Emplea a 25.0000 trabajadores

La campaña citrícola arranca en Castellón con un incremento del 38% de la producción

El sector prevé recoger 760.000 toneladas con un repunte del 40% de la producción de la clemenules y la duda sobre el efecto del "brexit" y los aranceles de los EE. UU.

La campaña citrícola arranca hoy en la provincia de Castellón.

Hoy arranca en Castellón una campaña citrícola que se presenta con unas perspectivas más optimistas que la pasada, con una previsión del aumento de un 40 por ciento de fruta recogida. Sin embargo, el efecto del “brexit” y las trabas arancelarias impuestas por los Estados Unidos a los productos españoles son las dos sombras de duda que pesan sobre un sector que emplea a unos 25.000 trabajadores, entre “collidors” y personal de almacén, en la provincia de Castellón.

De la mano de esas buenas perspectivas la campaña citrícola arranca con fuerza y las cooperartivas tienen todo a punto. En ese contexto desde la Unió de Llauradors i Ramaders prevén un repunte del volumen de toneladas recogidas del 38 por ciento, hasta alcanzar las 760.000 toneladas. Porcentaje que en el caso de la variedad clementes será del 40 por ciento, correspondiente a las 360.000 toneladas que se prevé recoger. En todo caso, como ha apuntado el secretario general de la Unió, Carles Perís, estos datos suponen la “vuelta a los volúmenes normales, tras la campaña atípica del año pasado”.

Una vez más los citricultores son cautos y esperan que la meteorología acompañe la campaña y que las lluvias no la malogren. Desde la Unió apuntan que se detecta un incremento del 20 por ciento de la demanda, algo que ya se puso de relieve durante la etapa de confinamiento por la Covid 19, en que las ventas de cítricos repuntaron, paliando en parte una campaña negativa.

Por otra parte, desde la Unió de Llauradors indican que se detecta en el sector un aumento de producción de las variedades de la primera parte campaña: marisol, arrufatina y clemenules, entre otras. En cuanto a la producción de variedades que se recogen a partir de diciembre, caso de la hernandina tango, nadorcott y ortanique murcott, no se prevén variaciones respecto a la última campaña.

En el sector son conscientes también de los problemas que plantea a las cooperativas las trabas arancelarias impuestas por los Estados Unidos, que impiden las exportaciones como en años anteriores. Lo que puede deparar una segunda campaña en blanco. Y a ello se suma el hecho de que aún no esté resuelto el “brexit” para ver cómo afectará la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea (UE) a la exportación de productos.

Suscríbete a nuestra newsletter