Compras. Consumidor. (Imagen de Free-Photos en Pixabay)

La covid deja un consumidor más sostenible y concienciado con el medio ambiente

La pandemia ha modificado los hábitos de compra y consumo de la población. Así nos lo indica los resultados de la encuesta ‘Sobre Hábitos de Consumo covid-19′ de la Mesa de Participación Asociaciones de Consumidores (MPAC). Según los datos obtenidos en esta encuesta sobre el nuevo comportamiento del consumidor, y tras 14 meses desde del inicio de esta situación, el 23% de los encuestados planifica más sus compras que hace un año.

El 11% ha aumentado el almacenamiento, mientras que uno de cada cuatro consume más productos frescos, Por último, el 53% afirma consumir ahora más alimentos saludables que antes.

El confinamiento y las limitaciones de movilidad han permitido más tiempo para reflexionar y para mejorar muchos de nuestros hábitos. Principalmente, relacionados con una alimentación más saludable. Aunque deberíamos repensar lo que consideramos saludable”, ha expresado, Fernando Moner, presidente de CECU y miembro de la MPAC.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Valoración de la cadena agroalimentaria por parte del consumidor

A la luz de los datos obtenidos, la mayoría de los consumidores valora muy positivamente el esfuerzo de todos los actores de la cadena agroalimentaria (productores primarios, industria y distribución). Un 60% cree que el esfuerzo de los productores en este periodo ha sido máximo y les otorgan en total un 5,40 sobre 6.

Los distribuidores obtienen un 5,03, seguidos de la hostelería y la distribución, que se quedan con un 5 sobre 6. El papel de las Administraciones Públicas es el menos valorado y obtiene un aprobado raspado (3,4 sobre 6). Aunque un 14,05% de los encuestados cree que no se han esforzado nada por mejorar o paliar esta anómala situación.

Hay que poner en valor el papel de la gran distribución en la atención prestada en los consumidores. Y destacar su papel esencial en este periodo crítico. Haciendo hincapié en la implicación de los trabajadores”, ha comentado Gustavo Samayoa, presidente de FUCI y miembro de la MPAC.

Aumenta el consumo de productos frescos

Los productos frescos y los de limpieza son los que más han crecido en la cesta de la compra en este año de pandemia. Casi un 37% y un 20%, respectivamente.

En sentido contrario, ha disminuido, respecto al año anterior, el consumo de bebidas alcohólicas y dulces/repostería en un 4%. Les siguen los aperitivos y snacks (8%), cuyo consumo ha disminuido un 2%, y los productos congelados, con un 7%. De los resultados de la encuesta se extrae también que la inmensa mayoría de la población, el 73%, ha mantenido sus hábitos de reciclado y que un 25% afirma haberlos mejorado.

La preocupación por la sostenibilidad avanza en las decisiones de compra y consumo de los encuestados”, ha dicho Juan Moreno, Secretario General de Cauce y miembro de la MPAC.

Los hábitos saludables se mantienen

Asimismo, la gran mayoría de las personas encuestadas, el 72%, ha mantenido hábitos saludables porque ya los tenían asimilados antes del estado de alarma sanitaria. De este porcentaje, el 18% trata de informarse y comer sano siguiendo las recomendaciones y un 7% reconoce haberse “relajado” para combatir el estrés y la ansiedad provocados por la situación.

Por otro lado, el 53% afirma haber aumentado su interés por comprar alimentos para una dieta más saludable. A pesar de todos los cambios mencionados, el 69% de los encuestados asegura no haber modificado en nada sus hábitos alimenticios.

Fidelidad a los establecimientos habituales

De acuerdo con el estudio, el consumidor ha reforzado la fidelidad a los establecimientos habituales. Ya que el 76%, es decir, 3 de cada 4, afirman comprar donde lo hacía antes de la pandemia y 13 puntos más de los que lo hacían al comenzar el confinamiento hace un año. Lo que indica que el consumidor está regresando a su lugar habitual de compra.

De hecho, el 95% de los encuestados dice sentirse seguro en su lugar habitual de compra. Así, el 85% de los participantes asegura haber adquirido sus productos y alimentos de forma presencial y el 12% lo ha hecho online. Además, un 23% dice haber comenzado a usar las nuevas tecnologías, aunque por el momento no sean su prioridad.

Las circunstancias han contribuido a la incorporación de un gran número de consumidores al comercio electrónico. Este incremento supondrá nuevos retos para la cadena alimentaria y para los consumidores digitalmente vulnerables”, ha comentado Manuel Martín, responsable Jurídico de UNAE y miembro de la MPAC.

Los hábitos del consumidor irán cambiando junto a la situación

Algunos hábitos adquiridos por el consumidor durante la pandemia permanecerán y otros, poco a poco, volverán al estado anterior a esta situación sanitaria. Así, al menos, lo asegura el informe.

Por su parte, la mitad de los encuestados hace la compra una vez a la semana y un 33% lo hace cada dos a tres días. Lo que afianza la idea de que vuelven a recuperarse las frecuencias de compra previa a la pandemia.

Por otro lado, el 51% de los encuestados dice que mantendrán las medidas de protección tras el estado de alarma y un 25% que comprará de una forma más planificada. Mientras que el 22% asegura que tratará de reducir el gasto en productos como snacks, golosinas y bebidas azucaradas. Y el 19% que se alimentará de forma más equilibrada.

La encuesta nos muestra que el consumidor ha cambiado y que estos cambios permanecerán hasta que perdure esta situación. Desde la MPAC seguimos y seguiremos analizando la evolución de los hábitos de compra y consumo y las necesidades del consumidor”, ha asegurado Clara Medina, coordinadora de la MPAC.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.