Las obras del tramo subterráneo de la L10 comenzarán a principios de año

Se ha adjudicado el contrato por un valor superior a los 25 millones de euros

Archivado en: 

Visita de representantes políticos hoy a las obras en superficie de la L 10

Ximo Puig ha anunciado para principios del 2020 el inicio de las obras de construcción de la superestructura de vía, arquitectura y equipamiento del tramo subterráneo entre las estaciones de Alacant y Amado Granell de la Línea 10, que se ha adjudicado hoy por un importe superior a los 25 millones de euros.

Así lo ha explicado en la visita que ha realizado al tramo subterráneo y a las obras de la Línea 10 de Metrovalencia (Alacant-Natzaret) que se están ejecutando en superficie, donde ha asegurado que “el objetivo es que en el verano del 2021 esta línea esté ya en pleno funcionamiento”.

Por su parte, el conseller de Política Territorial, Arcadi España, ha adelantado que en el primer trimestre de 2020 presentarán la solución que van a dar a la Línea 10 para su conexión con la zona marítima.

La Línea 10, una vez completada en 2021, permitirá unir el centro de València con la zona de la Ciudad de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, y el barrio de Natzaret, ampliando de manera muy considerable la oferta de transporte de la red de Metrovalencia, y favoreciendo la implantación de un modelo de movilidad sostenible en el conjunto de la ciudad y su área metropolitana.

Las primeras obras de esta infraestructura comenzaron en el año 2006 y se paralizaron en el año 2011, por falta de presupuesto, después de invertir alrededor de 200 millones de euros. Las obras se retomaron con financiación de la UE tras años de abandono.

La Línea 10 combina tramos subterráneos y en superficie, con un recorrido de 5,3 kilómetros y 8 estaciones y paradas (3 subterráneas y 5 en superficie).

Se trata de un proyecto pionero en España en cuanto a la implantación y el uso de la metodología BIM en infraestructuras ferroviarias, constituyendo un referente para otras administraciones en cuanto a la gestión del ciclo de vida de los activos ferroviarios, desde la fase de diseño y construcción hasta la fase operación y explotación.

La L 10 dará servicio a zonas tan concurridas como el barrio de Quatre Carreres, la Ciutat de la Justícia, la Ciutat del Basket, la Fuente de San Luis y el futuro pabellón València Arena.

Las estaciones subterráneas son las que corresponden al centro urbano: Alacant, Russafa y amado Granell.

Para principios de año, la Generalitat tiene previsto licitar los proyectos correspondientes a electrificación, acometidas y subestaciones; la señalización y comunicaciones; y la adecuación del tramo y paradas en superficie y la construcción de los depósitos provisionales, con un presupuesto en conjunto de unos 21 millones de euros.

Suscríbete a nuestra newsletter