La información económica de los líderes

Beatriz González alerta del peligro de latinoamerización del sistema, con el abandono de la sanidad pública por parte de las clases medias

Los elevados costes de la tecnología ponen en peligro la sanidad pública

Los avances tecnológicos en sanidas suponen entre el 33 y el 50% del aumento del gasto sanitario

El envejecimiento de la población, el aumento de las enfermedades crónicas y las nuevas tecnologías, que implican costes más elevados en los tratamientos, son algunos de los factores que ponen en peligro la sostenibilidad de la sanidad pública española, según ha explicado hoy en la conferencia que ha ofrecido en València la catedrática de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y experta en economía de la salud, Beatriz González López-Valcárcel.

En su intervención, integrada en el ciclo IvieLAB que promueve el Ivie en colaboración con la Generalitat Valenciana, ha destacado además que el aumento del gasto privado y los seguros voluntarios puede acabar en la “latinoamericanización” del sistema, es decir, que las clases medias abandonen la sanidad pública salvo para gastos “catastróficos” y que con ello se pierda la sostenibilidad social porque se deslegitime la recaudación impositiva en beneficio común.

Desde la crisis, esa tendencia se ha hecho más evidente. En el periodo comprendido entre 2009 y 2017, el gasto sanitario total en España aumentó un 5,2%, pero con una evolución muy desigual, ya que mientras que el gasto público cayó un 1,8%, el privado creció un 27,2%. Si en 2009 el gasto privado representaba un 24% del total, en 2017 ya suponía el 29%.

En cuanto a los riesgos para la sostenibilidad del sistema, la experta ha destacado el uso de las nuevas tecnologías, ya que el avance en tecnologías médicas explica entre el 33% y el 50% del aumento del gasto sanitario, según las cifras que ha presentado la catedrática de la Universidad de Las Palmas.


El poder de compra de los medicamentos está fragmentado y descoordinado, lo que contribuye al alza de los precios en los tratamientos más costosos


Además Beatriz González se ha referido, en particular, a los medicamentos hospitalarios, sobre todo los biológicos contra el cáncer y enfermedades autoinmunes, que implican un elevado incremento del gasto sanitario. En su opinión, la falta de competencia en la industria farmacéutica (patentes) y que el comprador público no ejerza su poder de compra porque está fragmentado y descoordinado contribuye al alza de los precios de este tipo de tratamientos.

Para contrarrestar este efecto de las nuevas tecnologías, González propone impulsar los acuerdos de riesgo compartido entre la Administración y las empresas farmacéuticas, en los que el coste del tratamiento depende del valor efectivamente logrado en términos de salud de los pacientes. “Frente a los acuerdos confidenciales entre los hospitales y las farmacéuticas, la transparencia parece un principio sensato y compatible con los valores sociales”, ha destacado.

En la última parte de su exposición, se ha centrado en el potencial de las innovaciones organizativas para hacer sostenible el sistema de salud. La integración asistencial, eliminando barreras entre la atención primaria y la especializada; las estrategias de cronicidad basadas en la estratificación de la población; la atención diferenciada según grupos de riesgo o los cambios en la gestión de los recursos humanos son los grandes retos del sistema.

Suscríbete a nuestra newsletter