El presidente de Anffecc es optimista y espera que el sector crezca un 11%

El presidente de Anffecc es optimista y espera que el sector crezca un 11%

Joaquín Font de Mora llega a la presidencia de la Asociación Nacional de Fabricantes de Fritas, Esmaltes y Colores Cerámicos (Anffecc) con el objetivo de mantener la tendencia positiva en un sector que ha visto crecer la facturación en los últimos años y empieza a superar la crisis. En ese contexto Font de Mora es moderadamente optimista con la situación del sector, que podría alcanzar un crecimiento similar a finales de año, del que obtuvo en el 2017, en torno al 11 por ciento.

El recién elegido presidente de Anffecc, no duda en pedir más diálogo a la Administración  a la que insta a poner en práctica medidas que ayuden a mantener la competitividad frente a países con más apoyo institucional.

Entre las prioridades de Font de Mora están “por encima de todo, defender los intereses de Anffecc ante las distintas administraciones. A partir de esta premisa, soy consciente de que uno de los objetivos a resolver está vinculado a la energía, dada nuestra dependencia de los precios de los combustibles. En cuanto a la electricidad, existe un déficit de potencia en algunas zonas industriales que es un dolor de cabeza para muchos asociados y que hay que solucionar con la Generalitat Valenciana”.

El capítulo de la especialización de los futuros profesionales es otra de las demandas del responsable de la Anffecc que considera que “debemos  abordar con la Administración la necesidad de adaptar la formación de los trabajadores a las demandas de las empresas”.

A la Administración también la reclama “la mejora de las infraestructuras” y reitera la defensa de “los corredores Mediterráneo y Cantábrico”

Font de Mora muestra su preocupación por la evolución del precio de las materias primas que se utilizan en la producción. “Incrementos que pueden dispararse hasta el 170 por ciento los costes y obligan al sector a trabajar en dos sentidos fundamentales: por un lado, la investigación para poder encontrar nuevas materias primas que sustituyan a las que se encarecen en función de las demandas del mercado. Por otro, poder compensar estos costes de forma, que repercutan lo menos posible en el precio de venta de sus productos”.

El presidente de la Anffecc considera positiva la estabilidad económica y política y más para abordar problemas de abastecimiento energético algo a lo que es sensible el sector.

En el apartado económico las subidas de impuestos también preocupan en el sector, “que demanda políticas fiscales uniformes. Porque el anuncio de una posible subida de impuestos no da tranquilidad; como tampoco es bueno el cambio de normativas de un año para otro, o de una institución a otra, tampoco. Es preciso, que los gobiernos lleguen a acuerdos para que las normativas sean las mismas en todos los territorios, y para que los problemas que atraviesan las empresas se puedan poner en una mesa de diálogo”.

Font de Mora también asiste a los movimientos de compra y absorción de empresas del sector por multinacionales o fondos de inversión internacionales. “La llegada de  los grupos de inversión que se han centrado en el sector de las fritas y esmaltes es bueno. Eso quiere decir que desde los fondos de inversión hay datos para confiar en que el sector va a evolucionar positivamente y a medio plazo. Y esos datos son positivos para Anffecc, sobre todo, porque se valora el hecho de que somos empresas  con tecnología puntera, lo que le nos otorga un valor añadido”.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.