Conferencia sobre la evaluación de políticas públicas del IvieLAB

Escrivá (AIReF): “Las Administraciones públicas no son proclives a ser evaluadas”

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha anunciado que la Generalitat colaborará con la AIReF para realizar una evaluación del gasto sanitario en la Comunitat

Archivado en: 

Conferencia enmarcada en el ciclo del Laboratorio de Análisis y Evaluación de Políticas (IvieLAB). De izq a derch: José Luis Escrivá, presidente de la AIReF; Vicent Soler, conseller de Hacienda; y Francisco Pérez, director del Ivie.

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, ha recriminado a las Administraciones públicas españolas su negativa a la hora de participar en la evaluación de políticas públicas. “Pese al compromiso político, ha sido necesario vencer las reticencias de las Administraciones públicas a ser evaluadas. No son muy proclives a ello”, ha resaltado Escrivá en la conferencia sobre Evaluación de Políticas Públicas del IvieLab.

Esta es la principal conclusión que extrae el presidente de la AIReF tras un año evaluando el gasto público español. Un proceso conocido como ‘Spending Review’ que fue encomendado a España por la Unión Europea con el objetivo de detectar posibles ineficiencias en las Administraciones. En la primera fase del estudio, la institución presidida por Escrivá realizó durante 2018 siete evaluaciones que engloban materias como la concesión de subvenciones, los medicamentos dispensados a través de receta médica o el programa de Políticas Activas de Empleo. Se han evaluado proyectos que suponen un gasto anual de 18.100 millones de euros (1,5 % del PIB).

En opinión de Escrivá, se ha logrado un compromiso político “firme”, aunque “ha sido necesario vencer las objeciones de las Adminsitraciones públicas a ser evaluadas, ya que falta cultura de rendición de cuentas, asunción de responsabilidades y transparencia”. Apunta, a su vez, que España lleva “mucho retraso” respecto a países vecinos en la evaluación de políticas públicas y que el déficit en estos procedimientos “es evidente”.

Expone como principales problemas la falta de acceso a los datos, las deficiencias metológicas, el escaso seguimiento de las recomendaciones, que además no son difundidas lo suficiente, o que el proceso presupuestario no incluya la necesidad de la evaluación de los resultados en las políticas públicas. “No hay cultura evaluadora en España. Contamos con una gran riqueza de datos administrativos y económicos, pero hay problemas para explotarlos”, señala Escrivá.

Evaluaciones realizadas en el Spending Review (SR) de la AIReF durante 2018. Fuente: José Luis Escrivá.

Durante su intervención, el presidente de la AIReF ha expuesto algunos ejemplos de las malas praxis o elementos mejorables en las políticas públicas. Uno de ellos hace referencia a los medicamentos financiados por el Sistema Nacional de Salud, que según expone Escrivá, una vez están dentro del sistema “nunca más son revisados, ni se busca alternativas a esos medicamentos”. Además, expone que tuvieron que recurrir a la Abogacía del Estado para que el Gobierno facilitará los expedientes de dichos fármacos.

Otro ejemplo es el vinculado a las becas universitarias. Señala que la concesión de las becas responde a un principio de igualdad de oportunidades y que por tanto los retrasos tanto en el anuncio de la convocatoria como en la entrega de las subvenciones dificulta el cumplimiento de este principio. “No es posible que un alumno tenga que elegir si estudiar en la universidad en julio, la convocatoria de becas sea en agosto y no sepa si es beneficiario hasta enero”, expone Escrivá, quien añade que a la hora de excusarse, las razones que aporta el Estado son “muy peregrinas”.

Añade que es fundamental que exista “un compromiso firme” por parte de las Administraciones para realizar las evaluaciones, deben haber recursos, datos y evidencias “para establecer las conclusiones” y, sobre todo, debe incluirse dentro del proceso presupuestario.

Durante este año la AIReF desarrolla la segunda fase del Spending Review que evalúa un volumen de gasto de cerca de 70.000 millones de euros anuales (6 % del PIB) y engloba apartados como el gasto hospitalario (2.080 millones), bonificaciones a la contratación (2.300 millones), infraestructuras de transporte (5.500 millones) y beneficios fiscales (55.000 millones).

En la línea del gasto hospitalario, ha anunciado Vicent Soler, conseller de Hacienda, que la Generalitat colaborará con la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal para evaluar el gasto sanitario en la Comunitat Valenciana. “Haremos un primer Spending Review del gasto sanitario que es el corazón de las finanzas de cualquier comunidad autónoma”, ha indicado Soler.

Por último, Escrivá ha concluido apuntando que “el reto es asegurar el carácter permanente de la evaluación y ayudar a diseminar la cultura de evaluación e ir más allá de las evaluaciones del sector público para favorecer un política de accesibilidad a los datos que facilite la investigación”.

Suscríbete a nuestra newsletter