Puerto de València

Los bonos verdes financiarán una parte de la ampliación norte del Puerto

Tres pilares financiarán el nuevo endeudamiento: bonos verdes, préstamos sindicados a banca privada y préstamos con ICO y el Banco Europeo de Inversiones

Imagen de archivo del Puerto de València | E3

Los bonos verdes serán uno de los pilares básicos que utilizará la Autoridad Portuaria de València (APV) para financiar la ampliación norte del Puerto, donde se ubicará una nueva terminal de contenedores, para la que ha sido seleccionada la oferta presentada por Terminal Investment Limited (TIL), filial del grupo MSC.

Así lo explicó este miércoles el director financiero de la APV, Arturo Giner, en la jornada organizada por Economía 3 sobre ‘Perspectivas financieras 2020: Gestionar tesorería e inversiones cuando el mercado se enfría’.

En la actualidad, ValenciaPort tiene centrada su financiación con préstamos directos con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Instituto de Crédito Oficial (ICO). Sin embargo, para la ampliación norte, la APV plantea utilizar fuentes de financiación alternativas.

En concreto, para el nuevo endeudamiento, que detalló que estará en torno a los 400 millones de euros, plantean tres pilares básicos: bonos verdes, préstamos sindicados a banca privada y préstamos con ICO y el Banco Europeo de Inversiones.


El endeudamiento se realizará con bonos verdes, préstamos sindicados a la banca privada y con ICO y el BEI


“Un tercio lo sacaremos emitiendo obligaciones mediante bonos verdes, por la peculiaridad de las inversiones que va a realizar la APV. Para estas inversiones, este tipo de instrumento financiero encaja perfectamente y tienen unas condiciones de tipos de interés y plazo que nos vienen muy bien, con un plazo de unos diez años”, precisó.

Además, un tercio del nuevo endeudamiento continuarán realizándolo con el ICO y el Banco Europeo de Inversiones, puesto que les ofrece un plazo de 25 años, con periodos de carencia de hasta 7 años y “tipos de interés privilegiados”. El último tercio lo enfocarán a sacar préstamos sindicados a la banca privada, “en un plazo aproximado máximo de entre 10 y 15 años”.

puerto-valencia-arturo-giner

Arturo Giner, director financiero de la APV | Foto: Vicente A. Jiménez

Licitación de obras en 2020

Giner explicó que la APV presentó sus presupuestos para 2020 ante el Ministerio de Fomento y Puertos del Estado en octubre, cuando fueron aprobados. “Se hacen proyecciones con visión de medio plazo, de 4 o 5 años. Aunque las Autoridades Portuarias con grandes proyectos de inversión, como la APV, pueden hacer proyecciones a 15 o 20 años”, matizó.

“De hecho, Puertos del Estado y Fomento nos exigieron, para verificar la previsión de la ampliación de la terminal norte, proyecciones hasta 2035. De acuerdo con esas proyecciones, consensuadas con Fomento, en el momento sean aprobado los presupuestos, tenemos previsto iniciar las obras de la terminal norte. La licitación de las obras será en 2020”, sostuvo.

puerto-valencia-arturo-giner

Arturo Giner, director financiero de la APV | Foto: Vicente A. Jiménez

Asimismo, Giner recordó que, en el concurso público para la explotación de la terminal, “se presentó un gran grupo, la segunda naviera del mundo a nivel internacional, que plantea realizar una inversión entre 2020 y 2025 de más de 1.020 millones euros”. “En consecuencia, la APV va a realizar otra inversión en ese periodo de 730 millones euros”, destacó.

En la misma línea, fuentes del puerto han informado que en los presupuestos de la APV de 2020 está prevista esta ampliación norte y han matizado que el Gobierno trabaja en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para aprobarlos en cuanto se forme gobierno. “Eso aceleraría el proceso y sería definitivo”, aseguran.

Además, garantizan que es una operación que “se tiene que hacer” y advierten que la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) supone un “riesgo importante de que se pierdan las inversiones”. Sin embargo, desde el puerto están convencidos que se podrá empezar a hacer.

Debate sobre la nueva DIA

La ampliación norte del Puerto ha generado tensiones entre administraciones públicas y APV. Además, ha creado debate sobre si es necesaria o no una nueva DIA. El pasado mes de noviembre fue la comisión Ciutat-Port quien denunció el “cúmulo de irregularidades” que concurren en el proyecto de la ampliación y el concurso para la concesión de la terminal de contenedores.

Además, a finales de octubre, el alcalde de València, Joan Ribó, votó en contra de seguir adelante con la tramitación de la ampliación norte. Ribó insistió en la necesidad de revisar los “posibles impactos” que pueda tener la ampliación a través de una nueva DIA.


Ribó: ““El Ayuntamiento no quiere impedir la ampliación; quiere que se haga bien y la manera es haciendo una DIA”


El primer edil precisó que el aumento previsto de TEUs y el consecuente aumento de camiones puede “afectar a las condiciones de la atmósfera y tener un impacto sobre la movilidad”. Según aseguró, su voto en contra estaba respaldado por un informe jurídico que recalca la necesidad de una DIA.

Indicó, además, que entregaría el informe al Consejo de Administración para que se valoraran los argumentos expuestos en él. “El Ayuntamiento de València no quiere impedir esta ampliación, lo que quiere es que se haga bien, y la manera de hacerlo bien es haciendo una DIA”, expuso Ribó.

Sin embargo, el Consejo de Administración de la APV aprobó seguir adelante con la tramitación de la ampliación norte del puerto. Con nueve votos a favor y el único en contra del edil, continuaron con el proceso para la construcción y explotación de una nueva terminal de contenedores.

Informe técnico del Puerto

Ante esta situación, Aurelio Martínez, presidente de la APV, apuntó que la decisión tomada por el Consejo no era definitiva ni irreversible“Estamos empezando, no otorga nada. Simplemente estamos en un largo proceso”, indicó.

Asimismo, detalló que aún faltaba la publicación en el BOE de esa decisión, así como su salida a información pública para las alegaciones. En ese momento, tanto la Generalitat como el Ayuntamiento podrán realizar informes y presentar alegaciones, que luego estudiaría la comisión técnica.

Respecto a la nueva DIA, Martínez recordó que cuentan con un informe técnico de mayo del año pasado en el que se apunta que las modificaciones sobre la ampliación del puerto no cumplen con ninguno de los supuestos de la Ley de evaluación ambiental . Un incremento de las emisiones o un aumento de la generación de residuos, entre otras, serían los supuestos que harían necesaria una nueva DIA.

Suscríbete a nuestra newsletter