En Castellón

Festivales en pequeño formato para un verano musical más seguro

La cancelación de los macro festivales tradicionales como el FIB, el Arenal o el Rototom dan protagonismo a eventos como el Feslloc o el Early Music de Morella

Una de las actuaciones del Festival de Jazz de Peñíscola 2019.

Si las cancelaciones del FIB, Arenal Sound y Rototom Sunsplash marcarán el verano de 2020, su vacío otorgará un protagonismo mediático a otros eventos musicales que, a la ola de los ya citados, se organizan durante el estío por toda la geografía castellonense.Las restrictivas medidas de seguridad que condicionan y reducen el aforo de los festivales da paso a eventos de pequeño formato, con aforos reducidos, Es el momento de planificar la asistencia al Early Music, de Morella, o al Feslloc, en Benlloch, entre otros. Ellos toman el relevo de los grandes en un verano en el que la distancia interpersonal se impone para evitar el riesgo de contagios.

Los responsables del Feslloch, una cita con la música valenciana, han optado por mantener la cita, aunque para ello hayan tenido que adelgazar actuaciones y ofrecer un festival intimista, consencuencia de limitar a 50 los asistentes, mayorirtariamente vecinos del municipio.

A unos kilómetros, Morella acoge el Early Music Morella, Academia y Festival Internacional de Música Medieval y Renacentista, del 17 al 23 de julio. El evento, que incorpora una faceta didáctica, alcanza su novena edición y lo hace bajo el lema Europa, paisaje sonoro del viejo continente. Los organizadores, la Asociación Cultural Comes, abordará la presencia de la música histórica y de su proyecto artístico, pedagógico y social en los medios de comunicación.

El programa de conciertos incluye obras de Dufay, De Rore, Cárceres, Josquin del Prés, Tinctoris, Lasso, Pisador, Palestrina o Victoria por artistas como la Capella de Ministrers y Carles Magraner, el organista Pablo Márquez, Eduardo Egüez y Robert Cases.

Citas que permanecen en la agenda son los conciertos de las “Nits del Claustre”, que acoge el Museo de Bellas Artes desde el 16 de julio hasta avanzado agosto. También sigue vivo, desde el 17 de julio al 1 de Agosto, el Festival de Jazz de Peñíscola. También en la ciudad que fue sede del Papa Luna se mantiene el Festival de Música Antigua y Barroca, del 3 al 12 de agosto.

Otro evento musical que acudirá a su cita por quinto año consecutivo es el Singin’ in the Cave, de la Vall d’Uixo, que se desarrolla en un escenario acogedor y diferente, el interior de las Coves de Sant Josep. Ello hace que solo pueda haber 8 personas en la barca desde la que se siguen las actuaciones. La cita, con fecha por concretar, será a finales de este mes y con aforo reducido a un 60%, por lo que solo podrán acudir a los conciertos entre 25 y 30 personas, apuntan los organizadores.

En Benicàssim no se van a quedar sin cita musical, aunque en formato reducido y con grupos nacionales. Así, si las circunstancias lo permiten los días 24 de julio, 29 de Agosto y 4 de septiembre, con participación de grupos nacionales y castellonenes. Entre los primeros estarán Rufus T. Firefly, Smile, Los Deltonos o De Fem y en los segundos The Black Beat y Junior Mackenzie.

Suscríbete a nuestra newsletter