Acoge eventos internacionales como el FIB o el Rototom Sunsplash

Benicàssim amortizará en 2019 el préstamo para comprar el recinto de festivales

La operación de 3,6 millones evitará renegociar anualmente el alquiler con los 40 propietarios y le permitirá al consistorio crear infaestructuras fijas en el recinto

El recinto de festivales pasará a ser propiedad del Ayuntamiento de Benicàssim.

El Ayuntamiento de Benicàssim conseguirá amortizar este año el préstamo bancario solicitado para comprar los terrenos del recinto de festivales que acogen el FIB o el Rototom. La alcaldesa, Susana Marqués, resaltó que la buena gestión económica de su equipo de gobierno ha permitido reducir la deuda de 17 millones que tuvieron que afrontar hace ocho años cuando llegó al consistorio.

Marqués recalcó que con la compra de estos terrenos el municipio se ahorrará 400.000 euros anuales, el equivalente al pago del alquiler del suelo a los 40 propietarios, con lo que la inversión estará amortizada en una década.

Al asumir la titularidad de los terrenos, en gran parte urbanizados y adecuados para acoger los distintos eventos musicales del verano benicense, el ayuntamiento se asegura la continuidad de los mismos en un espacio próximo al casco urbano y con espacio para la acampada y el estacionamiento de vehículos. En paralelo se evita tener que estar constantemente negociando los alquileres con los dueños de ese suelo y ajustando los precios, en especial en los últimos años, en los que, apuntan desde el consistorio, “ha habido años en que se ha pagado el doble”.

La renegociación de los contratos de alquiler del terreno el verano pasado se mantuvieron abiertas hasta apenas unos días del inicio del FIB, toda vez que parte de los propietarios no estaban conformes con la cantidad que les quería abonar el consistorio. Al final, tras la negociación se pudo resolver el problema y zanjar una situación que se reproducía puntualmente desde hace ya veinte años, los mismos en los que esos terrenos paralelos a la carretera nacional 340 acogen el FIB.

Marqués apunta que la operación de crédito para comprar el terreno se amortizará este año y se cerrará el mandato con unas arcas municipales saneadas, dado “en el 2018 conseguimos amortizar los 17 millones de euros que heredamos del anterior gobierno. Ahora ya solo quedaba pendiente el préstamo para hacernos con la titularidad del recinto de festivales por 3,6 millones, cantidad que liquidaremos íntegramente dentro de este ejercicio”.

La intención de la alcaldesa y su equipo de gobierno es poder invertir en el recinto de festivales para dotarlo de las infraestructuras precisas y fijas, además de acondicionarlo para apostar por organizar grandes eventos en la localidad, que contribuyan a dinamizar la economía local, creando empleos, en especial en la etapa estival.

Cabe recordar que solo la puesta en marcha de las infraestructuras de los festivales musicales suponen la creación de más de 2.000 puestos de trabajo, con una repercusión económica en el municipio, tanto en las empresas como en las familias, “de varios millones de euros”, apunta Marqués.

Además de la consolidación de los festivales que se celebran en el municipio como son el Festival Internacional de Benicàssim (FIB) , el Rototom Sunsplash o el SanSan Festival, la adquisición de los terrenos por parte del consistorio permitirán la instalación de estructuras fijas como podría ser el pabellón multifuncional tan reivindicado por los vecinos.

Suscríbete a nuestra newsletter