Entrevista a Sheila Alcaraz, cofundadora del Instituto Alcaraz

Terapia online para adolescentes en tiempos de confinamiento

El Instituto Alcaraz ofrece un servicio gratuito para tratar la ansiedad que la crisis del coronavirus provoca en los jóvenes

Las hermanas Alcaraz, Estefanía (i) y Sheila (d), fundadoras del centro de especialistas en psicología infantil Instituto Alcaraz.

El centro de psicología infantil Instituto Alcaraz ha abierto una línea online de carácter gratuito para atender casos de adolescentes que necesiten tratamiento por crisis de ansiedad, provocada por la situación de confinamiento decretada como respuesta a la pandemia de la Covid-19, con el ánimo de colaborar socialmente en este periodo de encierro domiciliario.

Explica Sheila Alcaraz, cofundadora del centro, que la idea la idea de ofrecer terapias online la tuvo al hablar con profesionales sanitarios que estaban atendiendo pacientes con coronavirus. “Nos estaban comentando que llegaban adolescentes que pedían hacerse la prueba de coronavirus porque tenían la sensación de no poder respirar, cuando se trataba de un trastorno por ansiedad”, explica Alcaraz. Por ello, abren este servicio de atención psicológica de manera gratuita a través de videoconferencia u otros sistemas telemáticos.

Según señala, este tipo de situación puede llegar a generar un trastorno de ansiedad o estado de ánimo bajo, incluso depresión, que se manifiesta a través de síntomas como la dificultad para conciliar el sueño, pensamientos negativos constantes, falta de energía o falta de disfrute ante cualquier actividad. Para su control es necesario que los adultos de su entorno familiar regulen las actividades de sus hijos, y se comunique con ellos para valorar su estado mental.

Desde que iniciaron las consultas online expone Alcaraz que ha habido un repunte de pacientes que solicitan sus servicios y que sobre todo se da en dos grandes focos: adolescentes y padres con hijos menores de seis años, donde en muchos casos “tienen que gestionar el teletrabajo con el cuidado de los niños”, explica la cofundadora del Instituto Alcaraz.

Para gestionar esta situación de confinamiento, en el caso de los adolescentes, recomienda la psicóloga “mantener ciertas pautas, por ejemplo lo que son las comidas y el sueño” de modo que no “se desbaraten los ciclos lo que puede influir en el estado de animo y por tanto generar conductas disruptivas con su familia”. Añade que “lo ideal es tener tiempo para todo. Es decir, uno puede tener tiempo para las redes sociales pero no estar todo el tiempo enganchado”.

En el caso de los padres con niños menores a cargo, apunta que de ser posible, se pueden realizar turnos para trabajar ya que “teletrabajar en estos momentos te da un respiro familiar, un momento en el que estás conectado con el mundo externo”. En el caso de las familias monoparentales, indica que en la medida en que se pueda es importante “tener un respiro. Cogerse un tiempo al día, en el que poder hacer lo que a uno le apetezca”. Por último, señala que una pauta que funciona con niños pequeños es “hacer actividades en diferentes instalaciones de la casa, lo que les dará a ellos una sensación de movimiento aunque sea dentro del hogar”.

Instituto Alcaraz, que cerró sus instalaciones físicamente el pasado 16 de marzo, está realizando sesiones  a los menores en tratamiento continuado en sesiones online. “Lo que intentamos hacer es mantener la sensación de normalidad lo más posible, de este modo, los pacientes continúan sus terapias, y además, siguen conectados con su rutina anterior. Con los niños mayores o adolescentes charlamos y trabajamos de igual manera, excepto por la falta de contacto y la parte más emocional del encuentro físico”, expone Estefanía Alcaraz.

A los padres, en un intento de no dejarlos solos en estos momentos, se les ofrecer pautas constantemente a través del correo electrónico o con llamadas telefónicas, según explica la psicóloga. “Cuando son más pequeños, estos pacientes necesitan que los padres y madres hagan de coterapeutas, bajo nuestras indicaciones y asesoramiento en la realización de determinados ejercicios”, concluye la cofundadora de Instituto Alcaraz.

Suscríbete a nuestra newsletter