Corts Valencianes

La covid marca el primer debate del estado de la Comunitat de la legislatura

Por primera vez no habrá público invitado a este debate y no se podrán formar corrillos en los accesos al hemiciclo ni permanecer en los pasillos

Por primera vez, el debate del estado de la Comunitat no tendrá público

El primer debate sobre el estado de la Comunitat de esta legislatura estará marcado tanto en los contenidos como en las formas por la pandemia de coronavirus, ya que será el principal tema de los discursos políticos y solo estarán en el hemiciclo 42 de sus 99 parlamentarios por las medidas de seguridad vigentes.

El pleno comenzará este lunes a las diez de la mañana en Les Corts con el discurso del president de la Generalitat, Ximo Puig, quien desgranará la Estrategia Valenciana de Recuperación para afrontar la crisis generada por la covid-19, basada en los acuerdos alcanzados en la Comunitat y con la que se quieren aprovechar los recursos europeos.

Por primera vez no habrá público invitado a este debate, ya que únicamente está permitido el acceso de un acompañante por cada miembro del Consell, y no se podrán formar corrillos en los accesos al hemiciclo ni permanecer en los pasillos.

Con este pleno se da comienzo al nuevo periodo de sesiones, y la previsión es que para el siguiente, que se celebrará el 29 de septiembre y el 1 de octubre, puedan participar de forma presencial ya los 99 diputados del hemiciclo, una vez instaladas las mamparas de separación, a lo que se han destinado 12.000 euros.

Orden de las intervenciones

El president expresará la voluntad de profundizar en el marco de unidad, diálogo y acuerdo alcanzado en esta tierra, que tiene “un alcance único en España” y que es “clave” para afrontar el futuro de los valencianos, y detallará las actuaciones a corto, medio y largo plazo para la recuperación en los ámbitos sanitario, social y económico.

Finalizado el discurso de Puig, habrá un descanso y será el turno de las intervenciones de la oposición. En primer lugar, la síndica del PP, Isabel Bonig, expondrá que la Comunitat está sumida en una crisis sanitaria, económica y social sin precedentes y que “es evidente” que ni Puig ni su Gobierno “han estado preparados para gestionarlo”.

Bonig ha avanzado que cada crítica que haga la acompañará de una propuesta, por “lealtad y responsabilidad”, y pedirá a Puig que “las tenga en cuenta, porque los valencianos no están para un debate plagado de sectarismo, de autocomplacencia y de intereses partidistas”.

Tras la réplica del president, será el turno de Ciudadanos, partido que en los últimos tiempos ha protagonizado acercamientos al PSPV, y cuyo síndic, Toni Cantó, analizará la gestión del tripartito este primer año, a su juicio caracterizada por los “gestos”, una “mala gestión”, por “incumplir promesas” y no tomar medidas, por lo que la pandemia pilló a los valencianos “poco preparados y poco protegidos”.

Ciudadanos ha adelantado que intentará “seguir centrando al Botànic, porque los valencianos lo que menos necesitan es nacionalismo y populismo”; hará propuestas con soluciones para “esta gran crisis“; y reclamará que los próximos Presupuestos de la Generalitat sean “de la reconstrucción”, basados en el acuerdo alcanzado en Les Corts.

El tercero en intervenir será el portavoz adjunto de Vox, José María Llanos -ya que la síndica, Ana Vega, está a punto de dar a luz-, quien acusará al Consell de gestión “desastrosa” e “incompetente” y le reprochará que mientras los contagios de coronavirus se multiplican, el Botànic “mira hacia otro lado” e “impone su ideología con decretazos”.

La síndica de Unides Podem, Naiara Davó, defenderá que “hay que definir el rumbo” de la Comunitat Valenciana para la próxima década tras la crisis de la COVID-19, para lo que toca “ganar la batalla por los fondos europeos y que estos sirvan de combustible para la transición verde, la soberanía industrial y la protección de los derechos básicos a través de los servicios públicos“.

Le seguirá el síndic de Compromís, Fran Ferri, quien defenderá que, tras cinco años del Botànic, no es momento de “cuestionar, ni de frenar ni de hacer ningún tipo de experimento”, sino de fortalecer las políticas públicas, y planteará propuestas para que “quede claro que es el momento de no apostar por las privatizaciones” sanitarias.

Cerrará los discursos el lunes por la tarde el síndic socialista, Manolo Mata, quien reivindicará que la política es “el arte de buscar acuerdos” y no el de la confrontación y que la ciudadanía espera que lleguen a acuerdos y ofrezcan soluciones.

Se abrirá entonces un plazo para que los grupos parlamentarios presenten propuestas de resolución sobre el debate -un máximo de doce por cada grupo-, que se debatirán el miércoles y se votarán el viernes.

A estas sesiones plenarias podrán asistir de forma presencial 42 diputados (11 del PSPV, 7 del PP, de Cs y de Compromís, respectivamente, y 5 de Vox y 5 de Unides Podem), todos con mascarilla, que solo se podrán retirar cuando intervengan desde la tribuna.

Suscríbete a nuestra newsletter