Hernández de Cos pide más reformas estructurales al nuevo Gobierno

Mientras las ministras de Industria y Exteriores le recuerdan los objetivos del nuevo Gobierno

Hernández de Cos durante su intervención en el Spain Investors Day

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha pedido al Gobierno en su intervención en el Spain Investors Day una agenda de reformas estructurales y ha defendido que la reforma laboral de 2013 fue una “palanca eficaz” para crear empleo.

En la clausura de la sesión del foro Spain Investors Day, el gobernador ha dicho ante las ministras de Industria, Reyes Maroto, y Exteriores, Arancha González, y del presidente de la CNMV, Sebastián Albella, que es preciso “reanudar” las reformas estructurales en los mercados de factores y de productos para mejorar la competitividad de la economía española.

Hernández de Cos ha recordado al gobierno la necesidad de avanzar en el saneamiento de las cuentas públicas para “dotar a la política presupuestaria de margen ante futuras perturbaciones negativas”.

Es preciso, ha señalado, reducir el endeudamiento frente al exterior para lo que hay que mantener las ganancias de competitividad que a lo largo de la recuperación se han basado en la moderación de los costes laborales y financieros y que en adelante deberían descansar, en mayor medida, en aumentos de productividad.

Las mejoras de la productividad siguen siendo escasas, a su juicio, por factores institucionales, regulatorios y estructurales “que las políticas públicas deben aspirar a corregir”.

Hernández de Cos ha dicho que las ganancias de competitividad de los últimos diez años se explicaron, en un primer momento, por la fuerte destrucción de empleo, y después por la moderación salarial derivada de la reforma laboral, que fue “una palanca eficaz” para impulsar la recuperación del empleo.


Reyes Maroto y Arancha González recuerdan que las prioridades son la transformación digital, la sostenibilidad y la equidad social


Por su parte, Reyes Maroto ha señalado que la captación de inversión extranjera seguirá siendo una prioridad para el Gobierno, que también se centrará en territorializar esa inversión y dirigirla hacia la España vaciada.

A pesar del contexto político, con la “tensión territorial en Cataluña”, y la ralentización del crecimiento económico, las perspectivas para España son positivas porque sigue creciendo por encima de la media de la zona euro, ha añadido Maroto, que ha considerado capital también la colaboración publico-privada.

La ministra de Exteriores, Arancha González, ha recordado que el gobierno tiene 1.460 días por delante para “aportar soluciones” especialmente para construir la transformación digital, abordar la agenda de sostenibilidad y mejorar la equidad social.

Además, ha destacado la apuesta de España por el multilateralismo y ha añadido que en esta nueva etapa el gobierno practicará una diplomacia más económica y comercial y aspira a ser un actor “activo y constructivo” en la Unión Europea, con desafíos como el “brexit” o la nueva agenda verde.

Suscríbete a nuestra newsletter