La información económica de los líderes

Los sindicatos alertan de la precarización del empleo

Los “minijobs” crecen en Castellón y ya dan ocupación a 33.837 trabajadores

Un 78% de los firmantes de este tipo de contrato laboral son mujeres, aunque también los jóvenes optan por ellos para compatibilizar el trabajo con sus estudios

El trabajo por horas crece en Castellón

El trabajo remunerado por horas, minijobs, es una de las modalidades de contratación laboral que va en aumento en Castellón. En la provincia hay 33.837 trabajadores, en su mayoría jóvenes y mujeres, en esa situación. Es una tendencia al alza que repuntó desde el inicio de la crisis económica que afloró a finales de 2007. Desde entonces la cifra de contratos por horas aumentó en 9.000 personas, según datos del Ministerio de Trabajo.

Este tipo de relación laboral, cada vez más socorrida por los contratadores, lejos de generar puestos de trabajo estables y de calidad conduce a la precarización del empleo provincial, en la misma línea que lo ocurre en todo el país. Si bien siempre hay quien ve las bondades de este tipo de contratos, justificándolos como la oportunidad de conciliar la vida laboral y familiar o para hacer posible compatibilizar estudios y trabajo.

Y la situación lejos de mejorar tiende a perpetuarse porque, como recogen los datos que ofrece el Servicio Valenciano de Empleo y Formación (Servef)-Labora, en abril pasado 6.516 contratos de los 18.075 firmados en Castellón lo fueron a tiempo parcial, lo que supone un tercio del total. El panorama en la Comunitat Valenciana sigue esa línea, dado que, de los 162.293 contratos firmados, el 36,6%, 59.443 fueron a tiempo parcial.

Lo cierto es que gran parte de aquellos que firman un contrato por horas lo hace ante la imposibilidad de obtener una mejor, fijo y de calidad. Y, como ocurre en otras facetas de las relaciones laborales, la mujer es la más damnificada, porque en Castellón el 78 por ciento de los firmantes de esos tipos de contrato son mujeres frente al 22% de varones.

Las empresas están apostando por la fórmula del contrato fijo a tiempo parcial en detrimento de los de jornada completa y de duración indefinida. De acuerdo con los datos que maneja el Ministerio de Trabajo sobre los 33.837  castelllonenses que tienen un empleo por horas, la mitad (el 51%) están fijos en su empresa, en tanto que el 49 por ciento restante, 16.551 personas, son eventuales y sus contratos tiene fecha de vencimiento.

La situación ha hecho que desde sindicatos como CC OO  o UGT alerten de esa tendencia a precarizar el empleo, en especial entre las mujeres y los jóvenes.  Si bien tiene la parte positiva, afirman, porque reducen el paro, aunque preferirían que esa reducción fuera con contratos indefinidos.

El aumento de los minijobs es una tendencia recogida en las estadísticas de la Seguridad Social que recoge que, de los 179.693 castellonenses inscritos en el Régimen General, 33.837 tienen empleo por horas. Y es que en el período 2007-2019 los empleos temporales han pasado de 24.851 a los casi 34.000 actuales.

De acuerdo con datos recientes de la Encuesta de Población Activa (EPA), el 88 % de los empleos a tiempo parcial se dan en el sector servicios, mientras que en otros sectores como el secundario y primario esta modalidad contractual se ha disparado entre los menores de 30 años.

En abril pasado, en Castellón, la Seguridad Social registró 941 nuevos cotizantes, que si se comparan los datos de abril de 2016 denotan que la provincia se resiste a sumirse en la desaceleración de la generación de empleo, puesto que en ese tiempo hay 21.800 ocupados más, cotizantes a la Seguridad Social, habiéndose reducido la tasa de paro entre 2016 y 2019 en 7 puntos porcentuales, al pasar del 21,4% al 14,5%.

Pese a todo, el aumento de los contratos parciales, por horas, los conocidos minijobs hacen que expertos laborales y, sobre todo, los sindicatos no sean optimistas, por la cada vez mayor precarización del empleo.

Suscríbete a nuestra newsletter