José Segarra, asociado de Garrigues Valencia

La revolución del mercado de las energías renovables: objetivo 2030

Tras los acuerdos adoptados durante la XXI Conferencia sobre Cambio Climático de 2015 de París, la Comisión Europea presentó en 2019 el Pacto Verde Europeo. Un ambicioso conjunto de propuestas en materia de política energética, medioambiental y climática, que tiene por objetivo alcanzar una economía neutra en carbono para 2050, en la UE.

De acuerdo con dichos objetivos, el Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, establece que para 2030 en España debe haber una penetración de energías de origen renovable en el consumo de energía final de, al menos, un 35 %. Y un sistema eléctrico con, al menos, un 70 % de generación a partir de fuentes de origen renovable.

Objetivos ambiciosos para 2030

Por su parte, el Decreto-ley 14/2020, de 7 de agosto, del Consell de la Generalitat, de medidas para acelerar la implantación de instalaciones para el aprovechamiento de las energías renovables por la emergencia climática y la necesidad de la urgente reactivación económica, ha introducido ambiciosos objetivos para 2030 en el ámbito de la Comunitat Valenciana. El fin es multiplicar por 16 y por 4, respectivamente, la actual potencia instalada de tecnologías fotovoltaica y eólica.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Para facilitar la consecución de estos objetivos, el Decreto Ley, en un planteamiento ciertamente novedoso que tiene como fin eliminar la excesiva carga burocrática asociada a estas instalaciones, ha creado un procedimiento único e integrado para la autorización de centrales fotovoltaicas y parques eólicos. En él, se resolverán todas las cuestiones relativas a instalaciones de producción en materia de industria, evaluación ambiental, territorio y paisaje, incorporando criterios claros de compatibilidad urbanística y eliminando la tradicional Declaración de Interés Comunitario. Una regulación que, desde nuestro punto de vista, coloca a la Comunitat Valenciana en una situación excelente para acometer este tipo de proyectos.

“Un escenario idóneo”

El actual marco regulatorio y la madurez adquirida en el mercado de las renovables en los últimos años, crean el escenario idóneo para que asistamos a una revolución del mercado de la producción de energía eléctrica, a partir de energías renovables, con el fin de llegar a los anteriores objetivos.

Pero, para ello, no será suficiente con ampliar el parque de grandes instalaciones de producción de energía renovable de capacidad igual o mayor de 50 MW, sino que habrá que acudir a otras fórmulas de producción de energía renovable de generación distribuida y uso de energía eléctrica a pequeña o mediana escala (desde algunos cientos de W hasta los 10 MW), que se adapte a modelos de negocio donde el autoconsumo de energía rebaje los costes operativos y donde los excedentes generados puedan devengar ingresos adicionales.

Beneficios de las instalaciones de autoconsumo

Las instalaciones de autoconsumo gozan de importantes beneficios burocráticos. Pero, además, van a suponer un escenario para crear sinergias con otros sectores económicos mediante su implantación en plantas industriales, explotaciones agropecuarias, rehabilitación y construcción de viviendas, o incluso en espacios degradados como canteras a cielo abierto o vertederos.

Un sinfín de oportunidades, mediante el uso exclusivo o compartido por varios titulares, para lo cual pueden ser fundamentales nuevas figuras que el legislador ya ha incorporado al ordenamiento jurídico. Como son las comunidades energéticas o el agregador independiente.

Por otro lado, en la consecución de estos objetivos, otro elemento esencial será el almacenamiento energético, que viene de la mano de una tecnología joven y en desarrollo. Será clave para conseguir los objetivos que contiene nuestra normativa para la transformación del sector y para la descarbonización total del sistema.

Sobre José Segarra

Socio del Departamento de Derecho Público de Garrigues. Cuenta con una experiencia de 20 años, a lo largo de los cuales ha intervenido en asuntos relacionados con instalaciones de energías renovables, tanto en el ámbito regulatorio como en los aspectos de derecho urbanístico y medioambiente. Asimismo ha participado en numerosos foros y seminarios organizados por organizaciones empresariales sobre energías renovables y almacenamiento energético.

GVA-Sanidad-vacunacion-gripe
LANTANIA: el futuro en construccion tren-300
Mercedes-Benz-EQS

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.