Entrevista

Calendario de La Imprenta CG, una nueva tradición navideña (y de buen gusto)

Se ha realizado por sexto año, y para 2020 ha contado con la colaboración de doce diseñadores gráficos e ilustradores que dan forma y color a los meses

El calendario 2020 de La Imprenta CG. | E3

Para la aplastada minoría a la que la Navidad nos produce un entrañable sentimiento de máxima pereza, la presentación del calendario de La Imprenta CG es uno de los acontecimientos más agradables en estos días de salvajes agresiones visuales y sonoras. La Imprenta CG es una empresa compuesta por casi 40 personas que presta servicio a clientes como el Museo de Bellas Artes de València, Fundación Bancaja, el IVAM e incluso el Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN), con sede en Ginebra, para el que imprimen los informes que elabora el equipo de científicos, tras haber obtenido la licitación a través de un concurso internacional.

Armand Llàcer, director de Comunicación y Proyectos Culturales de La Imprenta CG, destaca que “estamos encantados de trabajar con artistas, de darles visibilidad”. El calendario es fruto de esa vinculación con el arte. Se ha realizado por sexto año, y para 2020 ha contado con la colaboración de doce diseñadores gráficos e ilustradores que dan forma y color a los meses. Entre los participantes de esta edición se cuentan nombres como Cento Yuste, Martín Forés, Sabina Alcaraz, Belén Segarra, Sergio Membrillas y Modesto Granados.

Al acto de presentación, celebrado el pasado martes en Barreira, acudió un centenar de personas y contó con la presencia de la Premio Nacional de Diseño 2019 Marisa Gallén. Hablamos con Armand de la historia de este calendario y de la resonancia que ha alcanzado en los ambientes artísticos valencianos.

-La presentación del calendario de La Imprenta CG ya es todo un evento navideño más en València. ¿Cómo surgió lo que hoy casi es una tradición?

-Esta tradición surgió cuando empecé a hacerme cargo de la comunicación de la empresa, buscando de qué manera podíamos realizar algún tipo de producto que pudiera tener cierta difusión y aglutinar nuestros intereses con los de las personas con las que más trabajamos, ya que La Imprenta CG se distingue por trabajar con catálogos de exposiciones. Aunque hacemos todo tipo de productos desde flyers, catálogos para empresas y publicidad, trabajamos mucho con museos, lo que se llama la “materia sensible” de la sociedad, incluyendo galerías, instituciones y también trabajamos directamente para artistas. Ya hace seis años, éramos conscientes de que la creatividad en València está viviendo un momento de efervescencia muy potente. Nunca habíamos hecho un calendario propio, y pensamos que son objetos muy útiles.

-Pocas cosas más útiles hay, desde luego.

-Además, habíamos hecho ya otros para empresas y particulares que nos los encargaban. Decidimos que el nuestro debía tener unas características muy concretas: que fuera de sobremesa, que estuviera hecho en papel, que fuera práctico y pudiera escribirse en él. Con el valor añadido de dar a conocer el trabajo de creadores que nos parecieran interesantes. Cada año lo hacemos diferente, aunque en el de 2020 hemos repetido el tema de la ilustración, el mismo que elegimos en la primera edición. Hemos reunido a doce ilustradores de mucho talento, y tanto ellos como nosotros hemos quedado encantados por la colaboración. Además, hemos contado con la participación de Cristina Chumillas, una gran especialista en ilustración. A partir de su criterio, seleccionamos a los artistas para dar la bienvenida al año 2020.

Imprenta CG

Armand Llàcer se dirige al público que asistió a la presentación. Le acompañan, a la izquierda, la asesora artística y experta en ilustración, Cristina Chumillas, y Fran Parreño, profesor de Barreira e ilustrador del mes de febrero. | E3

-¿El calendario ha evolucionado de la misma manera que lo ha hecho la explosión creativa que se vive en València, como has mencionado? Es decir, ¿refleja esa evolución?

-Si te digo la verdad, no sé si la palabra sería evolución. Seis años no son muchos. València tiene una trayectoria creativa de muchos, muchos años. Sí que es cierto que en estos momentos estamos viviendo una época de mucha efervescencia. Ha habido centros de arte que se han abierto a otras tendencias. La ilustración siempre ha sido considerada como la hermana pequeña del arte frente a la pintura, la escultura y demás, y queríamos reivindicar su importancia. Como ya he dicho, en la primera edición ya trabajamos con ilustradores; en la segunda, nos centramos más en la fotografía contemporánea, uniendo a nombres consagrados con jóvenes emergentes, ya que la filosofía que tenemos es que esté todo mezclado, que provoque sorpresas a través de artistas jóvenes, gente fresca, al lado de artistas con más trayectoria que aportan prestigio. Por eso, no sé si hay verdaderamente una evolución, pero sí que son, como los comparo a veces, como pequeños ramos de flores, porque cuando abres el del año pasado o el del anterior te sorprendes cada vez. Para nosotros, es un placer transformar un objeto que podría ser tan anodino como un calendario, que suele llevar imágenes muy convencionales, marcas, talleres… En el caso de 2020, cada uno de los ilustradores es, digamos, de su padre y de su madre, con visiones creativas muy diferentes.

-Este año también habéis incluido diseñadores. ¿Ha sido por alguna razón en especial?

-Queremos ofrecer variedad. La ilustración no es sólo un ámbito exclusivo de gente que coge un lapicero y dibuja. Quienes vienen más del ámbito gráfico también ilustran. No es el mismo perfil de quien tiene un estilo más narrativo. Quien tiene una formación de diseño gráfico se puede decantar por hacer un stamping, como es el caso de Sabina Alcaraz, que son como tramas que luego pueden ser aplicadas a telas o motivos decorativos para habitar espacios. Queríamos mezclar diferentes tendencias junto con estilos más clásicos, en el sentido de que son dibujos reconocibles en los que cuentan historias.

La Imprenta CG ya es una veterana, fundada en el 98. ¿Qué ha aportado el calendario a la empresa? ¿Qué balance haces?

-Pues la verdad es que con la que ha llovido, y con la que está lloviendo (ríe), el balance es bastante positivo. Es muy difícil que una pyme en un mundo globalizado donde todo está tan complicado, y en el ámbito de las artes gráficas está igual o más que en otros campos, se haya evolucionado buscando un nicho de mercado en el que se une por un lado la calidad, nuestro principal objetivo, ofrecer productos bien impresos; un servicio de atención al cliente con escucha a sus necesidades, porque nos preocupa lo que hacemos; y unos precios competitivos. Hoy en día, en el mercado global es muy fácil encontrar a lo mejor flyers, o revistas, que se imprimen online, gestionadas por centros virtuales que tienden a recoger y a captar el máximo de pedidos para luego servirlos. Nosotros somos personas reales que comprobamos todos los archivos que nos entran en impresión, todo lo que nos entra por la web, mandamos maquetas reales de los catálogos a los clientes para que los puedan revisar…

Imprenta CG

La Premio Nacional del Diseño 2019, Marisa Gallén, posa con el equipo que ha participado en la elaboración del calendario. | E3

-Suena a un proceso de trabajo muy artesanal.

-Eso es. Tenemos alta tecnología, con las mejores máquinas del mercado, como las prensas HP Indigo, y unas máquinas de offset también muy avanzadas. Pero al mismo tiempo la impresión no deja de ser papel, revistas que luego se ven y se tocan, y los manipulados, tanto el proceso de impresión como el cortar, grapar, encuadernar y distribuir siguen siendo labores muy artesanales y muy de oficio. De momento estamos ahí resistiendo, pero sabes que hay muchos oficios que han desaparecido o están a punto de hacerlo.

-Bueno, al término artesanía creo que se le da valor, es algo bonito, un contraste con lo digital.

-Sí. Como te comentaba antes sobre el calendario, es un objeto bonito. En la presentación estábamos muy contentos de ver a tanta gente. Tiene nuestro logotipo, nuestra imagen, y oye, también puede ayudar a que alguien que quiera imprimir un llibret faller o cualquier otra cosa se acuerde de nosotros y sepa que hacemos cosas muy chulas. Se puede imprimir algo en la copistería de la esquina, que también está muy bien, pero se puede hacer a nivel profesional a precios realmente asequibles.

Porque se ha convertido en el símbolo de la marca. Se relaciona con personalidad, originalidad.

-En un objeto valorado. La semana que viene haremos un sorteo online, la gente nos ha llamado preguntando si este año también lo íbamos a hacer porque les encantó el del año pasado. Además, también funciona para representar nuestro reclamo comercial, que las cosas bonitas y bien hechas no tienen por qué ser caras. Prácticamente todos los clientes repiten con nosotros, notan que no somos una imprenta cualquiera que hace flyers online y al recibirlos les da igual que estén algo doblados o mal cortados.

-Finalmente, ¿dónde se puede adquirir?

-Lo regalamos. Hacemos una tirada limitada de unos 600, y los podemos regalar a nuestros clientes. En alguna ocasión nos han dicho que estaban dispuestos a comprarlo, pero nos gusta que no todo sea comercio.

Suscríbete a nuestra newsletter