XIX Congreso de Directivos CEDE

Goiri y Roig piden seguridad jurídica y fiscal y más “pico y pala” para salir de esta crisis

El presidente de Bankia apuesta por unos presupuestos de consenso y enfocar los fondos europeos a aquello que cree riqueza, mientras Roig insiste en que serán las empresas privadas, las protagonistas de la recuperación económica

Juan Roig, presidente de Mercadona y José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia han protagonizado otro de los diálogos del Congreso de Directivos con Elena Salgado, consejera de Saba Infraestructuras como moderadora.

El presidente de Mercadona, Juan Roig ha asegurado que en tiempos de crisis hay que apoyarse en las fortalezas y no en las debilidades, ya que ahora estamos “haciendo un túnel en el Himalaya” y no se sabe qué profundidad tiene ni cuánto tiempo va a durar, y por eso hay que dedicarse “a picar” y no a mirar atrás.

“Esto un día acabará y tenemos una gran ventaja, las infraestructuras están, los aeropuertos, las autopistas, y no hay que hablar tanto de la vacuna sino hacer pico y pala, pico y pala”, ha manifestado.

El presidente de Mercadona ha insistido que la gran apuesta de la cadena de supermercados ha sido la de “estar al pie del cañón” para dar servicio a la sociedad, primero desde la dirección, “dando ejemplo” -con la celebración solo en el mes de marzo de once comités de dirección presenciales-; así como mantener el plan de inversiones que tenía la compañía para este año -1.600 millones- y tomando medidas para proteger la salud de empleados y clientes con inversiones por valor de 300 millones de euros.

Sobre la convivencia entre salud y economía, ha dicho que son como respirar y comer, las dos son necesarias y, ante la crisis económica que vendrá en 2021 y 2022, cuanto menos tiempo de atención se preste a la economía, peor.

Roig ha manifestado que los que sacarán adelante la crisis serán las empresas, los empresarios y los trabajadores, y las empresas están para satisfacer al cliente y al trabajador, pero también para ganar dinero y hacerlo de forma honesta.

Ha recordado que en Valencia en el siglo XVIII los productores de naranjas y los ceramistas no sabían hablar castellano, inglés o francés pero se dedicaban a exportar, y por eso ha opinado creer más en la fuerza mental que en los medios físicos.

En la imagen el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante su intervención en el congreso. EFE/Kai Försterling

Por su parte, José Ignacio Goirigolzarri ha señalado que ningún banco tenía entre sus planes de contingencia “una pandemia”, por ello “que todos los servicios funcionaran, con el 90% de las oficinas abiertas y vendiendo productos que no conocíamos antes entonces, implementados en tiempo récord desde el teletrabajo de los servicios centrales moratorias o créditos ICO, da una idea de la capacidad de adaptación y flexibilidad que ha tenido la entidad”.

Preguntado sobre por qué la caída del PIB va a ser mayor en España que en el resto de países del entorno, ha destacado el presidente de Bankia algunos aspectos idiosincráticos que lo justifican, como la estructura productiva del país con un peso muy importante del sector turístico, además de otras  debilidades de la economía española como “la baja productividad, un mercado laboral muy dual, o una economía sumergida que supone un foco de vulnerabilidad tremendo”.

Ambos han instado a las autoridades a poner un “buen marco” de seguridad jurídica y fiscal para las empresas privadas, protagonistas de la recuperación económica y ha advertido el presidente de Bankia en que “sería una irresponsabilidad tremenda” no invertir los fondos europeos en proyectos que creen riqueza, en los que “el auténtico protagonista es el mundo empresarial”.

Ambos coinciden también en que “es un error concentrar las esperanzas en la vacuna”  porque “nos hace fatalistas”, cuando en opinión de Goirigolzarri, lo que hay que hacer ahora es “centrarnos en las capacidades y en las cosas en las que hoy por hoy podamos influir así como optimizar la gestión de esta situación”.

En su opinión, ahora “la agenda política debe concentrarse en las cosas que realmente preocupan a los ciudadanos: la crisis sanitaria, esto es, salvar vidas, y en la crisis económica, generar puestos de trabajo”.

Y como hilo conductor Goirigolzarri ha señalado que es necesario “un presupuesto con el máximo consenso posible y concentrado en la generación de riqueza” y un cambio en el modelo educativo que alcance a las personas de cualquier edad en un mundo en transformación que exige nuevas habilidades y “pues si no se hace un esfuerzo ahora, será un problema en los próximos años”.

En la imagen el presidente de Mercadona, Juan Roig, durante su intervención en el congreso. EFE/Kai Försterling

Suscríbete a nuestra newsletter