Datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social

La mala temporada turística eleva el paro en Castellón, pese a crecer la afiliación a la SS

Agosto acabó con 407 parados más que elevan a 45.778 los desempleados en la provincia, en tanto que hay otros 7.000 trabjadores afectados por un ERTE

El número de parados aumentó en agosto en Castellón.

Los datos de la evolución del empleo en agosto constatan que los problemas del sector servicios y de la construcción han contribuido a elevar el paro en la provincia de Castellón, pese a aumentar un 0,38% la afiliación a la Seguridad Social (SS), según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social. Actualmente la provincia tiene 45.778 parados, 407 más que en julio. En tanto que hay más de 7000 trabajadores afectados por los ERTE.

La provincia tiene 6.793 trabajadores inmersos en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE)  de acuerdo con las estadísticas mensuales del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Las mismas que confirman que la afiliación a la Seguridad Social creció en agosto un 0,38 por ciento, con 857 nuevas altas, lo que eleva a 227.725 el número de cotizantes.

En el polo opuesto, y pese a la reanimación del sector agrario -con 30 altas- e industrial en el mes pasado, hay que contabilizar los efectos negativos de una nefasta, así la han calificado las patronales del sector, campaña turística. Lo que deja 407 desempleados más que engrosan las listas del paro que ya contabiliza 45.778. De los nuevos parados, 229 proceden del sector servicios y 95 en la construcción.

La tendencia negativa en la evolución del empleo en la provincia queda también reflejada, de acuerdo a los datos de la Seguridad Social, con un un importante descenso de los nuevos contratos. En el recién concluido agosto se firmaron 10.896, que son 7.735 menos que los registrados en el mes de julio, lo que supone un retroceso del 41,58 por ciento.

Los datos de contratación en agosto marcan la tendencia del sector servicios, en especial la hostelería- por coincidir con el tramo final de la temporada turística. Aún así, la caída reflejada en los datos del Ministerio de Trabajo es de un 33 por ciento con relación al mismo mes de 2019, cuando se registraron 13.110.

Las perspectivas para los próximos meses no son optimistas, dado que a las fluctuaciones coyunturales que afectan a un sector tan importante para la economía provincial como el turístico se pueden sumar bajas en la industria y el campo. Una situación que ya ha llevado a las dos patronales del turismo en la provincia –Ashotur  y Altur-Hosbec– a pedir apoyos a la Administración. Apoyos entre los que plantean la prórroga de los ERTE.

Suscríbete a nuestra newsletter