Redsys-plataforma-pagos-bancarios-caida

Dos fallos hicieron colapsar los pagos bancarios, ¿estamos a salvo sin efectivo?

¿Cuántos pagos has realizado en efectivo durante la última semana? ¿Y durante todo el mes? Conforme ganan terreno las opciones de pago alternativas, como la tarjeta de crédito o el pago a través del teléfono móvil, son cada vez menos aquellos que escogen -o tan siquiera disponen- de metálico a la hora de hacer sus compras.

Si bien el efectivo todavía es la opción más utilizada a la hora de pagar, según los datos del Banco de España en su última Encuesta Nacional sobre el Uso del Efectivo, más de la mitad -el 52%- de los jóvenes españoles no emplea habitualmente dinero en efectivo.

Por tanto, no es de extrañar que cundiese el pánico hasta en dos ocasiones con apenas una semana de diferencia -justo antes del Black Friday– colapsaba la plataforma de pagos Redsys, la mayor del país, inhabilitando las transacciones con tarjetas de crédito y Bizum.

¿Qué ocurrió?

Si bien todavía se desconocen los motivos exactos que motivaron la caída del sistema de pagos bancarios, tanto el Banco de España como el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital descartan un ciberataque.

El alcance tampoco se conoce a ciencia cierta. Desde Redsys añaden que la incidencia del 18 de noviembre afectó al 2,5 % de las operaciones electrónicas de pago realizadas en España, mientras que la del jueves 23 de noviembre lo hizo al 1,7 %.

La compañía también ha indicado en un comunicado que «ambas incidencias han sido puntuales, fortuitas e independientes entre sí» y que «es la primera vez que un hecho así ocurre en los más de 12 años que la empresa lleva prestando este servicio» en España.

¿A qué estamos expuestos?

«Desde el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE) -explica Francisco García Ull, experto en ciberseguridad y profesor de la Universidad Europea (UE) aseguran que no existe confirmación de que se trate de un ciberataque. Puede tratarse de una sobrecarga, lo que tendría sentido por las fechas en que se produjeron, pero no se sabe a ciencia cierta y nadie se ha pronunciado al respecto».

El peligro, asegura, consistiría en que durante el tiempo en que el sistema ha caído se pueden producir brechas de información. «Cuando caen estos sistemas pueden haber «leaks» y pérdidas de información. Si esto ha sucedido o no, no hay forma de saberlo. Este es un asunto muy delicado que pone en peligro la credibilidad de nuestro sistema de pagos bancario, por lo que se tratará con mucha discreción».

Y concluye: «Estamos más expuestos que nunca, no somos conscientes de la cantidad de datos que hay sobre nosotros en internet. Parece que, en el futuro, la llamada «Web3″ será más privada y segura, porque la tendencia se mueve hacia el Blockchain. Esto hará que nuestra experiencia en internet sea más privada. En la actualidad hemos llegado al tope de inseguridad hacia nuestros datos en el que se puede estar».

El Banco de España no lo ve claro

El Banco de España ha pedido «información detallada» a la plataforma de pagos acerca del fallo técnico que paralizó la red el pasado sábado, además de haber estado pendiente de las medidas que tomó Redsys, sobre todo después de la nueva caída de anoche.

Y es que la firma da soporte a la operativa de gran parte del sector bancario con tarjetas de débito y crédito y también a Bizum, la plataforma de pagos con el móvil, que anoche también comunicaba a los usuarios en X, antigua Twitter, la caída de las operaciones y su posterior reanudación.

Según las entidades consultadas por EFE, en esta ocasión se ha tratado de una caída «parcial», de corta duración, por lo que apenas se han registrado incidencias de importancia, al contrario de lo ocurrido el pasado sábado cuando miles de usuarios se vieron perjudicados por la caída de la red.

Cajeros automáticos, pagos por datáfono, pagos electrónicos y transacciones con Bizum dejaron de funcionar durante horas.

paulowsky-300
ESAT-ranking1-300
Infonif Bases de datos
Esat primero ranking

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.