La información económica de los líderes

Jornada empresarial organizada por Economía 3 en Castellón

El sector azulejero castellonense registra un crecimiento acumulado del 5,8%

Las perspectivas para el sector cerámico son "optimistas, pese a la ralentización de las ventas", según el informe presentado por la empresa KPMG

Economía 3 organizó ayer en Castellón una jornada sobre los retos empresariales de la industria 4.0 y lo hizo a través del análisis de cinco ponentes de diferentes campos. El salón de actos del BBVA acogió el evento Eficiencia, internacionalización transformación digital, factores críticos de éxito del sector cerámico,  que reunió una amplia representación de empresarios vinculados al sector cerámico, logístico y portuario. En ella se puso de manifiesto que la conectividad y la  transformación digital son oportunidades para las empresas.

Los procesos empresariales para lograr la eficiencia en los procesos productivos y de internacionalización y su dependencia o vinculación a los cambios disruptivos que propicia la transformación digital fueron abordados por expertos del campo de la auditoria, de la Autoridad Portuaria, de empresas de telecomunicaciones o financieras. Todos coincidieron en que la transformación digital es un hecho y una oportunidad para la industria y que la conectividad marca pautas.

Bernardo Vargas, socio director de KPMG en la Comunitat Valenciana, presentó un informe de las perspectivas del sector cerámico para 2019 en base a las cifras auditadas de 2017, que le sirvió para describir un sector “tremendamente competitivo, pese a la fuerte ralentización del crecimiento en el último año”, con una cifra de crecimiento acumulado del 5,8 por ciento. Una tendencia al crecimiento que en 2018 alcanzó el 2 por ciento, porcentaje que se repetirá en 2019.

Vargas recordó que las perspectivas para el sector, en general, y el de las empresas azulejeras castellonenses, afrontan el 2019 con “optimismo realista, pese a la ralentización de las ventas, en cifras similares a las de 2018”. Y añadió que, como ya se puso de relieve en una mesa debate sobre el sector organizado hace un mes por Economía 3, la industria azulejera se mueve en un entorno de “incertidumbre”, debido a cuestiones geopolíticas, la crisis del Brexit y el proteccionismo de mercados como el chino y el estadounidense.

Asimismo, recordó que el sector mantiene sus reivindicaciones de un marco legal, económico y laboral estable, además de una política energética e industrial definida, al tiempo que la mejora de las infraestructuras que aseguren la conectividad.

Precisamente, la conectividad es algo que garantiza la acción de la Autoridad Portuaria de Castellón, cuyo presidente, Francisco Toledo, ofreció datos que avalan la condición del puerto castellonense como puerto de la cerámica, porque de él salieron en 2018 “7,7 millones de toneladas de ese material”. Una infraestructura solvente económicamente, dijo, que asegura la “conectividad”, dado que el año pasado el puerto unió a 101 países.

Toledo considera que PortCastelló aporta al sector cerámico una serie de servicios que redunda en beneficio de estas empresas, caso de la conectividad por vía marítima, lo que conlleva –apuntó- menores costes del transporte de materiales, además de unas menores tasas, una mayor superficie de depósito y transformación de materias primas, competitividad en la cadena logística y la recuperación de la Aduana –una institución que tendrá un papel relevante de materializarse el brexit-.

Resaltó también que el puerto castellonense ha ido creciendo en estos últimos cuatro años hasta estar entre los 10 mejores de los 46 puertos de la red estatal, además de consolidarse como el tercero más rentable.

Energía solar, como alternativa

El director gerente de la empresa Cubierta Solar, Luis Navarro,  desglosó los beneficios del autoconsumo de energía solar fotovoltaica. Una energía limpia, abundante en la zona y que “puede contribuir a reducir el coste de la energía que consumen las empresas”.

Navarro expuso las experiencias resultantes de la implementación de la energía solar en una empresa alicantina, que ha permitido obtener datos que demuestran que este tipo de instalaciones generadoras de energía para autoconsumo son rentables y que la inversión se puede rentabilizar a partir del séptimo año.

Reiteró que es una energía sostenible y limpia y que “el precio de la tecnología que requiere una planta fotovoltaica se va reduciendo mientras que el precio de la energía tradicional en nuestro país es caro”, lo que hace que la apuesta por la energía solar sea viable, tan sólo “hay que creer en el sol”.

Joan Coll, gerente de Desarrollo de Vodafone en Castellón y Baleares, afirmó que “la transformación digital es una oportunidad para las empresas”, pese a que, según los datos de que dispone su compañía, “las empresas no ven la transformación digital como un pilar fundamental”. Pese a ello, reiteró que deben sumarse sí o sí, porque ese proceso acabará llegando para todas.

Considera que los objetivos de la industria 4.0 se asientan en pilares como el Internet de las cosas (IoT), la conectividad, el aprovechamiento de la información que facilita el big data y la realidad aumentada o los beneficios de la inteligencia artificial. Enumeró como retos de la industria el nuevo management digital, una mayor inversión en I+D y la revolución 4.0.

María Ángeles Laso, Trade Finance en Soluciones Empresariales del BBVA, abordó las ayudas a la internacionalización que ofrecen las entidades financieras, así como los distintos productos y soluciones que ponen al alcance de los empresarios que deciden acometer ese proceso. Un camino, el de las exportaciones, que hacen regularmente 50.000 empresas, apuntó. Proceso que tiene “riesgo alto y en el que la incertidumbre de los mercados o el riesgo país” influyen.

Desde el BBVA, indicó Laso, se ofrece apoyo a sus clientes con servicios de asesoramiento y agilización de trámites burocráticos y de trasferencias de cuentas, con importantes medidas que garantizan la seguridad de las operaciones. La entidad financiera pone a disposición de sus clientes los servicios y estrategias precisos para el fomento de la internacionalización.

Ignacio Crespo, director de Management Consulting de KPMG, abordó los efectos del proceso de digitalización de la industria 4.0. Apuntó que el desarrollo continuo de la tecnología digital hace que “esta revolución industrial en la que estamos sea más veloz que la anteriores” de las que también se diferencia por el hecho de que las tecnologías que la propician están accesibles y asequibles a ciudadanos y empresas, que pueden “disponer de ella fácilmente”.

Ante esa situación de cambio continúo “las empresas han de adaptase” de ahí que los CEO  deban “estar expectantes ante esta disrupción tecnológica”, que hace que los cambios en los modelos de negocio afecten a todos los sectores, apunta. Lo que exige al empresario “mayor agilidad, más colaboración e hibridación”.

Suscríbete a nuestra newsletter