Previsiones económicas de Orfin. Crecimiento económico.

Obstáculos y alicientes para el crecimiento económico en el segundo trimestre

A la espera de recuperar el crecimiento económico y ver cómo de vigoroso resulta, economistas de prestigio han lanzado sus predicciones. Pero también advierten de los obstáculos que pueden aparecer, así como de las oportunidades que España no debe dejar pasar.

Se ha cumplido más de un año desde que la crisis de la covid-19 llegó a España, y organismos internacionales y reguladores han ido revisando al alza sus previsiones económicas para los próximos años. El proceso de vacunación ha comenzado y los incentivos monetarios y fiscales parecen acelerar el proceso de recuperación, sometido de todas formas a un alto grado de incertidumbre.

En España, la evolución de la pandemia, así como el despliegue del proceso de vacunación, y la implementación de los fondos Next Generation, señalan que la economía crecerá un 6,2% en 2021. Aunque desde el Observatorio de la realidad financiera Orfin advierten de ciertos riesgos. La recaída de su PIB en el primer trimestre de este año y la necesidad de aprobar nuevos planes de estímulo y de ayudas a las empresas frente a este escenario, llevarán a que el déficit público alcance el 8,9% del PIB y la deuda pública aumente al 122,9% del PIB. En relación a la tasa de paro, Orfin mantiene su estimación para 2021 en 16,5%.

INFOGRAFIA-PREVISIONES

Estos datos se han expuesto en una mesa redonda, la cual ha sido presidida por el popular economista José Carlos Díez. La conferencia, denominada ‘Previsiones Económicas Orfin’, ha contado con los economistas Carlos Martínez Mongay, ex director general adjunto en la Dirección General de Asuntos Económicos y Financieros de la Comisión Europea; Joaquín Maudos, director adjunto del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) y el portavoz de CECA, Alberto Aza.

¿Qué nos deparará el 2021 y 2022? ¿Será sólido el crecimiento económico?

«El aumento de la morosidad dependerá de la intensidad y el timming de la recuperación. Obedecerá al ritmo de vacunación, al potencial de NGEU, a la recuperación del turismo y del porcentaje de ahorro retenido que se transformará en consumo». Joaquín Maudos hacía hincapié en estas variables para explicar cuál es el futuro de la economía española en términos bancarios.

Martínez Mongay también ha incidido en la importancia del timming a la hora de retirar las ayudas que ahora mismo concede el Estado: «La prolongación de las medidas implementadas es clave para mantener los ingresos de empresas y familias».

La banca ha sido flexible

Además, Alberto Aza ha recalcado el importante papel que ha tenido la banca durante toda la crisis de la covid-19: «Ha dado oxigeno financiero a las familias de nuestro país, suministrando crédito, liquidez. A través de las moratorios han prorrogado el pago de las rentas a jubilados y de las personas en ERTE. La banca ha dado 175.000 millones de euros en ayudas, un 14% del PIB nacional«.

Maudos también comentaba que los bancos están en un punto preocupante. El margen de intereses alcanza un mínimo histórico del 0,86%, penalizado por los bajos tipos. Se trata del margen «más importante» y, con ese dato, «es muy difícil ganar dinero en banca». «Estamos en tipos negativos desde 2016», ha añadido Maudos.

Dos elementos de preocupación

El informe que ha presentado Maudos, advierte de dos riesgos que, de esquivarlos, la economía española se vería muy beneficiada:

  • Ralentización de la caída de los prestamos refinanciados y reestructurados: La tasa de refinanciación se mantiene en el 2,8%, por encima del 2% de la media de la UE-27. Conviene monitorizar su evolución en los próximos meses.
  • Según las pruebas de resistencia del Banco de España, las provisiones por riesgo de crédito realizadas en 2020 en negocio doméstico representan el 21,5% de las estimadas para el período 2020-22.

El crecimiento económico de EE.UU., más rápido que el europeo

La Comisión Europea ha advertido que Europa no tendrá un crecimiento económico tan rápido como EE.UU. Las economías de la UE aumentarán el 4,3% este ejercicio y el año que viene un 4,4%. España, en concreto, crecerá entre el 5,9% y el 6,8% el año que viene. Según el estudio elaborado por Orfin, la economía nacional crecerá un 6,2%.

Martínez Mongay ha elogiado la gestión del gobierno de los Estados Unidos por su alta previsión de crecimiento: «Estados Unidos ha trabajado de manera muy eficiente, ya que se piensa que su economía puede crecer entorno al 6,5%, o incluso más».

La razón de este crecimiento es el paquete fiscal de 1,9 billones que ha entregado el gobierno de Biden, más los 0,9 billones de dolares de Trump. La OCDE advierte que dicho paquete podría acelerar un proceso de inflación en el país norteamericano.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.