La información económica de los líderes

Tras augurar que iba a tener un impacto negativo del orden de 40.000 empleos

La AIRef admite que la subida del salario mínimo no ha afectado al empleo

La Autoridad Independiente Fiscal considera prudente la Actualización del Programa de Estabilidad realizada por el Gobierno

La subida del salario mínimo no ha tenido ningún impacto negativo en la creación de empleo, según admite la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). Así lo afirma en el análisis provisional que la entidad ha realizado sobre el mercado de trabajo.

“Los datos disponibles no permiten apreciar ningún impacto negativo a corto plazo de la subida del SMI, aunque es necesario continuar observando la evolución del mercado de trabajo”, apuntan fuentes de la AIReF.

La AIReF modifica así su primera opinión en la que vaticinaba una caída en la creación de empleo que cifró en 40.000 trabajadores.

En otro orden de cosas, la entidad prevé que el déficit público se sitúe en el 0,5% del PIB en 2022, es decir, no se lograría el equilibrio presupuestario que anuncia el gobierno.

En su informe sobre la Actualización del Programa de Estabilidad 2019-2022 remitido por el Gobierno a Bruselas la pasada semana, la AIReF considera “factible” la reducción del déficit prevista entre los ejercicio 2019 y 2021, cuando se situaría en el 0,4 % del PIB, pero “improbable” el equilibrio de 2022.

La Autoridad puntualiza que esta evaluación se basa en el cuadro macroeconómico que maneja la institución, más optimista que el del Gobierno, ya que la materialización de las previsiones del Ejecutivo restaría prudencia a la estimación de déficit.


La AIReF considera que las previsiones de ingresos y gastos del Gobierno para el periodo 2019-2021 son factibles y prudentes


La AIReF cree que las medidas de ingreso adoptadas y anunciadas por el Gobierno tendrán un impacto menor del esperado, lo que se traducirá en que en 2022 el peso de los ingresos sobre el PIB será tres décimas inferior a lo que estima el Gobierno.

Este desfase se produce sobre todo por menor crecimiento esperado del IRPF -5 % frente al 6,1 % del Ejecutivo-, mientras que la AIReF prevé un repunte del IVA mayor. A pesar de ello, ve factible la previsión de ingresos recogida en el documento.

En cuanto a los gastos, aunque la AIReF ve factible la reducción prevista, espera que se sitúen cinco décimas de PIB por encima de lo que calcula el Ejecutivo por el peso de las inversiones, la remuneración de los asalariados y las transferencias sociales en especie.

La Autoridad ve “coherente” la previsión de gasto en pensiones, aunque señala que la materialización del peor escenario del Gobierno en materia demográfica implicaría la necesidad de adoptar “medidas urgentísimas”.

Asimismo, espera un mayor gasto en remuneración de los asalariados desde 2021, ya que cree que las subidas salariales a partir de ese ejercicio rondarán el IPC mientras el Gobierno calcula que serán del 1 % anual.

También prevé un mayor gasto en inversión pública, aunque coincide en el gasto sanitario, que logrará ahorros de 1.500 millones por aplicación de medidas de eficiencia tras la revisión del gasto realizada por la propia AIReF, que califica esta cifra de “prudente”.

En cuanto a la deuda, la AIReF prevé que en los cuatro años de estudio se reduzca un 6,5 %, menos del 8,4 % que estima el Ejecutivo.

La AIReF considera “prudente en su conjunto” el nuevo cuadro macroeconómico del Gobierno, basado en hipótesis “factibles“, aunque percibe un sesgo a favor de la demanda exterior en detrimento de la interna, lo que se traduce en menores expectativas de consumo e inversión en construcción de la que espera la Autoridad.

Para este año, prevé un crecimiento económico del 2,3 %, una décima por encima de la del Gobierno, en un entorno en que los riesgos del sector exterior podrían estar “disipándose” a pesar de que mantiene como principal riesgo una posible crisis de deuda en Italia. EFECOM

Suscríbete a nuestra newsletter