gran interés por parte de los reguladores y otros participantes en los mercados.

Las empresas que cotizan en la Bolsa española han abonado 27.443 millones de euros a sus accionistas en concepto de dividendos entre enero y noviembre de este año, un 18,8% más que en el mismo periodo de 2022, según el Informe de Mercado 2023 de Bolsas y Mercados Españoles (BME)

Un buen año para la Bolsa española

Durante este ejercicio, el IBEX 35, el principal índice de la Bolsa española, ha recuperado el nivel de los 10.000 puntos, cota que no alcanzaba desde febrero de 2020, antes del estallido de la epidemia de la covid-19.

Según BME, la rentabilidad por dividendo de la Bolsa española se sitúa en el 4,1%, una de las más altas del mundo. La media histórica de los últimos treinta años es del 4%, la más elevada entre los mercados comparables. Además, en un ejercicio marcado por las subidas de los tipos de interés, el IBEX 35 ha tocado máximos de cinco años y se ha apuntado una revalorización superior al 20%.

Pese al contexto actual, la Bolsa española ha seguido aportando financiación recurrente a las empresas. Según datos de BME, hasta noviembre se han acometido 122 ampliaciones de capital (119 en igual periodo de 2022) por un importe de 4.654 millones de euros.

Hasta noviembre, en la Bolsa española se habían negociado ETF (fondos cotizados) por importe de 1.220 millones. Su patrimonio ha crecido un 1,6%, hasta 530 millones. En lo que va de año se han incorporado diez compañías al BME Growth, con lo que ya cotizan casi 140 empresas en este mercado,

En Renta Fija, destaca el décimo aniversario del MARF, que ha canalizado ya más de 70.000 millones de euros en financiación y ha llegado a 147 emisores.

La negociación de derivados ha crecido un 1% en el año, con el impulso de los contratos de futuros sobre acciones, que han aumentado un 58%.

Transvia GO
Dia de la dona
Infonif Bases de datos
Infonif Bases de datos

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.