La información económica de los líderes

Se establecen 30 días desde el registro de la factura hasta su aceptación

La Administración gana tiempo en el pago a los proveedores

La Conselleria de Hacienda acaba de publicar en el DOGV las instrucciones en relación con la tramitación de las facturas en la Administración pública

 / 

En virtud de dar cumplimiento a una directiva europea, el pasado 1 de abril entró en vigor una resolución del Ministerio de Hacienda por la cual, se modificaba la forma de calcular el periodo medio de pago a proveedores (PMP), esto es, el plazo en el que las administraciones están obligadas a pagar a sus deudores. Esta nueva metodología de cálculo disparó algunos de los registros del mencionado PMP.

Ahora, según consta en la resolución publicada esta semana en el DOGV por la Conselleria de Hacienda que dirige Vicent Soler, tras “la experiencia adquirida en este tiempo”, se aprueban las instrucciones en relación a cómo proceder en la tramitación de las facturas: “Se hace aconsejable una revisión a efectos de aclarar los conceptos en relación con los plazos que se establecen, con el fin de mejorar el citado indicador –PMP– y disponer de instrucciones claras y precisas sobre los plazos de tramitación de los expedientes”, indica la resolución.

A efectos prácticos y por lo que afecta a las empresas y profesionales autónomos que trabajan para la Administración, se establece ahora la posibilidad de disponer de 30 días a contar desde el registro de la factura hasta la aceptación de la misma. Con ello, podemos decir que la Administración “gana un pequeño periodo de gracia” antes de que empiece a computar el periodo medio de pago.

“La mera presentación de facturas ante un registro no determina por sí sola la existencia de una obligación económica, vencida, líquida y exigible, por lo que, una vez presentada la documentación justificativa, la Administración está obligada a aprobar los documentos”, prosigue la resolución que concreta, “dentro de los treinta días siguientes a la entrega efectiva de los bienes o prestación del servicio”.

“El plazo que transcurre desde que se realiza la prestación por parte del proveedor hasta que se da la conformidad al servicio o suministro por parte de la Administración, no computa a efectos del cálculo del periodo medio de pago a proveedores“, indica la resolución publicada esta semana.

Desde la Conselleria de Hacienda reconocen que se trata de “clarificar la norma para que los órganos gestores sepan cómo proceder a la hora de aceptar las facturas”.

“A modo muy gráfico, indican las fuentes consultadas, lo que no se puede hacer es aceptar la factura e irse de vacaciones, porque en la práctica es como si estuvieses consumiendo días de devengo, días de PMP. Este margen permite ajustar la aceptación de la factura al interés contable de la Administración”.

No obstante, desde la Conselleria de Hacienda entienden que en la práctica no va a suponer ningún retraso en el pago real a proveedores porque se mantiene la fecha de nacimiento de la obligación, “y esto, no cambia en relación con la fecha de aceptación de la factura”. 

El problema de base, según la Conselleria de Hacienda es la falta de ingresos de la Comunitat Valenciana, la infrafinanciación a la que se ve sometida: “esto hace que tengamos que ajustar y aprovechar la poca oportunidad que nos da la norma para ser muy eficientes desde el punto de vista contable”.

Eficientes en la gestión de la tesorería

De hecho, desde la Conselleria reiteran que su prioridad se ha centrado en “hacer una gestión exquisita” en el Pago Medio a Proveedores, no solo porque, el incumplimiento del máximo legal del periodo fijado en 60 días, podría llevar a que las cuentas de la administración autonómica fuesen intervenidas por parte del Ministerio; sino “porque sabemos que detrás de los proveedores hay familias”.

Además, reconocen que los seis primeros meses de cada año son los más complicados, porque “no hemos conseguido que el Ministerio de Hacienda –ni el anterior ni el actual– calendaricen los ingresos, por lo que no nos es posible trabajar con una planificación tesorera; ya que hasta el mes julio no nos llega la partida de financiación autonómica, lo que nos obliga constantemente a ir demandando anticipos de lo que nos corresponde”.

Con todo ello, el propósito del Consell es reducir el periodo de PMP de la Comunitat, que según los últimos registros, se situó en el mes de noviembre en 52,01 días, un dato que mejora los 58,01 días de octubre, pero que se mantiene muy por encima de la media del conjunto de España, de 33,24 días.

Suscríbete a nuestra newsletter