Revista Economía 3

Financiación, exportación e innovación, claves para el agro

El éxito del abastecimiento durante los primeros meses del estado de alarma presenta un sector agroalimentario vivo. Conoce las opiniones de los principales agentes de la mano de Padima y Sánchez Butrón Abogados

Participantes en el debate sobre agroalimentación en el BWA Alicante. | Foto: Joaquín P. Reina

En este foro, organizado por Economía 3 junto con Padima y Sánchez Butrón Abogados, varios directivos de empresas señeras del ramo agroalimentario alicantino, con proyección internacional, analizaron la incidencia del coronavirus y aportaron sus ideas para relanzar la actividad. Como fortalezas del sector, su innovación contrastada desde hace años, su volumen exportador y ofrecer un producto de gran demanda en tiempos de crisis. Entre sus debilidades, la falta de reservas financieras para reaccionar ante contingencias y el poco conocimiento que los consumidores tienen del trabajo que se desarrolla en este ramo de la actividad económica.

La directora de Economía 3, Ana Jover, recordó que el “éxito del abastecimiento” durante la pandemia de la covid-19 es el tema del especial de agroalimentación que publica la revista cada año, en esta edición de 2020.

“Se trata de que se conozca un poco más al sector agroalimentario de la provincia, que se vea que han reaccionado muy bien a nivel de suministro en esta crisis, poner de manifiesto que no es gente poco formada y que realiza inversiones importantes en innovación”, subrayó Eva Toledo, socia y directora del área de Estrategia y Protección de Padima.

mesa-agroalimenatcion

Beatriz Rocamora, Juan Antonio Boix y Eva Toledo. | Foto: Joaquín P. Reina

En esta misma línea, Cayetano Sánchez, socio director de Sánchez Butrón Abogados, abundó que “cada vez hay empresas más interesantes, desde el punto de vista de la producción hasta otros aspectos, y todos podemos aportar”.


Eva Toledo: “Lo relevante es lo que nos diferencia, no importa cómo se plasme en el mercado, aquello que nos da valor y nos hace únicos hay que cuidarlo”

Acerca del impacto de la covid-19, Jorge Brotons, director general de Bonnysa, relató como “el sector ha seguido trabajando con cierta normalidad, pero no exentos de impactos colaterales”, ya que esta pandemia “ha complicado las cosas: algunas fronteras se cerraron, la logística se puso difícil, con camiones que no podían retornar con otras mercancías, había incertidumbre para ciertos productos, como la fresa entrada en Francia”.

También se dejó sentir en los hoteles y restaurantes, “lo primero que se cerró y que a día de hoy sigue bastante parado, y representa un consumo enorme de alimentos”, según el directivo de Bonnysa.Esto ha evidenciado la importancia del tejido productivo de cada país: ¿Teníamos suficiente para abastecernos? Somos un país exportador y no hubo problemas, pero la crisis ha servido para darlo a conocer”, añadió Brotons. A su juicio, “merece una reflexión acerca de hacia dónde vamos en Europa, cada país mira lo suyo y España debería tener su estrategia definida. En el sector tratamos de ir lo más unidos posibles, pero los países terceros de África sí tienen esa estrategia y han invertido en captar mercados”.

En su caso, para la compañía, la primavera y el verano son su temporada más baja y afectó en algunos productos autóctonos que se introdujeron en algunos países. El abastecimiento a pequeños comercios también se vio alterado.

mesa-agroalimenatcion

Jorge Brotons, Sergio Aguilar y Cayetano Sánchez Butrón. | Foto: Joaquín P. Reina

Por su parte, Beatriz Rocamora, directora de la Denominación de Origen Protegida Uva de Mesa Embolsada del Vinalopó, explicó que para esta actividad “la situación está todavía por llegar, aunque también resultará complicada”. Durante el estado de alarma, “en los almacenes no había actividad mientras que el trabajo en el campo sí ha podido seguir con normalidad, porque solo era mantenimiento, el abonado, el riego… De cara a la campaña sí se plantea un nuevo escenario, en los almacenes hay que acometer una adaptación de las instalaciones para asegurar la distancia de seguridad, así como inversiones importantes o reducir la producción. Para algunos puede convertirse en un acicate para mudarse a otra zona”.

Para Juan Antonio Boix, director general de Boix Maquinaria, la incidencia de esta crisis “está por saber”, ya que su empresa cuenta con cinco plantas en el mundo, pero la de producción se encuentra en la provincia de Alicante, en San Isidro, donde habrán de asumir “adaptaciones y costes” en un momento en el que van a cumplir 50 años de trayectoria: “Y queremos llegar con un grado de profesionalización. Todos hemos tenido que improvisar, primero por un impacto económico, por ejemplo, con turnos para limpiar con una hora de producción perdida”.

Otras consecuencias negativas han sido que “algunas multinacionales han cancelado sus pedidos, por ejemplo, de Estados Unidos hay una firma que ha decidido no hacer ninguna inversión más en lo que queda de año”. En este contexto desfavorable, en esta compañía buscan palancas económicas nuevas: “Estamos incentivando las ventas con alquiler con derecho a compra, llevábamos dos años muy bien y ahora nos afecta en los envases de plástico, con un 5-6 % de reducción de pedidos para este año”.

Sergio Aguilar presentó la empresa de la que es director general, Stoller Europe, que dispone de sede en Houston y gestiona suministros a Europa y Rusia, además de mantener contactos actualmente para ampliar su presencia también en los mercados de Sudáfrica y Turquía. “El nivel de innovación en el sector es brutal, tanto en royalties, como en biotecnología y otros muchos aspectos; un ingeniero agrónomo parecía de segunda y hoy en día se desconoce su capacidad, en la crisis, los supermercados ha estado abastecidos gracias a esa capacidad”, describió este directivo.

Resaltó asimismo que han demostrado estar “en vanguardia, rápidos en adaptarse a horarios”, sí bien han notado “falta de organización de las administraciones, por ejemplo, para efectuar las pruebas PCR a trabajadores que han venido de fuera para las cosechas, a diferencia de las empresas, que sí han realizado procesos de vigilancia y prevención frente al contagio”.

“Tenemos nueva sede y todo lo hemos hecho pensando en las personas, para cambiar ciertos conceptos y para que los jóvenes se acerquen al campo sin esa visión retrógrada, y la verdad es que cuando vienen, se sorprenden”, resaltó Aguilar. En cuanto a las repercusiones específicas de la pandemia, señaló que “esta ha modificado hábitos para el campo. Productos que iban al canal Horeca ahora ya no, y otros que tenían menos precio, al cocinar la gente en casa han disparado su demanda”.

Perspectivas

Brotons (Bonnysa), auguró que el paro generado en los últimos meses “va a repercutir en el consumo y los turistas con poder adquisitivo que venían a gastar tampoco están, con lo que se presenta un panorama complicado”.

Toledo (Padima) ha indicado que habrá “efectos diferidos y un nuevo escenario, empresas con proyectos de innovación los están acelerando porque esa diferenciación les va convertir en los elegidos y otros optan por lo contrario, por desinvertir. Y también hay muchas organizaciones que tienen proyectos serios pero, por falta de financiación, no los pueden llevar adelante”.

Para Sánchez (Sánchez Butrón Abogados), el sector agroalimentario ha respondido en las crisis –con los supermercados abastecidos–, pero la coyuntura también ha destapado problemas: “Sobre la capacidad financiera de las empresas, cuando la maquinaría de producción y ventas se ha parado, algunas tenían recursos y otras no. Es un aspecto positivo aprender de ello. Si no tan grave como la actual pandemia del coronavirus, sí que puede haber en el futuro otras contingencias y las empresas deben estar más preparadas para esos cambios cíclicos”.

En definitiva, “la empresa debe contar con capacidad de reacción o muere ante cualquier ‘pequeña gripe’. Algunas han reaccionado manteniendo la mano de obra a toda costa y eso puede afectar al conjunto de la plantilla y la supervivencia de la empresa. También es necesario innovar en el producto, adelantarse a lo que vendrá o a lo que vivimos en cada momento”, recomendó.

¿La innovación resulta determinante?

La directora de Economía 3 introdujo este interrogante en el debate. La opinión de Rocamora basada en la realidad de los productores de uva del Vinalopó es que “los agricultores ya están acostumbrados a cambios como la climatología y a adaptarse a una realidad cambiante. El conocimiento y la innovación son un intangible, no se ve, pero les ha hecho responder bien a la tesitura de la pandemia”.


Puedes leer el reportaje del debate completo en REVISTA ECONOMIA 3

Anticípate y conoce las conclusiones realizadas por Eva Toledo y Cayetano Sanchez Butrón en E3 tv

Suscríbete a nuestra newsletter