Miércoles, 24 de Abril de 2024
Pulsa ENTER para buscar

Fondos F.C.: ¿Por qué cada vez más inversores se fijan en el mundo del deporte?

Fondos F.C.: ¿Por qué cada vez más inversores se fijan en el mundo del deporte?

El deporte mueve a nivel mundial las ilusiones de millones de aficionados que celebran, lloran y ríen las victorias y las desdichas de sus clubes favoritos. Pero, además de ilusiones, el sector deportivo genera un gran impacto en la economía. Según el Termómetro del Ecosistema del Deporte en España, elaborado por PwC, la industria deportiva aporta el 3,3% del producto interior bruto (PIB) español.

Los fondos de inversión, conocedores de este hecho, ponen el foco cada vez más en el mundo deportivo. Desde clubes de fútbol profesionales hasta empresas dedicadas al segmento sportech. El mercado de valores es una oportunidad que, al menos 24 equipos de fútbol en Europa, ya están aprovechando.

Por qué los fondos de inversión se fijan en el deporte

Íñigo Pérez, director ejecutivo de Catenon, explica que la experiencia en el sector y la alta representatividad que en España tenemos en el mundo del deporte «son grandes catalizadores del mix que se puede hacer entre deporte y el resto de los negocios. Son muchas las empresas interesadas que no se dedican al mundo del deporte que quieren estar ahí por temas de marketing, publicidad…».

Por su parte, Luis García, gestor del fondo Mapfre AM Behavioral Fund, hace referencia al caso de Estados Unidos. «Allí tienen la NBA o la NFL que, a parte de ser éxitos deportivos, también lo son económicos. En general, el deporte europeo cada vez atrae más interés y, como consecuencia, surgen más fondos especializados. Nos estamos perdiendo una oportunidad que están aprovechando desde hace tiempo los americanos», comenta.

Luis García, gestor del fondo Mapfre AM Behavioral Fund

Luis García, gestor del fondo Mapfre AM Behavioral Fund

Este fondo, lanzado en 2018 y perteneciente a la aseguradora Mapfre, cuenta con una peculiaridad en su cartera: el 25% de los títulos pertenecen al sector deportivo. Así, casi la mitad (12%) lo concentran tres clubes de fútbol europeos que cotizan en bolsa: el alemán Borussia Dortmund (que ocupa más del 8% de la cartera), el Ajax de Ámsterdam y el francés Olympique de Lyon​.

No obstante, no solo el fútbol ha despertado el interés de este fondo. Completan el 25% restante cuatro empresas del sector deportivo: la mundialmente conocida Adidas; la italiana Technogym, especializada en material de gimnasio; la sueca Mips, focalizada en la seguridad y la protección de los cascos deportivos; y la cadena de gimnasios low cost de Reino Unido, The Gym Club.

El fútbol continúa siendo el ‘deporte rey’

Aunque existen deportes con un interés muy creciente como el surf, el ciclismo o las competiciones de rally, «hoy por hoy, ninguno le hace sombra al fútbol», según Pérez, portavoz de la multinacional española de búsqueda de talento Catenon.

La clave, asegura Carlos González, CEO de BHI Capital, reside en la exposición mediática: «Existen otros sectores, como el baloncesto, a los que aún les hace falta crecer más en muchos sentidos para que tengan entrada grandes inversores porque en España no tienen tanta exposición mediática como sí pueda tener el fútbol. Lo vemos también en el caso del motor, donde sí hay esa alta exposición y, por tanto, tiene interés para el mercado inversor».

Y destaca: «La tecnología vinculada al mundo del deporte también está entrando con fuerza en el mundo inversor».

Carlos González, CEO de BHI Capital

Carlos González, CEO de BHI Capital

García resalta que no solo se trata de los clubes de fútbol, que sin duda son la cara más visible, sino de todo lo que está a su alrededor. «Están también las infraestructuras como los estadios o las ciudades deportivas. Y hay gran interés en las empresas de tecnología que surgen alrededor del futbol, las compañías de salud, las agencias de representación… Sin olvidar, por supuesto, la publicidad y los derechos de emisión», afirma.

Esto último es apoyado por el CEO de BHI Capital: «La clave está en el retorno audiovisual». Eso sí, «los clubes tienen que buscar también otras líneas de negocio que les permitan no depender tanto de esos derechos».

La paradoja española

En la actualidad, no existe en España ningún club deportivo profesional que cotice en bolsa. Tendríamos que bajar hasta la tercera división del fútbol español para encontrar el primer club que sí ha dado el salto al mercado de valores. El Intercity se convirtió en octubre de 2021 en la primera entidad deportiva española que salía a bolsa.

No obstante, el club alicantino no forma parte del fútbol profesional y eso «significa que no accede al reparto de los derechos de televisión de las competiciones organizadas por LaLiga. Ese es el gran salto que hace que un club pueda ser rentable o no», expresa Luis García. «Más que beneficio económico, lo que les ha proporcionado es un posicionamiento muy grande en el mercado», apostilla González.

El universo del fútbol europeo está compuesto por cinco grandes ligas predominantes: la inglesa, la francesa, la alemana, la italiana y la española. De esas cinco, la única que no tiene un club que cotice en bolsa es la española. En el resto de países, ya hay clubes que han dado ese paso.

Partido de fútbol

La paradoja, apunta García, viene dada precisamente porque, «a pesar de que la española es la única liga que no tiene clubes cotizando, es la que mejor ha desarrollado el control financiero de las entidades deportivas». Es decir, que, en su opinión, «el país que podría ser más atractivo para los inversores no tiene ninguna opción para hacerlo en el fútbol profesional».

«Existen controles financieros a nivel europeo, pero luego cada país los adapta al nivel de sus competiciones nacionales. Y los que hemos sido más exigentes y hemos apostado por un modelo más sostenible hemos sido nosotros. Por ejemplo, en la Premier League los propietarios inyectan dinero en los clubes para que aguanten», agrega el gestor de fondos.

Unas palabras que refuerza el socio de BHI: «En la Premier, los clubes pueden endeudarse al máximo. Hay equipos como el Chelsea en los que su propietario inyecta 500 millones de euros y se acaba el problema. Aquí eso no se puede hacer. Y, precisamente, ese control financiero también tiene su lado positivo: aporta mucha más credibilidad al mercado».

¿Por qué los clubes españoles no se lanzan a cotizar en bolsa?

Para García, existen dos razones. La primera, «es que probablemente nadie quiere ser el primero», bromea. La segunda, la falta de información. «Falta una labor didáctica de explicar por qué eso puede llegar a ser bueno. Esto también es una actividad económica y los clubes deben seguir un orden para que sean sostenibles y no tengan problemas», comenta.

A excepción de Real Madrid, Barcelona, Athletic de Bilbao y Osasuna, los clubes españoles «ya son sociedades anónimas deportivas, con lo que han pasado de un modelo de socios a un modelo de accionistas. El salir a bolsa simplemente sería que esas acciones en vez de negociarse entre particulares pasarían a estar en un mercado regulado».

En busca del talento español en el mundo del deporte

Países como Arabia Saudí o China vienen a España a buscar talento para posiciones directivas de todo tipo de perfiles, no solamente deportivos. Tal y como explica Íñigo Pérez los fondos de inversión «quieren entrar en este área y necesitan crear equipos para desarrollar sus proyectos».

Íñigo Pérez, director ejecutivo de Catenon

Íñigo Pérez, director ejecutivo de Catenon

«Se buscan principalmente expertos en finanzas, inteligencia artificial, big data, ciberseguridad, digitalización y sostenibilidad», comenta. El «gran problema» es la dificultad para encontrar candidatos que quieran establecerse en el extranjero. Por esa razón, los salarios están al nivel «de un fichaje de una gran estrella del balón».

Caixa Ontinyent emancipar-te
Turismo-sostenible
ESAT-ranking1-300
Esat primero ranking

Dejar una respuesta