Informe sobre la contribución socioeconómica de las universidades en 2018

Las cinco universidades públicas valencianas generan el 1,9% del PIB

La memoria presentada en la UJI resalta el retorno de 2,7 euros por cada euro invertido en las universidades y apunta que generan 44.202 empleos

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, puso en valor el retorno que recibe la inversión anual de los 800 millones del  Consell en las universidades, en la presentación del informe La contribución socioeconómica de las universidades públicas valencianas, en el Paraninfo de la Universitat Jaume I (UJI). Al tiempo que destacó la buena gestión que se hace desde las mismas, poniendo de ejemplo a la UJI elegida entre las 350 mejores universidades internacionales de menos de 50 años.  El informe apunta que el sistema universitario genera el 1,9% del PIB.

Puig mantuvo el compromiso adquirido por el ejecutivo que preside para elaborar, de forma consensuada con las universidades, un nuevo plan de las universidades públicas valencianas que  “vaya más allá, porque quereos ver  cómo podemos ser más útiles a los ciudadanos”. Ante la rectora de la UJI, Eva Alcón, Puig indicó que “los rectores saben cuál es el estado de las finanzas de la Generalitat, una situación que esperemos que cambie”,  en referencia a lograr una mejor financiación por parte del Gobierno central.

El informe recoge que las universidades públicas de la Comunitat y su actividad asociada generan 2.090 millones de euros de renta en la Comunitat Valenciana y 44.202 empleos, que representan el 1,9% del PIB y el 2,3% del empleo valencianos. Datos que les hacen pilara básico para dinamizar la economías. De ahí que Puig las considera como un pilar “fundamental” a la hora de dinamizar la economía, porque “ son instituciones cuyo trabajo sirve para transformar el modelo económico valenciano. Sin este pilar no podríamos avanzar hacia ese nuevo modelo económico”.

Según el estudio, el sistema universitario público valenciano (SUPV) permite devolver a la sociedad, a través de la recaudación fiscal adicional generada por sus titulados, 2,7 euros por cada euro que las administraciones públicas invierten en su funcionamiento. Frente a los 770 millones anuales en transferencias corrientes públicas que recibe el sistema universitario público valenciano (SUPV), sus titulados aportan 2.088 millones de euros más en impuestos de los que hubieran generado si no tuvieran esos estudios universitarios, dado que tienen más empleo y obtienen mayores ingresos.

El estudio ha sido presentado por el director de Investigación del IVIE , Francisco Pérez, ante Puig y las rectoras y rectores de las cinco universidades públicas de la Comunitat Valenciana. Durante su intervención, Alcón, presidenta de turno de la Conferencia de Rectoras y Rectores de las Universidades Públicas Valencianas (Crupv), ha reivindicado una estrategia valenciana de universidades que permita dotar al sistema de un marco financiero estable y suficiente como para acometer sus funciones de servicio público de formación e investigación superior.

El informe recoge la actividad de las 5 universidades del sistema público autonómico:  Alicante, Miguel Hernández, Politècnica de València, Universitat de València y UJI. Entre las cinco concentraron el 85% de los estudiantes de grado, el 68% de los de máster, el 96% de la producción científica y el 100% de las patentes nacionales obtenidas por el total de universidades ubicadas en la región durante el curso 2017-2018. En conjunto, las cinco ofrecen 554 titulaciones y obtienen un rendimiento 8 puntos por encima de la media nacional, según los datos de U-Ranking .

Las universidades públicas valencianas se han visto afectadas, apunta el informe “por la profunda crisis padecida por la economía española en la última década, que ha provocado la caída de los ingresos públicos y de los recursos del SUVP (en 2017 suponían el 91% de los que tenían en 2009).”

Durante el periodo de recesión también se bloqueó el proceso de rejuvenecimiento y desarrollo de la carrera de los investigadores y docentes, ya que se limitó la tasa de reposición de profesorado en plantilla, lo que obligó a recurrir más a la contratación de asociados. Estos ajustes incidieron en la capacidad de investigación e innovación de las universidades y en los ingresos destinados a las actividades de I+D+i, que se redujeron un tercio desde 2009.

La UJI, entre las 150 mejores universidades 

Antes de iniciarse el acto, Puig felicitó a la rectora de la UJI por el reconocimiento alcanzado al entrar en el ranking Times Higher Education “Young University Rankings 2019, que agrupa a  las 350 primeras instituciones de todo el mundo de menos de 50 años de antigüedad,  lo que  “es muy especial para el Consell, puesto que la UJI fue una universidad impulsada desde la preautonomía” y esta distinción pone de relieve que desde lo público también se pueden gestionar bien los recursos. 

Acerca del futuro Gobierno central, Puig es partidario de que haya un gobierno progresista, con el mayor apoyo parlamentario posible, “porque los ciudadanos no entenderían unas nuevas elecciones. Los ciudadanos han decidido y los políticos deben hacerles caso”.

Suscríbete a nuestra newsletter