Jueves, 23 de Mayo de 2024
Pulsa ENTER para buscar
autoridad Portuaria de Valencia

7 motivos por los que Caixa Popular se abre paso entre los gigantes financieros

7 motivos por los que Caixa Popular se abre paso entre los gigantes financieros

El director general de Caixa Popular, Rosendo Ortí, ha participado conducido por Isabel Giménez, directora de la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros, en un diálogo abierto sobre los buenos resultados de la entidad de 2022, cuando consiguió aumentar un 26% su beneficio neto hasta los 18,3 millones de euros, después de obtener unos resultados brutos de 21,4 millones.

En este sentido, Ortí ha desvelado algunas de las claves del éxito de esta entidad de crédito, cooperativa y valenciana, que seguirá abriendo oficinas «cuando otros cierran»; seguirá tomando las decisiones «en esta comunidad» y seguirá apostando por otorgar créditos «a pesar de que el mercado va a restingir la oferta».

Ortí ha apoyado los «buenos resultados» de la entidad, por un lado, en el incremento de la inversión en un 19%, por encima de la cuota de mercado del 6%.

«Cada vez más clientes se vinculan con la entidad», ha señalado; de hecho ya superan los 255.000 clientes. Crecen en todos los segmentos; aunque especialmente «estamos ganando la confianza de más empresas, que están abriendo su pool bancario a Caixa Popular».

1. Invitar al cliente a casa

Ortí es consciente de que «no se puede querer aquello que no se conoce», por ello se han propuesto «enamorar a los clientes», dando a conocer su  manera de ser y su catálogo de servicios y productos principalmente a empresas. ¿Cómo? Desde la «cercanía» y el «encuentro».

En este sentido, la ubicación de su sede central en el Parque Tecnológico de Paterna es una «ventaja», la entidad abre sus renovadas instalaciones a las empresas y clientes para «mostrarles todo lo que hacemos y somos; nuestros valores y forma de trabajar e invitarles a un almuerzo o a un desayuno, según su disponibilidad», ha explicado Rosendo Ortí.

En ese recorrido, Ortí se siente orgulloso al enseñar su despacho, que además de lucir el logotipo corporativo, tiene rotulados los valores fundacionales de la entidad, aquellos que se han mantenido intactos desde que, hace 46 años, el Banco de España les otorgara ficha bancaria. «No podemos olvidadar la esencia de Caixa Popular, nuestro ADN. Hemos tenido en nuestra historia varias opciones de absorciones o fusiones, pero nunca hemos querido dejar de ser dueños de nuestro destino», subraya Ortí.

2. Ser embajador de marca

Además, en su despacho figuran también las actitudes personales que tienen las personas que forman parte del equipo de la entidad; porque para Ortí debe «existir una coherencia entre lo que se piensa, se dice y se hace»; sabiendo que cada empleado –socio trabajador– «es embajador de marca incluso los domingos cuando va paseando al perro».

Y es que, esa «materia prima» sobre la que se asienta el modelo, «son los dueños de la empresa», socios de la cooperativa de crédito cuya motivación e implicación repercute directamente en el retorno cooperativo –la rentabilidad del capital ha alcanzado este 2022 el 4,29%–.

Al respecto, ha explicado Ortí que, con la pérdida de capacidad adquisitiva por la subida de la inflación, la entidad acordó el año pasado un incremento salarial del 3,5% que a final de año se elevó en mil euros más; y para este, un aumento de la base salarial del 3,75% para seguir compensando ese alza.

Pero además la entidad va más allá, defiende Ortí que felicidad y productividad van ligadas. Caixa Popular lleva 8 años trabajando un programa para «crecer en felicidad», «si el trabajador es feliz, el cliente estará mejor atendido, será más feliz y la cuenta de explotación también mejorará», expone.

Entre otras iniciativas como trabajar el liderazgo, y promover un trabajo «responsable y autónomo», la empresa ofrecerá 5 semanas de vacaciones al año; incluso los miembros de la oficina que mejor funcione podrán tener otros cinco viernes libres más.

3. Servicio 5 estrellas

Su estrategia de diferenciación va a «contracorriente» del sector financiero; «damos libertad al cliente para que elija si quiere venir a nuestras oficinas o no; para aquel que apuesta por la banca digital temos un sistema muy potente, Ruralvia, compartido con nuestro grupo de Cajas Rurales; mientras que aquel que quiera ir a la oficina, nosotros encantados. Si un cliente quiere ir a la oficina porque se siente solo y quiere hablar con nosotros, encantados, porque sabemos que vivimos de los clientes y tenemos una máxima: tratar al cliente como a uno le gustaría que le trataran». Y si los clientes son mayores «como si fueran nuestros padres, con cariño y atención», ha expuesto el máximo responsable.

4. Apertura hasta las 15h. y también por la tarde

Además la entidad cuenta con la atención presencial con el horario más extenso del mercado, de mañana y tarde, que en la actualidad abarca de lunes a jueves de de 8.30 a 15h. y de 16 a 17.30 h.; los viernes solo por las mañanas. “Si pasado mañana una entidad de la competencia tomara la decisión de extender más este horario, que no lo va hacer, Caixa Popular automáticamente cambiaría de horario porque sabemos que esto es una ventaja competitiva”, admite el director general.

En un negocio donde la confianza es esencial, Caixa Popular busca cuidar hasta las emociones de los clientes, «sabemos que incluso aperturar oficinas en locales que otras entidades han abandonado, inspira confianza a los consumidores».

Por ello, en su plan de nuevas aperturas o remodelaciones la entidad está yendo a los núcleos de las poblaciones. Caixa Popular cerró el año con 403 empleados, 74 oficinas y la previsión de abrir en estas semanas en Bétera y en Mercavalencia, «de allí las entidades se han salido y nosotros estamos seguros de que podemos rentabilizarlo». También abrirá en Cullera y reformará cuatro oficinas más, cambiando la ubicación en algún caso como en Catarroja.

El ritmo de aperturas lo irá marcando la cuenta de explotación «somos muy prudentes pero también ambiciosos». Caixa Popular prevé obtener unos beneficios de cerca de 85 millones entre 2023 y 2025, así como abrir un mínimo de seis oficinas más en este tiempo.

En concreto, según ha explicado Rosendo Ortí, la cooperativa prevé ganar 24 millones este año, 28 millones en 2024 y 33 en 2025. Además en estos doce meses podría sumar una docena de empleados, entre ellos algunos gestores especializados en banca de empresas y banca privada.

Además, la entidad podrá en marcha equipos de cuatro personas con responsabilidad para generar innovaciones y sacar adelante nuevas secciones de negocio «de proximidad» en este caso con fallas, amas de casa, comunidades de propietarios y bandas de música.

5. Beneficiarse del ciclo

Asegura también el director general que la entidad se ha beneficiado, sobre todo en el último trimestre, de la coyuntura por la subida de los tipos de interés: «hemos podido trasladar el ciclo monetario a nuestra cartera de productos». Y es que, por ejemplo, el peso de las hipotecas variables en la endidad es muy importante; «nuestros precios hasta ahora eran disuasorios en el tipo fijo». No obstante, Caixa Popular ya ha previsto una hipoteca variable con un techo máximo de cuota que en estos momentos se sitúa en un 4,75% para proteger a los clientes de la escalada de tipos.

Asegura Ortí que la cooperativa «no va a restringir» su política de inversión crediticia y continuará concediendo préstamos hipotecarios, a autónomos, al consumo y a empresas «a pesar de que el mercado va a restingir la oferta de disponibilidad de riesgo», ya que al endurecer el BCE las condiciones de las TLTRO, la mayoría de entidades «las están devolviendo» –en el caso de Caixa Popular ya el 90%–.

Por contra y para tener la liquidez necesaria, la entidad ha comenzado ya a remunerar los depósitos con hasta el 1,75% de interés, en el caso de algunos clientes que traen sumas importantes de otras entidades; pero cree Ortí que en cuatro meses «empezarán a pagar todos».

6. Socios de capital

Rosendo Ortí ha destacado en varias ocasiones el modelo de propiedad cooperativa de Caixa Popular, en el que “los beneficios no se los queda un accionista o familia” sino que se reparten entre los colectivos de socios. En el capital de la caja, que tiene como agente financiero a la Sociedad Agraria de Cheste, además de los socios del trabajo, un 14% corresponde a empresas, que suman ya un centenar y tienen unos 15 millones de capital invertido.

Una cantidad que Caixa Popular calcula que se ampliará en 2 o 2,5 millones de euros más, aunque la entidad mantendrá su criterio de que cada empresa pueda invertir un máximo de 250.000 euros: “Ningún accionista nos marca las políticas, no queremos un grupo externo que por aportaciones de capital pueda tener posición de dominio», insiste.

7. 10% del beneficio a impacto social

Durante 2022 Caixa Popular destinó cerca de 2 millones de euros a iniciativas de impacto social en la Comunidad Valenciana, colaborando con más de 1000 entidades. De esta forma, la entidad financiera revierte en la sociedad los beneficios que genera; y deja una importante huella social en su territorio, que hoy por hoy se ciñe a la Comunitat Valenciana.

campaña renta Generalitat
Mujeres al Timon viaje transformador
Mujeres al Timon viaje transformador
perfils UJI

Dejar una respuesta