donde comprar cialis sin receta en buenos aires cialis generico madrid en mano comprar viagra foro comprar viagra legalmente

La economía valenciana crecerá el 2,5 %, pero el gasto autonómico lo hará casi un 10 %

El Consell presenta un proyecto de Presupuesto típico de año electoral

Hay más de 2.200 millones de ingresos presupuestados, pendientes de decisiones del Gobierno central

Archivado en: 

Soler y Oltra muestran los prespuestos (Foto EFE | Biel Alino)

Mónica Oltra, vicepresidenta del Consell, y Vicent Soler, titular de Hacienda, definieron perfectamente en su comparecencia ante los medios informativos, el proyecto de Presupuestos de la Generalitat entregado minutos antes al presidente de Les Corts. “Es el último proyecto de Presupuestos de la Generalitat de esta legislatura, y también el primer proyecto de Presupuestos de la próxima”. En efecto, es un proyecto de Presupuesto típico de año electoral.

En las previsiones económicas en base a las cuales se supone que se ha elaborado este proyecto presupuestario, se dice que la economía española (PIB) crecerá el año pró-ximo un 2,4 %, y el conseller Soler indicó que la valenciana lo hará un poco más, el 2,5%.

presupuesto típico

Foto Efe | Biel Alino

Pese a tales cifras, las previsiones de gasto contempladas por la Generalitat para 2019 crecen el 9,9 %. Tal vez por eso el conseller Soler calificó como “keynesiana” y “anticíclica” la política presupuestaria que reflejan estos Presupuestos.

Y ello sin incluir en el total de gastos la partida de amortización de la deuda, que supondrá el año próximo más de 5.280 millones de euros (con un crecimiento de 627 millones, 13,5 %, sobre 2018). El total de la carga financiera que soportan las cuentas autonómicas (lo que se conoce como Servicio de la Deuda), supone el 26,1 % del total. Uno de cada cuatro euros que pagará el Consell en 2019 será para amortizar deuda vencida.

Ingresos “reivindicativos”
De nuevo este año el proyecto de Presupuestos se ha realizado incluyendo en los Ingresos la partida “reivindicativa” de 1.325 millones de euros, no soportada con ningún otro argumento contable, que la voluntad política de “mantener la calidad de los servicios públicos fundamentales y acercarnos a la media de financiación ‘per cápita’ de otras comunidades autónomas”.

Dado que en estos momentos ya se sabe, porque así lo ha dicho Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, que la modificación del sistema de financiación autonómico no está en la agenda de lo que queda de legislatura nacional, es evidente que esos 1.325 millones no aparecerán a lo largo del próximo año y habrá que incrementar el endeudamiento de la Generalitat vía crédito extraordinario del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

Pero es que, además, en las previsiones de Ingresos del proyecto de Presupuesto se incluyen, entre otras, tres partidas, que en total suman 897 millones de euros, y cuya materialización va a depender de lo que en su caso decida el Gobierno central: 250 millones de compensación por el nuevo modelo de liquidación del IVA a las autonomías; 303 millones que el Consell reclama al Gobierno en concepto de financiación finalista para dependencia; y 344 millones de “deuda histórica” de Fondo de Garantía Asistencial a los desplazados de otras comunidades autónomas que realizan gasto sanitario en la Comunidad Valenciana.

El cobro, o no, de esas tres partidas dependerá de la capacidad de presión y negociación con los Ministerios correspondientes, pero el Ingreso ya está imputado en el Presupuesto de la Generalitat para 2019.

Presupuestos “sólidos” y “abiertos”
Otro aspecto interesante de la presentación del proyecto presupuestario fueron los calificativos que dichos Presupuestos recibieron de los dos protagonistas de la comparecencia ante los medios informativos.

Mónica Oltra, líder de Compromís, los calificó de Presupuestos “sólidos”, y desde su perspectiva sin duda lo son, toda vez que el gasto autonómico crece cerca de 1.500 millones de euros de un año a otro, siempre olvidándonos de la parte financiera: de 15.200 millones en 2018, a 16.700 millones en 2019.

Habrá que ver qué pasa con el endeudamiento de la Generalitat el cerrar las cuentas autonómicas de 2019, teniendo en cuenta que el Servicio de la Deuda es ya la segunda Conselleria de la Generalitat, tras Sanidad, por el volumen alcanzado.

Vicent Soler calificó los Presupuestos de “abiertos” y argumentó tal adjetivo en la posibilidad que Ciudadanos podría haber abierto, para que el Gobierno aumente su techo de déficit en dos décimas de PIB. Si finalmente en los Presupuestos del Estado el Gobierno forzase su política de gasto, el Consell tendría la posibilidad de incrementar también aún más su gasto; en más de 230 millones de euros.

De hacerse realidad esto, una parte significativa de esa mayor posibilidad de gasto se emplearía en reducir el montante de las facturas sanitarias reconocidas pero no contabilizadas, que en estos momentos ascienden a unos 600 millones de euros, “mil millones menos de los que había hace tres años, cuando llegamos al Consell”, sentenció Soler.

En caso de producirse una tercera hipótesis -que el Gobierno sea incapaz de sacar adelante los Presupuestos del Estado para 2019-, en respuesta a preguntas de ECONOMÍA 3, el conseller de Hacienda afirmó: “es una situación contemplada por la legislación vigente: atenderemos las obligaciones contraídas hasta donde podamos, garantizando hasta final de año los pagos más básicos, como salarios, y el resto pasaría a gasto del ejercicio siguiente”.

Las inversiones, 1.610 millones, la partida que más crece: 44 %

Las inversiones (Operaciones de Capital en lenguaje presupuestario) es la partida de mayor crecimiento porcentual (44 %), en el proyecto de Presupuestos de la Generalitat para 2019: de 679 millones de euros en 2018, a 1.610 millones el año próximo.

Algunos de los destinos de esos 1.610 millones son el Plan Estratégico de la Industria Valenciana (PEIV), con 35 millones; fomento de las energías renovables (13 millones); las nuevas líneas de financiación a empresas por parte del IVF (casi 76 millones); y la puesta en marcha de un Plan de Saneamiento de Municipios endeudados (10 millones).

Algunas medidas que se financiarán con los Presupuestos de la Generalitat para 2019 y que beneficiarán a los sectores más desfavorecidos son ampliar la eliminación del copago farmacéutico a los titulares de rentas inferiores al Salario Mínimo Interprofesional, destinar un 20% del gasto de Sanidad a la atención primaria y salud mental, acelerar el Plan Edificant para eliminar los barracones escolares (cerca de 290 millones de euros), ampliación de la red de centros escolares para alumnos de 2-3 años, elevar hasta 120.000 el número de familias que se beneficiarán de la Renta Valenciana de Inclusión (esto supondrá un gasto de 1.500 millones), duplicar a inversión (de 20 a 40 millones) para vivienda social, y habrá una nueva convocatoria del programa Avalem Joves para favorecer la contratación juvenil.

Con este tipo de políticas, la Generalitat destinará cada día de 2019, casi 38 millones de euros al considerado como gasto social: “18,2 en Sanidad, 14 en Educación, 4,2 en Igualdad y Políticas Inclusivas, un millón en Empleo y 450.000 euros en Vivienda”, afirmó Vicent Soler. En total, 13.818 millones de euros, “la mayor dotación destinada a gasto social en la historia de nuestra autonomía”.

En cualquier caso, estas cifras se relativizan cuando pensamos que, desde el punto de vista de tipos de gasto, de los 16.700 millones de Presupuesto de la Generalitat sin incluir operaciones financieras, casi 6.230 millones (más del 35 %), es para el pago del personal, con un crecimiento respecto al año anterior de casi el 7 %. Los gastos de funcionamiento superan los 3.400 millones y las transferencias corrientes a ayuntamientos y otros organismos totalizan 4.935 millones.

Por Consellerías, en 2019 serán cuatro los departamentos de la Generalitat los que superarán los mil millones de gastos: Sanidad (6.435 millones), Servicio de la Deuda (5.162 millones), Educación (4.780 millones) e Igualdad y Políticas Inclusivas (1.528 millones). De estas cuatro áreas, es precisamente esta última, la que lidera Mónica Oltra, la que mayor incremento porcentual registra: 14,2 %.

Suscríbete a nuestra newsletter