La información económica de los líderes

Precariedad laboral para los jóvenes abogados

“El uso de falsos autónomos está extendido entre los abogados”

La abogada del Icav, Ester Sanchís, señala que estas practicas están normalizadas y que no hay denuncias al respecto en València

Archivado en: 

Los jóvenes abogados se enfrentan a una dura realidad cuando acaban sus estudios de grado. El mercado laboral que encuentran está repleto de ofertas que los obliga a darse de alta como autónomos y mantener una relación laboral irregular con los despachos donde son contratados.

El uso de falsos autónomos está extendido en nuestra profesión“, expone Ester Sanchís, sexta diputada del Ilustre Colegio de Abogados de València (Icav) y responsable de la sección de jóvenes abogados. “Cuando los estudiantes van a buscar trabajo en los distintos despachos se les ofrece que se den de alta en la mutualidad o en la seguridad social y que trabajen para ellos“, explica Sanchís.

Estos jóvenes letrados entran a trabajar en los despachos de abogados y se les facilita los materiales, se les fija un horario laboral y los clientes a los que ofrecen sus servicios son los del bufete. “A cambio se les da una cantidad inicial de 500 o 600 euros“, apunta la abogada del Icav, quien añade que a pesar de tratarse de una relación laboral “lo que tienen es un contrato de colaboración o mercantil, pero nunca uno laboral“.

Los pequeños y medianos despachos son los que más utilizan falsos autónomos

Según señala Sanchís, estas “relaciones laborales encubiertas” se dan sobre todo en pequeños y medianos despachos, lo que implica que exista una “competencia desleal” entre aquellos que regulan correctamente a los trabajadores y aquellos que utilizan falsos autónomos. “El único gasto que tienen los despachos es el de la factura que se les hace por esa colaboración“, señala la sexta diputada del Icav.

Apunta que a las grandes firmas de abogados se les obligó a regularizar a los trabajadores. “Los grandes despachos sí que tuvieron en su momento una inspección laboral y tienen esa relación laboral“, expone Sanchís. Sin embargo, los pequeños bufetes escapan a la regulación y mantienen estas prácticas fraudulentas.

No hay denuncias de estas prácticas en València

Pese a lo extendido de estas prácticas no se tiene constancia de denuncia alguna en València. “A nosotros no nos constan denuncias ni procedimientos legales abiertos de estas prácticas“, señala Sanchís y añade, “es sabido en la profesión que muchos están en esa situación, pero vas a denunciar tú al compañero de al lado…“.

No hay ninguna denuncia por parte del letrado que está en esa situación porque o acepta esa situación o no hay trabajo“, lamenta la abogada del Icav. Apunta, a su vez, que estas prácticas no se dan tan solo entre jóvenes abogados y que suelen alargarse en el tiempo. Para Ester Sanchís, la solución pasa por reforzar las actuaciones de Inspección de Trabajo. “Hay muchos compañeros que podían tener los derechos de una relación laboral y no los tienen“, concluye.

Upta alerta que el uso de los falsos autónomos está extendido en muchos sectores

Por su parte, Javier Pastor, secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos del País Valencià (Upta-PV), señala que el uso de falsos autónomos en el mundo de la abogacía está extendido más allá de los jóvenes y expone que es una práctica asumida y normalizada por el sector. “Los tienen como pasantes y cobran una miseria“, indica Pastor.

Añade que el uso de falsos autónomos se da en múltiples sectores como el de la construcción, en medicina e incluso en el de la comunicación. “Está más extendido de lo que nos imaginamos“, advierte el secretario general de Upta PV.

Expone que es “complicado” detectar todos los casos de falsos autónomos pero que se debe realizar un esfuerzo para ir “saneando” a los distinto sectores y regularizar a los trabajadores. Por último, apunta que no hay denuncias de estas prácticas, por ejemplo entre los abogados, porque “la gente tiene miedo a perder su trabajo“.

Suscríbete a nuestra newsletter