La información económica de los líderes

Alimentación

El veganismo, un fenómeno social que demanda productos alternativos al mercado

Los grandes supermercados valencianos han incrementado exponencialmente la oferta de este tipos de alimentos entre los últimos tres o cuatro años

Archivado en: 

Ser vegano o vegetariano es una opción que gana más adeptos día a día. Un fenómeno social, cada vez más normalizado, que ya genera una gran demanda de productos alternativos . Así se refleja en la creciente producción y distribución de alimentos que no son de origen animal. No obstante, aún surgen dudas sobre el porqué de una tendencia “al alza” que, bien estructurada, puede llegar a mejorar la salud.

La palabra “veganismo” se incorporó en 2014 al Diccionario de la Real Academia Española (Drae) como “actitud” que rechaza “alimentos o artículos de consumo de origen animal” y que diferencia del “vegetarianismo”, que es un “régimen alimenticio” que “admite uso de productos del animal vivo, como los huevos o la leche”.

En la plataforma Google Trends, en la que un valor de 100 indica la popularidad máxima de un término, mientras que 50 y cero indican son la mitad de popular en relación el valor máximo y que no hay suficientes datos del mismo, respectivamente, los resultados que se recogen dan cuenta precisa de la evolución de este concepto también en internet.

Hace una década apenas había rastro de la palabra “vegano” entre las búsquedas de Google -con un coeficiente medio de menos de 10 sobre 100-, mientras que desde 2018 este dato en España, según el mes, siempre supera el 70 sobre 100 y ha llegado a estar en 100. Esta perspectiva se ve también en otros términos relacionados, como “veganismo”, “vegetariano”, “vegetarianismo” o “veggie” -que agrupa a todo lo anterior-, y que presentan un crecimiento parecido.

comida-veganos-alimentosprocesados

Comida procesada apta para veganos |Foto: Efe/Jorge Gil

La Comunitat Valenciana es la cuarta región en la que más búsquedas sobre este tema se realizan, solo por detrás de las Islas Baleares, Canarias y Cataluña.

El gerente de los herbolarios valencianos Navarro, José Navarro, explica a Efe que la oferta de estos productos crece porque es una tendencia “al alza” provocada por el desarrollo de internet y las redes sociales, que muestran las ventajas de consumir alimentos libres de productos químicos. Además, este distribuidor de productos ecológicos y vegetarianos o veganos recuerda que esta clase de productos tienden a ser más caros porque “se respeta” el origen y “no se explota” al agricultor, algo que la gente valora “cada vez más”.

En la distribución generalista, tanto Consum como Mercadona, coinciden en que la creciente oferta de productos vegetarianos y veganos responde, junto a su “compromiso” con el medio ambiente, a una necesidad de mercado reclamada por los clientes y que se ha incrementado en los últimos tres o cuatro años. El compromiso medioambiental al que aluden ambas compañías se basa, según argumentan a la agencia, en potenciar la producción local y de temporada.

Nuevos productos aptos para veganos, mirados con lupa

Entre los productos vegetarianos y veganos, además de tofu, seitán o tempeh, se encuentran desde sobrasadas vegetales o quesos sin lácteos hasta salchichas y hamburguesas hechas con berenjenas, pipas o guisantes.

En clave sanitaria, todo este crecimiento de oferta y demanda de productos vegetarianos no es necesariamente una buena noticia. Aitor Sánchez, dietista-nutricionista del Centro Aleris y autor del libro “Mi dieta cojea”, detalla que “parte del perfil de estos nuevos productos es poco saludable” porque son “un gesto de marketing”.

“Cuando un dietista-nutricionista diseña una dieta vegetariana y vegana lo hace con alimentos. Y punto. Sin etiquetas: metemos garbanzos, lentejas, alubias o judías”, añade Sánchez, quien indica que sustituir la carne o el pescado (fuente de proteínas) por legumbres muestra “ventajas protectoras”, ya que estas previenen más enfermedades. De hecho, apunta que “una persona omnívora frente a una vegetariana tiene que tomar las mismas frutas, verduras y hortalizas” y que lo único que cambia es la fuente proteica. También recuerda que las hamburguesas o salchichas vegetarianas y veganas son “recursos” como lo son las hamburguesas y salchichas convencionales y que, por tanto, “nunca van a estar en una dieta saludable”, por lo que agrega: “Es exactamente igual”.

Suscríbete a nuestra newsletter