Entrevista

José L. Pérez Pont: “Convertimos los centros de arte en espacios de vida cotidiana”

"Se ha producido un cambio en el modelo de gestión. No es tanto qué exposiciones o qué proyectos se hacen, sino la forma en que se generan los contenidos"

El director del Centre del Carme y del Consorci de Museus, José Luis Pérez Pont. | Foto: Vicente A. Jiménez

La calle Museu es corta y estrecha. Solo los noctámbulos de antes (no sé los de ahora) hacían alguna parada por allí. Sin embargo, desde hace tres escasos años, cualquier mañana de fin de semana acumula un movimiento de personas a su alrededor atraídas por la ilustración, la música, o el arte de vanguardia. El Centre del Carme Cultura Contemporània recuperó una actividad que pocos recordaban coincidiendo con la llegada de José Luis Pérez Pont (Alicante, 1972) a la dirección del Centre y a la del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana (CMCV) en abril de 2016, tras una larga trayectoria como destacado crítico de arte y también vinculado a las galerías.

Debo avisar al lector que la conversación que sigue tiene un sabor agridulce: el éxito de público y la incesante actividad que caracterizan al CMCV y al Centre del Carme desde 2016 van acompañados por una incomprensible dotación presupuestaria dedicada al escaso personal que arrima el hombro a diario para que el alto ritmo no pare.

– Por empezar desde cero, ¿qué es el CMCV y cómo funciona?

– Es un ente liderado por la Generalitat y participado por las diputaciones y los ayuntamientos de las tres provincias. De tal manera que se reúnen las siete principales instituciones públicas y se coordinan para generar una programación, principalmente expositiva y cultural. Por una parte, gestionamos de forma directa el Centre del Carme, que depende de la Generalitat, y a la vez colaboramos con numerosos centros de arte, sobre todo en las tres capitales, pero también en muchos municipios. Desarrollamos programas educativos, que se han potenciado estos años. Para nosotros, la educación, junto con la cultura, tienen la capacidad de mejorar la vida de la gente y de transformar la realidad. Pero lo que se ha producido, sobre todo, es un cambio en el modelo de gestión. No es tanto qué exposiciones o qué proyectos se hacen, que tienen importancia y nos los tomamos en serio, sino la forma en que se generan los contenidos. Se ha establecido toda una batería de convocatorias públicas que facilitan el acceso de los profesionales, de manera que se genera igualdad de oportunidades y transparencia en los procedimientos.


Puedes leer el reportaje completo en la REVISTA 

Suscríbete

Suscríbete a nuestra newsletter