La información económica de los líderes

Resultados del acumulado del año hasta septiembre

El Puerto de Alicante duplica el número de cruceristas y aumenta beneficios

El Consejo de la APA abre un nuevo frente con el Ayuntamiento con la concesión para instalar una gasolinera junto a Casa Mediterráneo

 / 

Reunión del Consejo de Administración de la APA celebrada ayer. |E3

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Alicante repartió ayer buenas y malas noticias. Por un lado, se dieron a conocer los resultados del tercer trimestre del año que dejan datos positivos en el ámbito de los pasajeros de cruceros. Por otra, la APA ha vuelto a sembrar una polémica a cuenta de la instalación de una gasolinera en la zona sur, próxima a Casa Mediterráneo.

Aunque se trata de cifras modestas, la mejor cara de las estadísticas la encontramos en el importante aumento en los pasajeros de cruceros. En el tercer trimestre se registró el paso de 22.500 cruceristas, lo que supone que en el acumulado del año se alcancen los 70.234 turistas. Estamos ante una subida del 47% respecto a los primeros nueve meses de 2017.

Las cuentas arrojaron en el acumulado del año -hasta septiembre- un aumento de beneficios del 11,9% respecto al mismo periodo de 2017. El puerto alicantino se ha situado en un positivo de 1.363.353 euros frente 1.218.758. Este resultado se obtiene a pesar de una reducción del 3,7% en los ingresos. Su origen se encuentra en la disminución en el tráfico de clinker y en la reducción de la tasa a la mercancía prevista en los presupuestos generales del Estado para 2018, gracias a una reducción de los gastos y a una menor necesidad de provisiones por saneamientos, según los datos facilitados por la APA.

Concesión para instalar una estación de servicio

Por otra parte, el tema que ha levantad ampollas es la autorización para reanudar la concesión, otorgada en junio de 2014, a favor de Repsol Comercial de Productos Petrolíferos, que le permitía instalar una estación de servicio en una parcela en la zona de poniente del puerto de Alicante. Según fuentes del puerto, se trata de un terreno a final de la avenida Óscar Esplá, es decir, junto a la Casa del Mediterráneo.

En 2015, la Autoridad Portuaria decidió dejar en suspensión esta concesión, pues los estudios sobre el estado del terreno concluyeron que existía una afección por hidrocarburos que era imprescindible sanear y recuperar. Según la documentación del puerto, el proyecto de recuperación lo abordó CLH, anterior concesionaria de los terrenos y, de nuevo, fue sometido a validación de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, organismo competente en esta materia.

Tras cumplir las condiciones establecidas por la Dirección del Puerto, el pasado 10 de abril Repsol solicitó la reanudación de la concesión con la finalidad de iniciar los trabajos de construcción de la estación de servicio.

La propuesta podría haber pasado sin problemas hace unos meses. De hecho, la zona sur de Alicante cuenta con una gasolinera ya a pocos más de 300 metros en la misma avenida de Elche, próxima a viviendas y un centro educativo. Sin embargo, la crisis abierta a raíz de la instalación de los depósitos de combustible ha supuesto una polémica en la que todos los grupos políticos mostraron su oposición.

Casualmente, la APA publicaba ayer en su web la documentación relativa a este expediente que se ha sometido a información pública durante 20 días, tal y como recogió el BOP.

Otros asuntos

Por último, el Consejo también informó de que el pasado día 30 de octubre finalizó el plazo para presentar ofertas para la subasta, que debía celebrarse ayer, de la réplica del Santísima Trinidad, sin que se haya presentado alguna. Se abre, pues, el plazo de un mes para que la famosa y conocida embarcación pueda ser enajenada mediante un trámite de adjudicación directa.

Además, se aprobó la instalación de una planta de cría y pre engorde de peces alevines en las parcelas DP-2 y DP-3 de la Dársena Pesquera, con un total de 12.480,69 metros cuadrados. Este espacio servirá para abastecer granjas marinas de lubina y dorada en el litoral Mediterráneo. Esta autorización es de un plazo de tres años.

Suscríbete a nuestra newsletter