La información económica de los líderes

Las viviendas pasarán a régimen de alquiler asequible

El Consell invierte 1,2 millones en acabar tres edificios del centro de València

Son parte del plan de reactivación de promociones que fueron paralizadas en la anterior legislatura

La consellera María José Salvador visita el solar de una vivienda inacabada en la Plaza del Árbol de València. | E3

La consellera de Vivienda, María José Salvador, ha destacado “el esfuerzo del Consell por acabar viviendas que fueron paralizadas por el anterior ejecutivo valenciano para ofrecerlas a los ciudadanos por medio de un alquiler asequible”, durante su visita a los edificios de la Plaza del Árbol 2 y la Plaza Coll-calle Bisbesa del centro de València. Junto con las obras del edificio de la Calle Tejedores, suponen una inversión total de 1,2 millones de euros.

Salvador ha explicado que estos tres edificios, propiedad de la Entitat Valenciana d´Habitatge i Sòl (EVha), forman parte del plan de reactivación de promociones de edificación que fueron paralizadas por falta de planificación. Este plan supone la reanudación de un total de ocho edificios en varios municipios de la Comunitat, con una inversión de 6,3 millones de euros, para ampliar el parque de vivienda protegida de alquiler asequible en 111 viviendas más.

A ello hay que sumarle el reciente compromiso alcanzado con el Ministerio de Fomento para que colabore en la financiación para terminar de construir un edificio de 184 viviendas en el barrio de La Torre de València, que se dejó inacabado hace ya una década.

La consellera ha recordado que, tal y como dijo hace unos días el president de la Generalitat, Ximo Puig, “el impulso al derecho a la vivienda es una realidad que se demuestra con hechos concretos, como la reactivación y finalización de promociones de vivienda que quedaron a medio construir debido a una mala gestión y que próximamente pondremos a disposición de los ciudadanos”.

Salvador ha asegurado que este Consell tiene “la firme voluntad de marcar un antes y un después en la política de vivienda” de la Comunitat porque considera que tener acceso a una vivienda “es una condición previa a toda vida digna, sobre lo cual la sociedad y sus representantes deben asumir responsabilidades”.

Las viviendas pasarán a régimen de alquiler asequible y también se les aplicará la resolución de la Conselleria de Vivienda que establece criterios sociales que priorizan a aquellos colectivos con mayores dificultades como víctimas de violencia de género, afectados por un desahucio derivado de una ejecución hipotecaria, personas con discapacidad, entre otros casos.

“Todas estas actuaciones confirman que la vivienda protegida se ha situado en primera línea de acción de este Consell a través de importantes inversiones y aplicación de medidas que ayudan a movilizar las viviendas de la Generalitat que estaban paralizadas”, ha concluido.

Suscríbete a nuestra newsletter