Lanzarote

Cinco días en Lanzarote, un recorrido por los puntos cardinales de la isla

Entre Fuerteventura y La Graciosa se encuentra Lanzarote, la isla más oriental del Archipiélago Canario; la cuarta más extensa y la tercera isla más poblada de las Islas Canarias.

Su gran actividad volcánica durante el siglo XVIII le grajeó el nombre de la «isla de los volcanes». En 1993 la Unesco la declaró Reserva de la Biosfera y cuenta con más del 40% del territorio de entorno natural.

A pesar de su gran atractivo para el turismo, la isla ha logrado un perfecto equilibrio entre el desarrollo turístico y la preservación del medio natural. Gran culpa de esto la tuvo César Manrique, un artista lanzaroteño que compaginó sus obras con la defensa de los valores medioambientales y que dejó una huella imborrable de norte a sur de la isla.

El tiempo recomendado para ver la isla como se merece es de mínimo 5 días; ya que, a pesar de ser una isla muy accesible, tiene tanto por ver que merece que la disfrutemos con calma. Así pues, veamos qué ver en Lanzarote en una semana por zonas:

¿Qué ver en el sur de Lanzarote?

Playas del Papagayo

Las Playas del Papagayo forma parte de una costa paradisíaca de casi dos kilómetros de arena fina y aguas transparentes situadas en el sur de la isla.

Playa Mujeres, El Pozo, Caleta del Congrio, Puerto Muelas y Papagayo son playas que recuerdan en ciertos momentos al mismo Caribe, por el color de sus aguas y su entorno inigualable con vistas al islote de Lobos y la isla de Fuerteventura.

Lanzarote

Las diferentes playas están separadas por peñones de baja altitud que esconden recovecos y pequeñas calas más tranquilas y privadas. Aunque es posible desplazarse entre ellas a pie, es recomendable hacerlo en coche para llegar a Playa Mujeres pues está un poco más apartada (y, por tanto, es la más tranquila de todas).

El único punto negativo de las Playas del Papagayo es el acceso, ya que debe hacerse por una pista de tierra sin asfaltar de 4 kilómetros.

Qué ver en Lanzarote en la zona oeste

Los Hervideros

Las diferentes cuevas formadas de lava hacen posible oír el rugido del mar cuando este golpea con la costa. Especialmente en días en los que el mar está movido, podrás contemplar al mar «hervir» e imponerse formando nubes de agua.

Charco verde

Muy cerca del parque del parque del Timanfaya se encuentra la laguna llamada «Charco verde», que debe su color a un tipo de alga que contrasta con el negro de la arena de grava y con el azul del mar.

 

Parque del Timanfaya

El Parque Nacional del Timanfaya cuenta con cerca de 51 kilómetros cuadrados y más de 25 volcanes. Algunos son realmente emblemáticos, como las Montañas del Fuego, Montaña Rajada o la Caldera del Corazoncillo.

Su orografía recuerda a un paisaje lunar donde se fusionan tonalidades de ocre, que lo convierten en una obra de arte que te deja sin aliento. El paisaje actual es el resultado de varias erupciones entre 1730 y 1736; y es, sin duda, una parada obligatoria en tu visita a Lanzarote.

Puedes visitar las Montañas de Fuego en la excursión (que se organiza desde el centro de visitantes) y descubrir rincones secretos a bordo del bus, al mismo tiempo que disfrutas de las explicaciones del guía. Sin duda, no te dejará indiferente.

Qué ver en Lanzarote en el interior

La Geria

Los agricultores del siglo XVIII tuvieron que buscar un sustituto al trigo tras las diversas erupciones del volcán y decidieron probar a cultivar la viña cavando agujeros para conservar la humedad. Fue así como nació La Geria, una región vinícola volcánica donde predomina la variedad de uva Malvasía, única en el mundo que sorprende a todos los visitantes.

Museo Lagomar

La casa Lagomar, ahora convertida en museo, es lugar único pues se trata de una residencia dentro de una antigua cantera formada por cuevas, túneles y terrazas; que es conocida por ser la residencia de Omar Sharif, aunque por poco tiempo. Dentro de sus diferentes habitaciones se encuentran rincones imposibles de describir si no lo visitas.

Teguise

La Villa de Teguise fue la antigua capital de Lanzarote hasta 1852 y, quizás por eso, es uno de los pueblos más bonitos y con más riqueza cultural de la isla. Entre los lugares más recomendados de esta localidad están la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, el palacio Spínola, el castillo de Santa Bárbara y el Museo de la Piratería.

Casa Museo del Campesino

La casa-museo es una obra de César Manrique muy próxima al municipio de San Bartolomé, que contrasta por su fachada blanca en un entorno completamente volcánico y que nació con el objetivo de ofrecer una inmersión en la cultura de Lanzarote a través de los espacios dedicados a la gastronomía, arquitectura, artesanía y gastronomía.

Qué ver en Lanzarote en el norte

Punta Mujeres

Punta Mujeres es un pueblo pequeño de casas blancas y calles estrechas con el encanto propio de los pueblos pesqueros, pero con la peculiaridad de su entorno de piedra volcánica que lo hace diferente a otros.

Lanzarote

Uno de los enclaves más conocidos de Punta Mujeres son las piscinas naturales que se han creado aprovechando la orografía resultante de las coladas del Volcán de la Corona.

Jameos del Agua

Los Jameos del Agua y la Cueva de los Verdes se localizan en el interior de un túnel volcánico producido por las erupciones del volcán. Situados en la sección más cercana a la costa, los Jameos son una formación geológica que César Manrique eligió para crear una de sus mayores obras.

Lanzarote

Cueva de los verdes

La cueva de los verdes es un túnel que se formó al paso de las lavas fluidas que emanaron del Volcán de la Corona hacia el mar, siendo considerado el tubo volcánico más largo del mundo. Tal es el tamaño de la cueva que incluso se puede encontrar un auditorio donde se celebran conciertos.

Mirador del Río

Este mirador situado a 400 metros de altitud es una obra de César Manrique situado al norte de la isla que integra naturaleza y arquitectura desde el que se obtienen unas vistas inmejorables de la isla de La Graciosa y los islotes del Parque Natural del Chinijo.

Playa de Famara

La Playa de Famara son seis kilómetros de playa de arena rubia a los pies del risco montañoso de las Peñas del Chache. Es especialmente conocida por los surfistas que encuentran aquí las mejores olas de la isla para practicar su deporte favorito.

Qué ver en Lanzarote en el este

Arrecife

La capital de Lanzarote es el primer lugar que visitan la gran mayoría de los turistas que llegan a la isla pero, sin embargo, suele ser la gran olvidada. Entre sus atractivos se encuentran el Puente de las Bolas, el Charco de San Ginés y el Castillo de San José.

Puerto del Carmen

Puerto del Carmen es, quizás, una de las zonas más turísticas de la isla por su gran oferta de hoteles, restaurantes y unas playas inmensas que nada tienen que envidiar al resto. Esta zona es una buena «base de operaciones», porque te permite moverte por la isla a todos los puntos que hemos citado anteriormente sin tener que recorrer distancia demasiado pesadas y podrás encontrar ambiente por la noche si es lo que buscas.

 

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.