La información económica de los líderes

Conficto entre taxistas y VTC

El sector del taxi asumiría a los conductores de VTC despedidos

Los taxistas valencianos consideran que las amenazas de la patronal VTC de despedir a 500 trabajadores son una medida de presión "irreal" y "absurda"

Archivado en: 

Un taxi circula por las calles de valencia.EFE/ Jorge Gil

La Generalitat trasladó ayer a las asociaciones de taxistas de València y a la patronal de las VTC, la asociación Unauto, las líneas básicas que incluirá el decreto ley que regulará a las VTC. Unas medidas que no contentaron ni a unos ni a otros.

Es un auténtico desastre” porque conlleva “eliminar un competidor del taxi y que los ciudadanos no tengan derecho a elegir“, señalaba ayer a Efe la asociación Unauto. Advertían, a su vez, que este “decreto a la catalana” supondría el despido de 500 trabajadores en las empresas que operan a través de las plataformas Uber y Cabify.

Frente a estas amenazas, el sector del taxi afirma que asumiría a los trabajadores despedidos pero que considera que las declaraciones de la patronal de las VTC son mentira y tan solo pretenden presionar a la administración valenciana. “Es mentira porque ahora mismo hay 321 VTC en la Comunitat Valenciana, de las que más de 200 estaban trabajando antes de que estuvieran estas aplicaciones“, señala Fernando del Molino, presidente de la Confederación de Taxistas Autónomos.

Por su parte, Óscar Sala, secretario de Élite Taxi, apunta que “las VTC tradicionales siempre han coexistido con el taxi“. Añade que ante posibles despidos de conductores de vehículos de transporte concertado el sector los “asumiría completamente“. “Hacen falta trabajadores en el sector del taxi“, expone Sala.

A su vez, señala que las declaraciones de la patronal de las VTC son “una medida de presión irreal” y que “es absurdo” que se pueda eliminar estos servicios en la Comunitat. “Tenemos claro que no se van a ir de Valencia ni de Barcelona con un periodo de precontratación de 15 minutos“, apostilla del Molino y al igual que Sala apunta que el sector se haría cargo de los trabajadores despedidos siempre que “se sacarán el curso de capacitación“.

El punto clave es la precontratación de 15 minutos

Es la propuesta de la Generalitat de establecer un periodo mínimo de contratación del servicio VTC de 15 minutos la que más controversia crea. Para Unauto supone la eliminación de las VTC de la Comunitat mientras que para las asociaciones de taxistas es una medida insuficiente.

El punto más conflictivo es el tema de la precontratción. Están ofreciendo 15 minutos de precontratción, que nosotros entendemos que es el tiempo habitual que tarda cualquiera en llegar a recoger un servicio VTC“, expone el presidente de la Confederación de Taxistas Autónomos. Añade Óscar Sala de Élite Taxi que “no es suficiente para diferenciar los dos tipos de servicio” y que se trata de una medida “irrisoria“.

Otro punto que genera malestar entre los taxistas valencianos es el hecho de que la Generalitat tan solo regulará los servicios interurbanos de las VTC mientras que serán los Ayuntamientos los encargados de regular los servicios urbanos. “Es pasar la patata caliente a otro escalón más como ya ha hecho el gobierno“, señala Sala, y apunta que la Generalitat debería “marcar unos mínimos” para todo la Comunitat.

Es un conflicto competencial que no soluciona el problema“, expresa, por su parte del Molino y añade que  “un marco normativo tiene que ser para toda la Comunitat“.

De momento no habrán movilizaciones

Para el presidente de la Confederación de Taxistas Autónomos la propuesta de la Generalitat significa “nuevamente poner un parche que no soluciona el problema“. Advierte que de seguir en esta línea habrán conflictos en la Comunitat. “Si se deja como está, es cuestión de tiempo que el sector del taxi se movilice contra el gobierno autonómico“, asevera del Molino.

Por su parte, Óscar Sala reclama a la Generalitat más decisión a la hora de establecer un marco regulatorio para las VTC. “Tendrían que sacar más pecho y posicionarse de una forma más contundente“, apunta y añade que “de momento no vamos a hacer ninguna movilización hasta que no nos hagan una propuesta solida“.

Por último, del Molino hace un llamamiento a los taxistas para “mantener la calma por difícil que parezca” y expresa que las asociaciones siguen manteniendo un diálogo para que “realmente se solucione el problema“. “Que la gente este tranquila que el taxi como servicio publico de una forma o de otra se mantendrá“, remarca el presidente de la Confederación de Taxistas Autónomos y apunta que la solución pasa por que se “tomen medidas que diferencien claramente ambos servicios“.

Suscríbete a nuestra newsletter