Bono Cultural Joven

El Bono Cultural Joven, la polémica medida del Gobierno que costará 210 millones

El pasado lunes entró en vigor el Bono Cultural Joven, una ayuda de 400 euros a la que únicamente podrán acceder aquellos que cumplan 18 años en 2022. Se prevé que la medida alcance a unos 500.000 adolescentes que hayan alcanzado la mayoría de edad, y derecho a voto, este año. La ayuda supondrá un coste total 210 millones de euros que se invertirán desde en festivales de música hasta videojuegos.

Esta decisión busca, según el Gobierno, «fomentar el descubrimiento y el acceso a diversas expresiones culturales». Sin embargo, en vez de conceder las ayudas directamente a los profesionales, el importe se concederá directamente a los jóvenes que podrán gastarlo sin ningún tipo de control. Únicamente existirán unas cantidades límite a gastar por cada tipo de producto cultural que se incluya en el bono.

Una medida para nuevos votantes

Para conseguir esta tarjeta monedero, física o virtual, que distribuirá Correos, hay que cumplir unos requisitos. El principal es el de alcanzar la mayoría de edad a lo largo de 2022 y solicitar el bono antes de ese plazo, aunque no hayan cumplido aún los 18 años el 15 de octubre.

Esta es también una de las condiciones más polémicas de la medida, ya que no podrán acogerse a ella aquellos jóvenes menores de edad o que hayan cumplido los 19. Así pues, se prevé que afecte únicamente a los 500.000 adolescentes que este año adquieren derecho al voto.

La medida, además, tiene carácter de prolongarse en el tiempo. Según ha expresado el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, la idea es que el Bono Cultural Joven «haya venido para quedarse», aunque eso «dependerá de los gobiernos que haya». «Para el año que viene tenemos una cierta garantía y en el peor de los casos de que no hubiera Presupuestos, la prórroga presupuestaria nos permitiría seguir adelante con el bono», ha asegurado.

Qué es arte y qué no

La medida no prevé ningún tipo de control a la hora de regular a qué se destina el dinero público, más allá de una serie de límites al gasto. De los 400 euros a recibir por persona, hasta 100 podrán dedicarse al consumo digital o en línea. Otros 100 podrán destinarse a productos culturales en soporte físico, como videojuegos, revistas o libros. Los últimos 200 podrán invertirse a espectáculos en vivo, desde festivales de música hasta cine o danza.

Además, el Gobierno ha decidido arrogarse también la potestad para elegir qué es y qué no es arte, ya que no todos los sectores están incluidos en la ayuda. No podrán beneficiarse de ella aquellos que quieran comprar libros curriculares impresos. Tampoco el sector gastronómico, el de la moda o los espectáculos taurinos estarán incluidos en la medida.

De forma similar, no se subvencionarán equipos software, hardware y consumibles de informática y electrónica; material artístico, instrumentos musicales o espectáculos deportivos.

¿Cómo solicitarla? 

El proceso se cerrará el próximo 15 de octubre y para recibir la ayuda hay que darse de alta en el certificado digital; aunque también se puede solicitar el sistema de autentificación «cl@ve».

Acto seguido, los solicitantes deberán darse de alta en la web e inscribirse. Una vez verificada la información aportada, se pondrá en marcha el trámite administrativo, que puede durar varios días.  Será una vez recibido el correo de confirmación, cuando quedará activado el Bono Cultural Joven y el beneficiario contará con un año para disfrutar de los 400 euros del programa.

En el caso de no vivir cerca de una librería o tienda de videojuegos, o cualquier negocio de venta de productos culturales, y la única manera de acceder a ellos es la compra «online», hay que tener en cuenta que los gastos de envío no están incluidos en esta tarjeta monedero.

Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.