¿Una Navidad sin juguetes? El sector afronta la campaña con más obstáculos

¿Una Navidad sin juguetes? El sector afronta la campaña con más obstáculos

El sector juguetero afronta la campaña de este año con incertidumbre y muchas dudas ante la difícil situación de abastecimiento. A menos de tres meses vista de la campaña de Navidad, muchas piezas necesarias para la fabricación de juguetes no llegan y, si lo han hecho, ha sido a un coste excesivo.

Jose Antonio Pastor, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), afirma que “el aumento de los precios de las materias primas se ha situado entre un 40% y un 90% por encima que otros años, incluso los costes variables han soportado una subida media de entre el 20% y el 40%”. Este aumento del precio de las materias primas se suma al aumento del precio de los transportes de las mercancías en barco, que en la mayoría de los casos proceden del sudeste asiático. Pastor explica que “este aumento es igual que en el resto de mercados. Sin embargo, los jugueteros se han anticipado y se abastecieron en enero de todas estas materias primas”.

Ante esta situación, el presidente de la AEFJ afirma que “se están buscando alternativas para no depender tanto del mercado asiático. Por ejemplo, la fabricación nacional puede ser una alternativa. Sin embargo, el elevado precio de la energía en nuestro país complica todavía más esta situación”.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

¿Qué alternativas les quedan a las empresas de juguetes?

Aunque la demanda se prevé muy alta este año, en el que se suponía que era el ‘año de la recuperación’, lo cierto es que parece que se va a ver manchado por estos problemas de abastecimiento. De hecho, el sector tiene una previsión de un aumento de la demanda nacional de un 4% y de un 25% más de exportaciones. “A pesar de que aún no son las cifras prepandemia, sí que vemos que hay cierto dinamismo en el sector, pues, en comparación con el 2019, las exportaciones han aumentado un 20%. Lamentamos que, un año en el que podríamos haber tenido ya una gran recuperación gracias a la alta demanda, todos estos problemas logísticos nos estén empañando la situación.”, detalla Jose Antonio Pastor.

No podemos afirmar que el precio de todos los juguetes vaya a aumentar, dependerá de la empresa y del tipo de producto que fabrique. Ante esta tormenta perfecta, las empresas tienen varias alternativas. En primer lugar, las que puedan, lo repercutirán en el precio, pero no todas pueden. Las que no lo hagan, “tendrán que buscar alternativas, como disminuir su margen de beneficio o ajustar el empleo. El resto, a lo mejor tienen que contar con la opción de relocalizar su producción y empezar a buscar alternativas a nivel nacional o europeo. Esto sería lo ideal para evitar que esta situación vuelva a ocurrir”, explica Pastor.

Royo-group-coleccion

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.