La información económica de los líderes

Conflicto entre taxistas y VTC

El conflicto de las VTC podría costar 200 millones a la Generalitat Valenciana

Los taxistas preparan nuevas movilizaciones mientras que Uber y Cabify amenazan con dejar la Comunitat de salir adelante el decreto del Consell

Archivado en: 

Manifestación de taxistas bordeando el Jardín del Turia a la altura de Torres de Serrano.

La regulación de las VTC propuesta por la Generalitat podría costarle a los valencianos 200 millones de euros de indemnización. Así lo estima el presidente de Unauto VTC en la Comunitat Valenciana, Ricardo González quien explica que “cualquier modificación de nuestras condiciones de operación tendrá que pasar por una indemnización que tendrán que pagar los valencianos“.

Según expone González, el sistema de trabajo de las plataformas VTC está “blindado” durante cuatro años porque “así lo dice el real decreto de Ábalos” y cualquier modificación de las condiciones de operación significaría que la Generalitat tendría que hacerse cargo de las indemnizaciones. “Calculamos que serían de 200 millones“, apunta el presidente de Unauto VTC y señala que “llegamos a la incongruencia de que en València se va a quitar una solución de movilidad que muchos valencianos utilizan y encima van a tener que pagarla“.


La Generalitat propone una precontratación de 15 minutos para las VTC, lo que descontenta tanto a taxistas como a Uber y Cabify


Entre las líneas básicas que recoge la propuesta de la Generalitat para regular a las VTC se encuentra establecer un periodo mínimo de 15 minutos de precontratación. Un periodo que los Ayuntamientos podrán incrementar en el ámbito urbano. Además, no se permitirá la captación de los vehículos que circulen por las vías públicas en busca de clientes, sino que deberán estar en garajes o aparcamientos. Tampoco se permitirá la geolocalización.

El decreto es un calco del catalán“, asevera González para quien estas propuestas supondrían el cierre de las aplicaciones de Uber y Cabify en la Comunitat Valenciana. “Las condiciones de operación no pueden llevarse a cabo ya que el 90% de las peticiones de Uber y Cabify son en menos de 15 minutos“, explica el presidente de del patronal de las VTC. La solución, para González, pasaría por “liberalizar el sector de la precontratación” y que cada usuario “elija la opción que mejor se adecua a sus circunstancias“.

Los taxistas preparan nuevas movilizaciones

Los taxistas, también descontentos con la propuesta de la Generalitat, la cual ven “insuficiente“, han comenzado hoy sus movilizaciones colapsando el centro de València para exigir medidas que reduzcan la competencia de los VTC. El presidente de la Asociación Gremial de Autotaxis, tras una concentración ante el Palau de la Generalitat, ha acusado al Govern de “hundir al pequeño taxista, hacer expropiaciones encubiertas de licencias” y ser incapaz de “enfrentrarse a las multinacionales de VTC”.

Siete asociaciones de taxistas convocan una protesta en defensa del sector, con una cola de vehículos aparcados desde la calle Pintor López hasta la calle Xàtiva y una marcha a pie hasta el Palau de la Generalitat. EFE/ Biel Aliño

El  mismo portavoz acusó a la Consellería de Vivienda de tomarles “el pelo para que estuviéramos calladitos y no molestáramos de cara a las elecciones”. Tras afirmar que falta voluntad política, acusan al “gobierno de Ximo Puig” de pretender acabar con “el servicio público del taxi frente al beneficio de grandes multinacionales que van a reventar el mercado y provocar miles de despidos de taxistas”, para acabar preguntándose qué intereses tienen los representantes políticos que “nos están ocultando”. 

La Asociación Gremial de Autotaxis concluye en un comunicado que va a “forzar a la Generalitat” a una regulación “justa para el sector”.

Por su parte, Fernando del Molino, presidente de la Confederación de Taxistas Autónomos de la Comunitat Valenciana, señala que desde la Generalitat les han trasladado que no van a cambiar las propuestas para regular las VTC. “Nos han dicho que no nos dan nada más“, expone del Molino quien explica que la situación no puede demorarse más en el tiempo porque se acaba la legislatura.

Señala que han reducido la petición de establecer una precontratación de 12 horas a 3 horas, pero que para ellos es “un insulto” una precontratación de 15 minutos. Apunta que ante la inmovilidad de la Generalitat, las diferentes asociaciones de taxistas se están reuniendo para establecer una hoja de ruta para las movilizaciones que tendrán lugar a lo largo de los próximos días.

Suscríbete a nuestra newsletter