La información económica de los líderes

Entrevista a Lola Barcia

Beerlowsky o cómo convertirse en coleccionista de fotografía cerveza a cerveza

Durante los años de la crisis, la librería Railowsky y Fotolateras idearon un proyecto insólito al que ya se han sumado cien de los mejores fotógrafos españoles

Imagen de la exposición "Beerlowsky: fotografía y cerveza", celebrada en la Casa de la Cultura de Castellón en 2016. | Fotolateras

¿Se han encontrado alguna vez con una cerveza que luzca en su etiqueta una foto artística, en blanco y negro o en color, y que venga firmada por Eva Máñez, Tania Castro, Sergio Ballester, Pollobarba o un tal MacDiego? La cerveza sería una Tyris y formaría parte del insólito proyecto Beerlowsky, que surgió a partir de una conversación casual entre Juan Pedro Font de Mora, el propietario de la mítica librería Railowsky, y Fotolateras, las artistas Marinela Forcadell y Lola Barcia. En apenas cuatro años, han logrado implicar a cien fotógrafos en esta aventura, que pronto dará lugar a un libro donde pegar las foto-etiquetas como en un álbum de cromos. La Fotolatera Lola nos lo cuenta todo y recuerde, consuma fotografía sin moderación.

-En primer lugar, ¿quiénes sois y de dónde venís Fotolateras?

-Somos fotógrafas estenopeicas. Hacemos fotos con latas, de ahí viene el nombre.

-¿Qué es la fotografía estenopeica?

Estenopo en griego significa “agujero”. Nosotras construimos nuestras cámaras fotográficas a partir de latas metálicas -de café, de té, de cacao en polvo-, que utilizamos como “cámaras oscuras” donde la luz entra de forma natural, sin lente, por un pequeño agujerito, de ahí lo de estenopeica.

-¿De dónde sacasteis esta técnica tan original?

-En las escuelas de fotografía o de Bellas Artes, se estudia este tipo de fotografía para entender la formación de la imagen en una cámara. La suelen enseñar con cajas de zapatos, pero lo que mola de la lata es su consistencia, obviamente mucho mayor que la de una caja de zapatos, y como el mundo de las latas está tan desarrollado, cada una por su forma responde a una lente. Nosotras usamos una cámara de 50mm, otra que es gran angular, ojo de pez, también tenemos panorámicas…O sea, que se abre un mundo porque cada una, por su forma y su tamaño corresponde a una apertura de lente. Se aprende mucho de fotografía con esta técnica.

Beerlowsky

Fotolateras: Lola Barcia y Marinela Carbonell. | Foto: Ualalalau

-Es decir, es una técnica que conoce quien esté familiarizado con la técnica fotográfica, pero que Fotolateras habéis decidido explorar más.

-Es un ejercicio que te hace entender la formación de la imagen pero lo normal es que utilices técnicas más tradicionales y te dejes este experimento. Pero nosotras nos quedamos prendadas del experimento, y llevamos once años dando la lata. Tenemos nuestras cámaras construidas ya, y nos vamos por el mundo. Hemos estado en Japón, en Nueva York, ahora nos vamos a Rusia…Todos los viajes se pueden ver en nuestra web. Nos llevamos nuestro laboratorio con todo lo necesario para poder revelar en los cuartos de baño de los hoteles: luz roja, cubetas…Parecemos un circo.

-¿Las fotos que sacáis de ciudades, que he visto que son muchas, dónde van después?

-Nuestra obra es el negativo que revelamos en el cuarto de baño, esa sería la pieza, y cuando volvemos al estudio en València la escaneamos en alta resolución y las seriamos para venderlas en varios formatos. También hacemos exposiciones, hemos editado dos libros, damos conferencias y cursos, a los que vienen muchos fotógrafos profesionales para “jugar” con las manos. Esto es muy parecido a la cocina, si nos ves trabajar parecemos bunyoleras, porque estamos todo el rato cambiando las imágenes de cubeta.

-Desde luego, la idea os ha funcionado, porque ya lleváis más de diez años…

-Nos ha funcionado mucho. Nos va muy bien porque cuando dedicas tiempo a golpear con el martillo el mismo clavito, al final lo clavas. En cualquier idea que tengas.

Beerlowsky

Beerlowsky nº5. | Fotolateras

-Cualquiera, cualquiera, no sé…Pero que hay que insistir, por supuesto.

-Si algo te gusta, crees en ello, e insistes…La verdad es que la gente a la que le gusta nuestras fotos, muchas veces nos dice “¡pero cómo habéis podido!”.

-Pues una vez presentadas Fotolateras, cuéntame qué es el proyecto Beerlowsky.

Juan Pedro Font de Mora, de la librería Railowsky de València, un referente de toda la vida para los que nos dedicamos a la imagen, fue el primero que creyó en nosotras y el primero que nos montó una exposición. Tenemos mucha relación con él. Nos hizo la propuesta en plena época de la crisis, ¿te acuerdas cuando no había dinero para nada, y menos para lo nuestro?

-Me acuerdo, me acuerdo, vaya si me acuerdo…

-(Ríe) Era una situación en que estábamos todos acojonaos. Pero con humor empezamos a hilar y dijimos, “oye, para cervecitas todos tenemos un eurete”, porque estábamos todos deprimidos…

-Eran muy necesarias.

-Eso. Juan Pedro nos decía que es muy difícil vender fotografías y así, un poco con la tontería, dijimos “pues si las ponemos en un botellín de cerveza, la gente las va a necesitar”. Tiramos de la idea y vimos la oportunidad de hacer un proyecto fotográfico que saliera de las galerías, porque a veces parece que da cosa entrar en una galería, en los sitios así cultos, y ponerlas en algo tan cotidiano como un botellín de cerveza. Nos gustó mucho la idea y desde el principio decidimos que debía de ser coral y en apoyo a la librería Railowsky, que lleva como 34 años a punto de cerrar pero ya te digo yo que será capaz de cerrar a El Corte Inglés. Y así arrancó nuestro proyecto de beerfunding, en vez de crowdfunding. Con unos centimillos que saquemos de cada cerveza, se pueden organizar exposiciones, promocionar la librería, y lo bueno es que ahora se está dando a conocer en toda España, porque los fotógrafos que participan en Beerlowsky son de Bilbao, Madrid, León…

-Exacto, en las etiquetas aparecen un montón de fotógrafos. ¿Cuántos participan y cómo lo habéis conseguido?

-La primeras fotógrafas con las que contactamos fueron Fotolatas. Nos reunimos con nosotras mismas y aceptamos, eso fue muy fácil. Luego, Juan Pedro es una fuente increíble de contactos con fotógrafos y además nosotras, cuando nos invitan a conferencias por ejemplo, si coincidimos con alguien que tenga un buen trabajo, nos ponemos a hablar enseguida y el proyecto tiene una acogida maravillosa. Nadie nos ha dicho por ahora que no. Es más, aunque tengamos problemas en el sentido de todo el trabajo que esto lleva detrás, producción, web, Instagram,  lo hacemos para divertirnos, no estamos aquí para sufrir. Ya vamos para cien fotógrafos, y se publicará un libro con sus perfiles, su información, sus webs y todo lo que quieran. Y en ese libro habrá un huequecito donde puedas pegar la etiqueta de la cerveza como hacíamos de pequeños con los álbumes de cromos. Así podemos provocar quedadas de gente que diga “yo me bebo la tuya, que la mía es repe, y tú la mía”. Lo más chulo es que ahora colaboramos con cerveza Tyris, que además de ser de València, te la puedes pedir en cualquier terraza, y no hace falta ir a Railowsky a por las cervezas. El producto es Tyris adornado con nuestra etiqueta.

-¿Durante cuánto tiempo se podrán coleccionar?

-Ya se puede adquirir desde la 1 hasta la 91, y no tiene fecha de cierre porque el proyecto está creciendo por momentos. Además, el papel de las etiquetas es un Epson metalizado que permite  enfriar el botellín en hielo sin que se estropeen, y las tintas tienen una duración garantizada de 200 años. Se puede despegar perfectamente, porque su parte trasera es metalizada, y ponerla en el álbum. Lo tratamos como una obra de arte.

Beerlowsky

| Fotolateras

-¿Qué otros proyectos manejáis en estos momentos Fotolateras?

-Lo más inmediato es nuestro viaje a Moscú. También acabamos de editar un libro especializado en Japón, hemos montado una editorial para nuestros propios libros, Sin Pereza Books

-Otro acto valiente.

-Claro. Valiente y muy necesario, porque ser independiente es como ser casi libre. Trabajar para una editorial es peor que tener novio.

-Por último, ¿dónde se pueden encontrar vuestros trabajos?

-Tenemos una exposición de nuestras fotografías ahora mismo en Barcelona, y hemos expuesto recientemente en Tokio y en Nápoles. Los libros están físicamente en Railowsky y en Bartleby y también se pueden comprar en nuestra web.

Suscríbete a nuestra newsletter