Plan Especial de Protección de Ciutat Vella

Los vecinos del Carmen presentan alegaciones contra el PEP de Ciutat Vella

Ayer realizaron una cacelorada de protesta en la que mostraron su rechazo poniendo cabeza abajo a algunos de los responsables políticos del plan, como Joan Ribó

Cacelorada organizada por los vecinos de Ciutat Vella en contra del Plan Especial de Protección elaborado por el Ayuntamiento.

La asociación Amics del Carme ha elaborado un escrito presentado hoy con alrededor de 40 alegaciones contra el Plan Especial de Protección (PEP) de Ciutat Vella el cual consideran un “timo” y cuyo objetivo de recuperar el vecindario es una “falacia“. Apuntan que el distrito “necesita medidas serias e inmediatas” contra el acelerado proceso de degradación y advierten sobre su terciarización.

Este PEP no paraliza la proliferación de hoteles y apartamentos turísticos, no protege la trama histórica de Velluters, del Mercado y del Carmen y supone una pérdida de patrimonio histórico“, alertan desde la asociación vecinal y añaden que “no detiene la degradación porque fía su desarrollo a un plazo de 20 años, regala un nuevo período de gracia de 6 años en solares que aparecieron en la riada del 57, y porque valida las más de 70 licencias de hoteles en trámite, abriendo además la puerta a transformar 50 edificios singulares y los edificios adyacentes en otros tantos hoteles“.

Las principales alegaciones que realizan al Plan Especial de Ciutat Vella son:

– pedir la paralización efectiva de la tramitación de 70 licencias turísticas para hoteles y apartamentos turísticos que están en marcha y que se aprobarán en semanas.

revisión de Unidades de Ejecución que destruyen la trama medieval del Centro Histórico protegido y que cambia el uso residencial del suelo a uso turísticos, impidiendo que haya vecindario.

– que el jardín histórico del convento de San José y Santa Teresa siga siendo de uso público.

– que no se quede desprotegido el comercio de proximidad en barrios tradicionales como los del Mercado y Velluters.

– que edificios catalogados y protegidos no puedan usarse como hoteles ni anexionarse otros edificios contiguos residenciales.

Los vecinos organizaron ayer una cacerolada de protesta en la plaza del Carmen con el objetivo de oponerse a la aprobación del PEP y señalar a los responsables políticos de un plan que “promueve la turistificación y la expulsión de residentes“. Durante la cacerolada, los vecinos mostraron su rechazo poniendo cabeza abajo a algunos de los responsables políticos del plan, como Vicent Sarrià o Joan Ribó. Mediante esta acción pretenden señalar al tripartit como culpable de la aprobación de un PEP que dejará vía libre a la turistificación del barrio. Al mismo tiempo, buscan evitar que este plan, actualmente en un segundo periodo de alegaciones, se apruebe en estos términos y acabe convirtiéndose en un mecanismo de expulsión de vecinos.

Concluyen en su comunicado, que aunque manifestó su preocupación sobre la gentrificación que sufrían algunos barrios, Joan Ribócierra los ojos ante el peligro que supone aprobar este PEP sin cambios. Seguiremos pidiendo medidas sensatas y pensadas para revertir la degradación patrimonial, económica y residencial que sufre Ciudad Vieja, el corazón de València“.

Suscríbete a nuestra newsletter