La información económica de los líderes

Soler urge al Gobierno que aborde la reforma de financiación autonómica

El periodo de gracia parece que ha llegado al límite. Tras meses de cautelas y de bordear lo que ha sido la principal reivindicación de la legislatura, el cambio de modelo de financiación autonómica, hoy el conseller Soler ha desempolvado el espíritu combativo y ha urgido a que la reforma “se lleve a cabo ya”.

“Hablo -ha declarado- desde el sentimiento que supone ser la autonomía peor financiada de España y que los servicios básicos y el estado del bienestar, que engloba la sanidad, la educación y la dependencia, dependen básicamente de los recursos”.

Soler ha añadido que “no podemos permitirnos dilatar el tema ni un solo día”, al término de la reunión del Comité Preparatorio, de Impulso y de Seguimiento de la Conferencia de Presidentes, en el que se ha hecho balance del grado de cumplimiento de los once acuerdos de la Conferencia alcanzados el pasado 17 de enero.

Aunque ha reconocido que el lugar no era el más adecuado para hablar de financiación autonómica, ha subrayado que “si eso no se soluciona difícilmente podremos avanzar”. 

Soler ha recordado que la última conferencia de presidentes en enero de 2017 “y ahí el que fuera presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, prometió que el 31 de diciembre de 2017 tendríamos un nuevo sistema de financiación. Cosa que no pasó. Es cierto que se inició y se desbloqueó la negociación, pero no se ha concluido”.

Para el conseller de Hacienda, “en la Comunitat Valenciana estamos en una etapa en la que hemos logrado que la gobernanza sea lo más transparente posible y que la honestidad defina nuestra gestión. Pero lo que necesitamos son más recursos. Más recursos para rebajar la ratio de alumnos por aula, para disminuir las listas de espera, para aumentar las familias con ayudas a la dependencia o para hacer una política firme en vivienda social frente a los desahucios”.

Soler ha añadido que “también para hacer políticas económicas, especialmente en un momento en el que la pyme valenciana necesita de la colaboración de los poderes públicos para hacer el gran salto hacia un mundo globalizado y en el que hemos de transformar el modelo productivo. El dinero del contribuyente ha de servir también para ayudar a cada una de esas empresas porque eso se retorna en forma de mejores condiciones laborales, empleo de calidad y competitividad”.

Por último, el conseller ha recordado que todas las autonomías están infrafinanciadas. “Unas más que otras, pero todas tienen un déficit de recursos. En el caso de la Comunitat Valenciana somos, junto con Murcia, la peor financiada de España. En algunos casos la diferencia per cápita de recursos entre comunidades alcanza el 30%, unos 800 euros por persona”.

Suscríbete a nuestra newsletter