Economía 3: Noticias económicas e Información para el liderazgo Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Roberto Giner, director general de Umeme.

Umeme se apoya en el autoconsumo fotovoltaico para seguir creciendo

La transformación del modelo energético es uno de las grandes consensos a los que ha llegado Europa para avanzar hacia la descarbonización y lograr un desarrollo sostenible. Este domingo, de hecho, se celebraba el Día Mundial de la Energía, lo que nos recuerda el papel protagonista que tienen las energías renovables para combatir la emergencia climática actual. En esta línea, la tecnología fotovoltaica se convierte en uno de los adalides de esa transformación energética.

Así lo explica la comercializadora valenciana de energía eléctrica y de gas natural, Umeme, quien ha reforzado su apuesta por el autoconsumo fotovoltaico. Explican que entraron en el sector de las renovables debido a la gran competitividad de los precios de la energía junto con el “favorable clima mediterráneo” y exponen que el futuro de la transformación del modelo energético en España pasa por la energía fotovoltaica.

De hecho, como señala un reciente informe del Observatorio de la Sostenibilidad (OS), la Comunitat Valenciana tiene capacidad para albergar más de 100.000 tejados solares antes de 2025, lo que implicaría unas 1.900 hectáreas repartidas entre los diferentes edificios del territorio. Para 2050, la región podría alcanzar los 2,79 millones de generadores solares instalados, unas 18.978 ha que equivalen a más de 19 mil campos de fútbol y que representarían el 10,8 % de la capacidad de producción de energía fotovoltaica de los tejados de España.

Para el conjunto del país, se podría llegar al millón de tejados solares en 2021, lo que implicaría unas 17.603 ha (17.673 campos de futbol) distribuidas entre las diferentes comunidades autónomas y supondría una potencia instalable de 10.400 MW y una energía producible de 15.500 GWh/año y se evitarían 4,2millones de toneladas de CO2.

Roberto Giner, director general de Umeme.

Desde la ‘boutique’ de la energía valenciana, como se definen en Umeme, apuntan a las ventajas que el autoconsumo fotovoltaico implica tanto para los hogares como para las empresas. “Lo que ofrecemos es realizar nosotros la instalación fotovoltaica en la cubierta de la empresa del cliente, siendo Umeme la propietaria de esa instalación y, por tanto, la que realiza la inversión. El cliente lo único que tiene que hacer es firmar un contrato de compra de energía verde más barata de lo que está pagando en su contrato convencional”, explica Roberto Giner, director de Umeme. La compañía estima el ahorro entre un 15% y un 20%.

A su vez, apuntan que la empresa se alinea con el movimiento del propio Ayuntamiento de València para promover la utilización de instalaciones fotovoltaicas. Y es que, con la aprobación del pasado 14 de enero de la nueva bonificación de impuestos para estas infraestructuras, un 90% de viviendas de la ciudad van a beneficiarse de una significativa reducción del 50% en el Impuesto de Bienes inmuebles (IBI) durante un máximo de diez años. Umeme celebra la medida del consistorio y señala que es un incentivo más para “seguir trabajando con este tipo de tecnología”.

“Umeme sigue trabajando para favorecer el desarrollo sostenible del planeta y continúa actuando según sus valores principales; sostenibilidad, transparencia y ahorro. Pilares fundamentales para abordar la transformación verde propuesta en la agenda 2030 y que, sin duda alguna, avanza a pasos agigantados en la carrera contra el cambio climático”, concluyen desde la ‘boutique’ de la energía.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.

FVferrer-navidad

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.