La información económica de los líderes

Economía Experimental y Computacional

Un estudio de la UJI muestra que el miedo al castigo ayuda a reducir el fraude económico

Científicos de la UJI demuestran que la posibilidad de ser castigado por mentir puede ser un método efectivo para evitar un mal consejo en una entidad bancaria

Iván Barreda Tarrazona y Aurora García Gallego, profesores del Departamento de Economía de la UJI| Foto: Álex Pérez

Una investigación desarrollada por científicos del Laboratorio de Economía Experimental de la Universitat Jaume I de Castelló (UJI) revela que el temor de las personas al castigo por mentir puede reducir el fraude económico en relaciones caracterizadas por existir información asimétrica como puede ser, por ejemplo, la relación cliente-empleado en una entidad bancaria. El trabajo, cuyas conclusiones se han publicado en la revista científica Plos One, diseña un método para analizar los mecanismos de comportamiento relacionados con la honestidad.

La catedrática del Departamento de Economía, Aurora García Gallego, coautora del estudio, argumenta que incluso una pequeña probabilidad de sufrir un castigo por mentir puede disuadir al deshonesto y, por tanto, incrementar la honestidad. “Nuestra línea de trabajo consiste en estudiar cómo ser más honestos en contextos de información asimétrica, es decir, analizar los mecanismos que puedan ayudar a reducir el engaño cuando en una relación económica entre dos personas, una de ellas dispone de información privilegiada”, explica la investigadora, quien destaca que mayor honestidad genera más confianza.

Una de las aplicaciones concretas de los resultados de esta investigación realizada en el Laboratorio de Economía Experimental (LEE) sería el caso de un cliente que busca el consejo de un asesor financiero. Como argumenta el investigador y profesor Iván Barreda Tarrazona, coautor del trabajo, “el asesorado puede estar recibiendo información sobre el producto que más le interesa o, por el contrario, del producto por el que el asesor percibe una comisión más elevada”.

Los científicos de la UJI han diseñado un entorno experimental que les ha permitido demostrar que la posibilidad de castigar la acción de mentir sería muy efectiva para evitar un consejo deshonesto por parte del asesor financiero al cliente de la entidad bancaria, “aunque la probabilidad de que se descubriese el fraude fuera baja. De hecho, demostramos que, sin necesidad de sanciones muy fuertes, la mera amenaza de poder ser castigado es suficiente para evitar la mentira e incrementar los niveles de honestidad”, expone Barreda-Tarrazona.

Aurora García Gallego e Iván Barreda Tarrazona son profesores del Departamento de Economía de la Universitat Jaume I y desarrollan su actividad dentro del grupo de investigación en Economía Experimental y Computacional y dirigen el Laboratorio de Economía Experimental (LEE), lugar en el que llevan a cabo toda la fase experimental de sus estudios. Las líneas de investigación del grupo son muy variadas y destacan el análisis experimental del comportamiento económico de los agentes en los mercados en general y de los mercados financieros en particular.

También se encuentran el estudio de la deshonestidad en entornos con información asimétrica; del género como factor determinante de las diferencias en la toma de decisiones económicas; de la relación entre aversión al riesgo y aversión a la desigualdad con comportamientos estratégicos, entre otros. Además, también son expertos en el análisis computacional de la información en los mercados financieros o el papel de la confianza y las redes en el riesgo sistémico en el sector bancario.

Suscríbete a nuestra newsletter