wallet (monedero criptomonedas)

Contratos, herencias, pagos… ¿En qué se pueden utilizar ya las criptomonedas?

Hoy en día ya es posible pagar con criptomonedas en multitud de locales. Pero parece que su desarrollo e implementación es imparable y cada vez son más las posibilidades que ofrecen estas monedas digitales y los sistemas que cada una de ellas desarrollan. ¿Cómo se puede utilizar el blockchain para, por ejemplo, gestionar una herencia o llevar a cabo cualquier tipo de contrato?

Para conocer el presente y futuro del ecosistema ‘cripto’ y hacernos una idea de hasta dónde puede llegar o si monedas como el euro o el dólar digital pueden llegar a sustituir a esta ola tecnológica hablamos con Herminio Fernández, CEO de Eurocoinpay.

  • ¿A qué se dedica Eurocoinpay?

Nuestras palancas más importantes ahora mismo son los TPV virtuales, las app, junto al Exchange, la compraventa de las criptomonedas más importantes que hay ahora… Con las pasarelas de pago se buscan sinergias para que el usuario pague con lo que quiera y la empresa pague con lo que quiera.

Es algo muy disruptivo, porque el cliente no paga ninguna comisión, se hace en cinco o seis segundos y a las empresas se les cobra entre 30 y 40 céntimos cada 100 euros.

  • ¿Cómo se paga? ¿Mediante una tarjeta, con el móvil…?

Se puede pagar con el móvil, con un QR, o con un número de teléfono, tipo Bizum, o con un número alfanumérico que genera el comercio. Es muy sencillo. 

Herminio Fernández, CEO de Eurocoinpay

Herminio Fernández, CEO de Eurocoinpay

  • ¿Qué tipo de negocios están siendo más permeables a la entrada de las criptomonedas en sus cobros?

Creo que están entrando todos los sectores. Peluquerías, restaurantes, bares, comercios, empresas de importación y exportación. Ahora hemos incluido una empresa del Ibex 35 que ya está cobrando con criptomonedas. Una de las 20 empresas más grandes de España. Es algo muy grande.

«Aquí no se puede engañar ni trapichear nada»

  • ¿En qué beneficia el pago con criptomonedas a negocios y a clientes?

Es una propuesta de valor diferente. En estos momentos en el mundo están entrando más o menos un millón de ‘wallets’ al día. Esto quiere decir que cada día se están incorporando al mundo de las criptomonedas cientos de miles de personas. Se abre la posibilidad de que el comercio, sobre todo empresas de importación y exportación, puedan acceder a todo el mundo. La ventaja es que las comisiones son muy bajas, reciben el dinero en cinco o seis segundos y no hay terceros ni intermediarios.

También hay mucha gente que no está banquerizada. Desde un ‘wallet’ pueden hacer pagos sin ningún tipo de problemas. La seguridad y la transparencia es total. Queda todo registrado. Aquí no se puede engañar ni trapichear nada.

Bitcoin. Criptomonedas.

Bitcoin

  • Estáis cofinanciados por la Unión Europea, el Gobierno de España y otras administraciones públicas. ¿A qué se debe? ¿Los Gobiernos comienzan a ver con buenos ojos las criptomonedas y su uso cotidiano?

Realmente, estamos recibiendo subvenciones por el desarrollo en I+D+I porque nosotros desarrollamos tecnología. Hacemos apps, creamos software, creamos tecnología para cualquier empresa que nos pueda pedir cualquier desarrollo…

Están apoyando el desarrollo tecnológico. Porque los puestos de trabajo, de aquí a 20 años, el 20 o 30% serán todos tecnológicos. Con lo cual, las empresas que en estos momentos están desarrollando innovación y tecnología son los que están desarrollando el futuro de cada país.

«Las criptomonedas llegaron para que los ciudadanos volvieran a tener la soberanía del dinero»

  • ¿Esta forma de pago puede llevar a que muchos negocios se sirvan de ella para no declarar estas operaciones? 

No, es imposible. Cuando pasa por nuestra plataforma es como si pasara por el Santander o por el BBVA. Todo queda registrado y todo queda en una base de datos.

Si se paga con criptomonedas en un restaurante, el propietario tiene que generar una factura y tiene que hacer una declaración. Y en la caja tiene que registrar ese cobro. Las criptomonedas son una opción más de pago. Pero no quiere decir que sea algo oculto. Es más, las criptomonedas siempre dejan rastro. Son rastreables desde que salen hasta que van a una cartera. No se pueden esconder, no se pueden guardar.

La única diferencia es que, hasta ahora, cuando tú tenías una cartera no estabas obligado a tener una identidad con ese ‘wallet’, con lo cual no se sabía quién era el propietario. Ahora mismo se está legislando, se está regulando, y nosotros estamos obligados como cualquier banco a pasar un filtro de blanqueo de capitales. Cuando un cliente hace un pago con Eurocoinpay, tiene que estar identificado.

Las criptomonedas llegaron para que los ciudadanos volvieran a tener la soberanía del dinero. 

  • Parece que las Administraciones públicas comienzan a diseñar alternativas a las criptomonedas como el euro digital. ¿Pueden acabar estas nuevas monedas desplazando a las ‘criptos’?

No, categóricamente no. Los BCDC, que son los euros digitales o el dólar digital americano, lo que están haciendo es digitalizar el dinero que ellos ya tienen. Ellos necesitan tecnología e innovación para no quedarse atrás. Necesitan hacer transacciones instantáneas, necesitan tecnología y para eso se están apoyando en redes como Ethereum, que es realmente donde ellos se van a basar.

Son las monedas digitales de los gobiernos y de los bancos, que es más de lo mismo. Por otro lado, hay una alternativa que son las criptomonedas, que es un dinero descentralizado, que no está controlado ni gestionado ni por empresas ni por empresas. Entonces, creo que son dos formas de dinero que pueden convivir y que se pueden complementar, pero desde luego las BCDC no van a sustituir a las criptomonedas ni mucho menos.

«No pueden detener las criptomonedas. Es una innovación y una tecnología tan disruptiva que parar todo esto sería un grave error»

  • Aunque consideres que estas monedas digitales no van a sustituir a las criptomonedas, ¿crees que esa es la intención de los gobiernos? ¿Es una respuesta a la defensiva de las administraciones?

No, creo que es una respuesta a la tecnología y a la innovación. Los bancos centrales y los bancos comerciales tienen que dar una respuesta tecnológica a todo lo que está sucediendo. Entonces, Blockchain se está incorporando en todas las partes del mundo a todo y ellos no pueden quedarse atrás.

Entonces tienen que hacer una propuesta digitalizando el proceso y, sobre todo, quitando las capas de fraude que en este momento hay con el dinero fiat y sobre todo con estas montañas enormes de deuda, que los gobiernos no saben qué hacer con ella. Creo que es una forma de resetear el dinero, de borrón y cuenta nueva y de empezar con un dinero nuevo.

Tienen la experiencia de los años noventa, cuando quisieron controlar internet, cuando muchos gobiernos lo querían prohibir, cuando decían que era para cuatro frikis para ver cuatro películas porno y al final internet está en todos los sitios. Con las criptomonedas está sucediendo igual. No las pueden detener. Es una innovación y una tecnología tan disruptiva que parar todo esto sería un grave error. Y se están dando cuenta, porque excepto China, que las ha prohibido y las quiere controlar, la CEE y la FED están apostando por regular todo esto más que por prohibir.

«Hasta este momento Bitcoin ha sido algo muy especulativo y ahora está siendo una buena reserva de valor»

  • ¿Qué futuro le auguras a las criptomonedas dentro de, pongamos, cinco años? Parece algo muy prometedor pero, hasta el momento, su principal función está siendo la de la especulación…

Por un lado está Bitcoin, que creo que es la propuesta más importante de dinero digital. El Bitcoin, en un principio, cuando aparece una nueva moneda se comporta más como reserva de valor o como inversión que como medio de pago. Entonces, hasta este momento Bitcoin ha sido algo muy especulativo y ahora está siendo una buena reserva de valor.

Prueba de ello es que bastantes fondos institucionales y bastantes fondos privados están empezando a invertir en Bitcoin. Yo creo que por una parte está Bitcoin y su red de pago, que es su valor intrínseco, y por otro lado las criptomonedas, que detrás tienen grandes proyectos. Monedas como Ethereum, como IOTA, como Polkadot… Detrás de todas estas están sus propuestas de valor. Es ahí donde está el gran futuro de las criptomonedas. No solamente en lo que es la moneda digital, sino en lo que están construyendo.

Conoce más sobre los Tokens ERC-20 de Ethereum

Ethereum

En estos momentos, IOTA, el internet de las cosas, junto al Gobierno alemán, están desarrollando todo lo que son los micropagos, los nanopagos, los microsensores que van a servir para digitalizar y automatizar todo el proceso industrial.

Todo el mundo Blockchain relacionado con los medios de pago, como Polkadot, ADA, Cardano y todos estos, estamos hablando de hacer cientos de millones de pagos por segundo y con una capacidad de escalar que van a dar opción de pago a países en los que ahora no tienen acceso a servicios financieros, como los países de África y del tercer mundo. Allí, la gente que hasta ahora no tenía acceso a medios de pago, ahora con las criptomonedas están empezando a manejar dinero y crear riqueza donde antes no podían.

Las criptomonedas y, sobre todo, las propuestas de valor de las empresas que las están creando criptomonedas es el futuro. No hay quien lo detenga. Es el internet en los años 90.

Si ahora una institución, como por ejemplo el Ayuntamiento de Madrid, decidiera cobrar los impuestos y hacer las transacciones a través de las criptomonedas habría corrupción cero. Nadie podría esconder nada. Todo quedaría registrado públicamente.

«Ahora mismo, con Ethereum, puedo hacer un contrato inteligente y no necesito ni notarios ni registradores»

O con una herencia. Ahora mismo, con Ethereum, puedo hacer un contrato inteligente y no necesito ni notarios ni registradores ni nada. Todo queda registrado en esa red pública. Si cuando fallezca le dejo 1.000 euros a mi hijo, el contrato se los envía; la casa se la da a no sé quién… Porque todo lo ha dejado escrito y el contrato lo va ejecutando todo.

¿Alguien puede parar todo esto? Es brutal.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.