Neumáticos

¿Qué hacer con las montañas de neumáticos? Una empresa de Elche nos lo cuenta

La Unión Europea es clara con sus objetivos verdes. En concreto, la institución se ha puesto como uno de sus principales objetivos que en el año 2050 el total de la economía se sustente en una economía circular, algo que en Elche se han tomado muy enserio. La empresa Synthelast ha construido una planta piloto en esta ciudad de Alicante dispuesta a probar una tecnología de reciclaje de neumáticos «única en el mundo» según los expertos del Centro Tecnológico CETEC.

Según datos de la Unión Europea, en Europa se generan más de 3 millones de toneladas de neumáticos obsoletos al año, por ello, CETEC ha desarrollado Value-Rubber, la tecnología que permitirá recuperar el caucho procedente de los neumáticos que se encuentren fuera de uso mediante un proceso de desvulcanización que combina la extrusión con la aplicación de microondas, explica Alejando Arribas, Doctor en Ciencias Químicas y técnico responsable de proyectos de CETEC a Economía 3. 

Para Arribas, esta tecnología es importante sobre todo para alinearse con los objetivos sostenibles de la Unión Europea y expresa que según la Comisión Europea, los desechos ya no pueden ir a los vertederos; así que lo que antes se consideraban desechos y residuos ahora hay que considerarlos materia prima.

La ejecución del proyecto tecnológico tendrá una duración de 24 meses. Además, cuenta con un presupuesto total de 2.449.450 euros, de los cuales 1.934.234 euros han sido aportados por la Comisión Europea.

Inicios del proyecto

Value-Rubber comenzó oficialmente en el mes de septiembre de 2020 a través de un consorcio formado por diferentes entidades procedentes de España, Bélgica y Francia. En el desarrollo de esta iniciativa han participado entidades como el Centro Tecnológico CETEC, el departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Universidad Politécnica de Cartagena; Synthelast de Elche (España), empresa dedicada a la transformación de caucho termoplástico y sistemas de poliuretanos; Dymotec de Olen (Bélgica), dedicada al diseño y construcción de sistemas de microondas para usos industriales; y Borflex (Francia), dedicada a la formulación y producción de objetos de caucho.

Tecnología puntera

La tecnología de Value-Rubber  aprovecha dos métodos: el mecánico y el calentamiento no convencional. Con esto, se obtiene un control estricto de los parámetros del proceso de desvulcanización y se puede romper selectivamente las uniones y propiedades del caucho; sin romper la cadena principal de sus componentes. 

El producto obtenido es un caucho devulcanizado, denominado Value-Rubber; que cuenta con un potencial maximizado para ser utilizado como un sustituto completo de cauchos vírgenes en procesos de fabricación convencionales. Además de esto, el material que se obtiene es  ampliamente procesable y vulcanizable sin la adición de cauchos vírgenes, afirma Alejandro Arribas quien también es el jefe de proyecto de esta iniciativa de reciclaje.

De caucho a calzado: más opciones de reciclaje

De momento, la planta piloto en la que se desarrolla este proyecto permite generar hasta 30 kilos de este nuevo producto a la hora. Value-Rubber puede ser la solución también para materias primas que se dirigen a sectores como el calzado, amortiguadores de caucho, cintas transportadoras, canalizaciones de aguas residuales, materiales construcción, perfiles aislantes, aislamiento acústico, entre otros. A través de este mecanismo; los sectores podrán hacer un uso consciente de este y poder usarlo para abastecer sus cadenas de producción sin necesidad de consumir nueva materia prima. Un granito de arena hacia la construcción de un futuro más sostenible. 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.