La información económica de los líderes

El comité ejecutivo de AVA-Asaja hace balance del 2018

AVA-Asaja pide mayor control de las fronteras y prohibir la venta a pérdidas

 / 

“Un año desastroso y ruinoso“, así ha calificado Cristóbal Aguado, presidente de AVA-Asaja el 2018. “El comportamiento muy irregular del clima que se ha traducido en una elevada siniestralidad. La acumulación de episodios de heladas, pedrisco, viento, así como un otoño especialmente lluvioso han provocado cuantiosas pérdidas en los cultivos y en las infraestructuras agrarias”, ha destacado Aguado, quien ha cifrado los daños acumulados a lo largo de 2018 en 200 millones de euros.

En lo que respecta a la presente campaña citrícola, “los precios para el agricultor están siendo para llorar”, de ahí el malestar y las protestas del campo que llevó al Ministerio de Agricultura a retirar 50.000 toneladas de cítricos para descongestionar el mercado y propiciar una mejora de la coyuntura. Para Aguado, esta decisión, a pesar de ser positiva, “llegó tarde y fue insuficiente: se deberían haber retirado 250.000 toneladas desde el principio de la campaña”.

No obstante, critica que la medida se llevara a cabo con cargo a los fondos operativos de Bruselas, por lo que  considera imprescindible una implicación presupuestaria del ministerio y de la propia conselleria para sufragar otras medidas: “si no se toman más medidas, entenderemos que no hay verdadera voluntad de apoyar al agricultor y ayudarlo a mantener las tierras de cultivo”, ha reiterado Aguado en la comparecencia de balance del año junto a su comité ejecutivo –Celestino Recatalá, Bernardo Ferrer, Juan Salvador Torres, Miguel Minguet y Jenaro Aviñó-.

Lamentan asimismo que el acuerdo sobre la Directiva de la UE contra las Prácticas Comerciales Desleales en el sector agroalimentario deje fuera la inclusión de la venta a pérdidas en la lista de prácticas abusivas. Por ello, valoran positivamente, la reciente ley aprobada por el parlamento francés que establece la obligatoriedad de adquirir los productos agrarios por un precio superior al coste de producción. Pero para Aguado, ello debería ir unido a una Agencia Europea que realmente vele por establecer dichos costes y por controlar el cumplimiento de los acuerdos. “Si a esto añadimos una cobertura por parte de los seguros agrarios, estoy convencido de que muchos jóvenes volverían al campo, porque ayudaría a que los agricultores no perdieran dinero en exceso, como lo están haciendo ahora”, ha indicado el representante agrario.

En este sentido, el presidente de AVA  ha pedido que “Valencia, Madrid y la Comisión Europea se acerquen al sector, lo pisen” y elaboren una “ley de cadena alimentaria” que “sea eficaz y garantice un precio justo a los agricultores”.

Por otra parte, AVA-Asaja considera inaceptable, que los cítricos no han sido incluidos en el listado de vegetales de alto riesgo que ha elaborado la Comisión Europea para aumentar la vigilancia de las importaciones de terceros países. Precisamente, considera Aguado que en las importaciones foráneas, se han introducido o pueden introducirse algunas de las plagas más dañinas, como el Cotonet de les Valls o el greening.

“Los puertos son auténticos coladores de enfermedades: por ahí han entrado muchas como la avispilla del almendro o la xylella fastidiosa -que abarca ya 101.003 hectáreas afectadas en la Comunitat-”, sostiene Aguado. Para evitarlo propone una “agencia de coordinación europea de control de la seguridad sanitaria de las aduanas” que, al mismo tiempo, sería un freno frente al “lobby sudafricano”. 

Respecto a los acuerdos comerciales, las concesiones otorgadas a Sudáfrica y a otros países, están siendo “nefastas” para la citricultura valenciana. “En estos momentos no existen reglas de reciprocidad, y de esta forma no es posible competir en el mercado con las mismas garantías”, ha insistido Aguado. Para el presidente de AVA, no “puede comprar Bruselas y dejar en manos de cada país la venta, la negociación de las exportaciones. Esto nos perjudica y nos hace débiles”.

Y ello, por no hablar del veto Ruso, al que califica de “estafa” por parte de la UE al no haberse cerrado nuevos protocolos de exportación que lo compensen. Por ello reclama, personal experto en el sector citrícola en la Oficina de la Representación Permanente de España ante la Unión Europea para promover y defender los intereses de los citricultores españoles y valencianos en el proceso de toma de decisiones que afecten a este sector.

Respecto a la Ley de l`Horta y a la de Estructuras Agraria de la Conselleria de Agricultura;, lamenta que no hayan sido consensuadas y que por tanto, no se hayan recogido muchas de sus opiniones. Considera además que su presupuesto es insuficiente, incluso en la Ley de l`Horta, la organización considera que limita la actividad agraria en determinados aspectos.

A pesar de que una de cada 5 hectáreas están abandonas en la Comunitat, Aguado ha defendido que esta mantiene su “potencial agrario en España, por la capacidad productiva de los agricultores valencianos”. No obstante, cree que el campo valenciano está perdiendo “muchísimas oportunidades de futuro” y todo pasa por la rentabilidad, ha indicado Aguado.

Sobre la PAC, ha dicho que no “contempla la agricultura mediterránea” por lo que solo el 60% de los agricultores valencianos son potenciales receptores de ayudas “testimoniales”.

Aguado, advierte de la desaceleración económica en Europa que afecta al consumo de la fruta y de la menor demanda de cítricos a causa del retraso en la llegada del frío, pero ha hecho un llamamiento a los agricultores para que se mantengan firmes en la negociación de los precios de los cítricos en la segunda parte de la campaña. Por otro lado recuerda, que en el último año, los daños provocados por la fauna salvaje se situaron en torno a los 26 millones de euros.

 

Suscríbete a nuestra newsletter