Eva Blasco: “No hagamos que una acción descoordinada siembre el miedo hasta para irte a otra comunidad”

Las agencias de viaje prevén una caída del negocio superior al 90%, apenas están vendiendo un 5 o 6% de lo que facturaban un año antes y temen cierres masivos de empresas si se mantienen los compromisos del 100% del empleo tras los ERTE

Eva Blasco, vicepresidenta de la Confederación Española de Agencias de Viaje (CEAV) y de la Asociación Europea de Agencias de Viaje (ECTAA), conoce bien el sector, lleva vinculada a él más de cuatro décadas, desde que su padre, Vicente Blasco Infante, constituyera y fundara, con el apoyo de otros empresarios, en 1978, Europa Travel . Hoy Eva, consejera delegada de la compañía y presidenta de CEV Valencia, califica la situación de las agencias de viaje de “dramática” , al entender que son el “vagón” más golpeado de la cadena.

– Dentro del sector turismo, las agencias se llevan una de las peores partes…

– Exacto, fuimos los primeros, dadas las noticias que nos iban llegando y los mensajes de alarma, en empezar a sufrir el impacto de la pandemia con la cancelación de viajes ya a finales de febrero y seremos el último vagón de la recuperación. Hasta que no haya una oferta sólida y el consumidor recupere la confianza, no cabe esperar mejoría. Por tanto, repito, el primer vagón en ser impactado y el último en salir.

– ¿Cuál es la situación en estos momentos?

– Tanto las agencias receptivas –aquellas que atienden fundamentalmente a los turistas internacionales que llegan a nuestro país, así como todo lo que tiene que ver con el MICE (turismo de congresos y reuniones)– están en porcentajes realmente bajos, pues es muy poco el turismo extranjero que está llegando y además el que llega se vincula más a segundas residencias, que no suele utilizar el servicio profesional del canal agencia.

En cuanto a las agencias emisoras –volcadas en clientes domésticos que buscan viajes en el extranjero fundamentalmente– estamos en la misma línea. Hay datos que indican que en torno al 70% de los españoles –aunque la sensación que tenemos es que el porcentaje puede ser superior–, no tiene previsto realizar ningún viaje en los próximos 6 meses. Y el 30% restante, posiblemente se plantee un viaje a segundas residencias o un viaje de proximidad, un viaje que en la mayoría de los casos no suele gestionarse con agencia.

Por tanto, en estos momentos estamos vendiendo un 5 o 6% de lo que vendíamos el año pasado.

– Hay todavía agencias que no han reabierto, ¿qué porcentaje aproximado siguen cerradas?

– No hay datos exactos pero podemos estar hablando de entre el 40 y 50%, y muchas de las que hemos abierto, lo hemos hecho manteniendo el personal en ERTE. Hay que tener en cuenta que la mayor parte de las Agencias no ha hecho ERTE con suspensiones del 100%, sino que el personal ha seguido trabajando en un menor porcentaje, porque teníamos que dar respuesta a nuestros clientes: se cancelaba lo más inmediato, pero en marzo y abril seguíamos teniendo viajes vivos (sobre todo de cara al verano, julio y agosto) que se han ido cancelando en estos meses.

– ¿Cómo han sobrevivido las empresas? ¿Y en vuestro caso concreto, Europa Travel?

– Las agencias que entre su clientela tenían empresas en sectores esenciales, aunque la movilidad ha sido muy reducida a nivel corporativo, les ha permitido seguir dando atención y servicio a los clientes sin que haya, como digo, un volumen de venta significativo.

En el caso concreto Europa Travel estamos haciendo operaciones, tramitando permisos con distintos países, como Senegal para traer a España a expatriados o desplazados. Hemos traído a unas mil personas, gracias a que tenemos un buen control del mercado de vuelos charter, en definitiva nos hemos tratado de reinvertar, buscando posibilidades de negocio allá donde se abría un resquicio.

Todas las agencias nos hemos volcado en buscar soluciones para que nuestros clientes pudieran volver a sus hogares, y recuerdo ahora cuando EE.UU. decidió cerrar los campus universitarios y los estudiantes extranjeros tuvieron que abandonar el país en un plazo muy breve de tiempo.

– ¿El problema también está, además de la incertidumbre de la ahora hablaremos, en que la oferta es muy limitada, es decir no hay producto que vender?

– Exacto, han reabierto bastantes establecimientos hoteleros en España, pero las agencias emisoras tienen su mayor volumen de negocio en viajes al extranjero y cabe recordar que seguimos teniendo una conectividad aérea limitada, con una lista de destinos muy reducida (bien porque no se nos permite entrar, bien porque no es recomendable viajar hasta allí).

Tampoco hay prácticamente oferta de cruceros, con lo cual tenemos una oferta muy limitada. Por no añadir todo el tema de rebrotes, que son  francamente muy perjudiciales y hace que la gente opte por la proximidad. Podemos decir que la temporada se ha perdido al 99%.

– ¿Y cómo se está comportando los mercados emisores que tradicionalmente eligen España?

– Los mensajes que nos llegan de Holanda, Alemania… es que el nivel de reservas es prácticamente inexistente, movimientos mínimo. Y solo con turismo doméstico es imposible salvar la temporada de verano, cuando somos un país que recibía 90 millones de turistas cada año. Eso no quiere decir que determinados destinos o establecimientos no vayan a funcionar bien, pero no serán los más significativos.

Al tiempo que veo muy correcto el planteamiento de la UE al considerar la situación epidemiológica de los países a los que nos abrimos, aunque nos perjudique económicamente porque por delante está la salud pública, y estoy pensando ahora en el caso del mercado ruso, que ha funcionado muy bien en los últimos años, pero que continúa todavía cerrado.

– ¿Teméis un nuevo confinamiento en relación a los rebrotes?

– Esperemos que no. Pero sobre todo pedimos coordinación, porque mientras ha existido el Estado de Alarma ha habido unas reglas del juego comunes para todo el Estado, y lo que vemos con preocupación ahora es la adopción de medidas de carácter muy local que puedan llegar hasta decidir cerrar territorios. No hagamos que una acción descoordinada del Estado siembre el miedo hasta para irte a otra comunidad autónoma.

Entendemos que se debe hacer un esfuerzo de coordinación sin mermar las competencias autonómicas, pero pedimos:, reúnanse y busquen criterios comunes, porque de lo contrario van a limitar los desplazamientos dentro del propio territorio nacional. Si la gente no se desplaza al extranjero por miedo, no dificultemos el movimiento en el territorio si no hay realmente un riesgo para la salud pública.

– ¿Para este año de qué caída del negocio podemos estar hablando y qué perspectivas hay para 2021?

– Superior al 90% y la preocupación que tenemos como sector es que no se barajan recuperaciones significativas, y como significativas me refiero entre el 40 y el 70% de lo veníamos vendiendo antes de la crisis, hasta Pascua del año que viene, y en el mejor de los casos, cuando haya una vacuna. Hablamos de una recuperación que nos permita una sostenibilidad mínima, no hablamos de alcanzar las cifras de años atrás en 2021.

La clave estará de nuevo en la evolución de la pandemia por lo que confiamos mucho en el progreso de la vacuna.

-¿Pero puede que para entonces muchas empresas ni siquiera hayan logrado sobrevivir?

– De momento, las agencias lo que han hecho es tirar el balón hacia adelante, las que estaban en una situación más estable han recurrido a créditos con aval ICO, pero es cierto que el gran riesgo de este sector, como el de muchos otros, estará en ver lo que ocurre a partir del otoño y hasta principios de año, porque será entonces cuando puedan empezar a producirse de forma masiva cierres empresariales.

Si además se mantienen los compromisos de mantenimiento del empleo una vez se sale de los ERTE, la cosa será más complicada, porque con esta perspectiva (arrastrando todo un año de pérdidas) mantener el empleo con contratos al 100% no va a ser viable. Mi visión, como la de la mayor parte de empresarios y empresarias de esta Comunitat, es intentar preservar todo el empleo que sea posible, pero repito el que se pueda, porque si no, la alternativa es la destrucción del 100%.

– También se ha hablado estos días de las posibles trabas que encuentran los consumidores a la hora de recuperar sus reservas….

– Las Agencias en estos meses hemos estado devolviendo al cliente de nuestra caja, cuando estamos en una situación crítica y no tenemos el dinero. Cabe explicar que el dinero del cliente que contrató con nosotros lo tienen las compañías aéreas, los hoteles… es decir los proveedores del servicio y hay muchos de ellos (fundamentalmente compañías aéreas) que no están devolviendo el dinero, por tanto, las agencias estamos haciendo devoluciones a los clientes sin haber recuperado el dinero del proveedor. El cliente que ha comprado con agencia está en mejores condiciones que el que no lo ha hecho.

Como positivo de la pandemia, creemos que nos fortalecerá como sector, en el sentido de que los clientes que han confiado en la profesionalidad de las agencias se encuentran con una serie de garantías que de otro modo no tendrían.

Y te puedo poner un ejemplo, si en estos momentos una agencia de viajes quebrase adeudando cantidades a consumidores, contamos con garantías que responden de los viajes combinados que hemos vendido. Si quebrasen otros proveedores como compañías aéreas, transportistas, alojamientos… ese dinero se habría perdido. Por tanto, ese riesgo lo estamos asumiendo las agencias que somos las que hemos adelantado el dinero al cliente, cuando ahora nos toca a nosotras estar reclamando y pleiteando con el proveedor.

– Y de hecho han quebrado (presentado concurso de acreedores) algunas compañías aéreas… ¿no es así?

– Sí se contabilizan hasta una decena (Latam, Thai, Air Mauritius, Tame…), pero podemos decir que por el momento no han tenido un impacto directo importante en el mercado de la Comunitat Valenciana.

– ¿Y cómo calificarías el ritmo de devoluciones según estáis reclamando?

– Los hoteleros llevan mejor ritmo, pero no han devuelto el 100% y muchas compañías aéreas, que tienen obligación de devolverlo en 14 días por reglamento de la UE, no lo han hecho, por lo que hay muchas cantidades de marzo, abril y mayo que no han sido devueltas, pero tampoco se les está sancionando por parte del Gobierno por no hacerlo.

Lo que pedimos es que de plantearse ayudas gubernamentales al sector,  se tenga en cuenta como un requisito previo para recibir cualquier tipo de ayuda, el que hayan devuelto el dinero a los consumidores, o en su defecto, a las agencias. Ademán exigimos que los bonos previstos se conviertan en dinero metálico.

– ¿Y para las nuevas reservas qué estáis recomendando?

– Fundamentalmente no recomendamos tarifas que no permitan el reembolso del 100% porque creemos que es un perjuicio para nuestro cliente. Cuando vendemos un producto no pensamos en el proveedor si no en el cliente, y lo que hacemos es asesorarle por si hubiera una cancelación e intentar garantizar que viaje de forma segura.

Estamos recomendando cuando corresponde seguros de viaje que realmente cubran las distintas contingencias, porque en ocasiones hay seguros muy limitados, con los que después hay problemas.

Suscríbete a nuestra newsletter